30 de marzo de 2017

Aprender a recibir con generosidad

Cuando me aplauden después de una conferencia trato de recibir el reconocimiento y el cariño de la gente con mucha generosidad. Cuando empecé a dar conferencias, talleres o clases pues me daba vergüenza y me ponia a recoger mis cosas, a cerrar la compu, a esconderme tras la mesa, deseando que acabase todo rápido. Pero un dia vi a Rocío Jurado recibir su última lluvia de aplausos en la última canción que cantó antes de morir, y me quedé maravillada con su generosidad. Estuvo largos minutos recibiendo el amor del público y devolviendolo con los brazos abiertos, con el corazón abierto, con su mirada y su sonrisa inmensa. Y me dije, yo quiero ser también así de generosa, y deseo aprender a mantener la mirada al público, y devolver lo que estoy recibiendo para que sientan mi agradecimiento y mi cariño. 

Hoy en Zaragoza duró tanto el aplauso que casi me quiebro y me echo a llorar, porque he sentido como si recibiera todo el amor de todo este mes junto, como si la gente supiese que he estado todo el mes trabajando y viajando con mi bebé y mi familia, como un reconocimiento a todo mi esfuerzo durante estos años, como si supieseis todas de mi fortaleza y mi vulnerabilidad... Una chica me ha contado que el tiempo que estuvo atrapada sin salir del campamento saharaui, tuvo siempre cerca mi libro y le sirvió para mantener la fuerza mientras planeaba su huida a España. Y ahora estudia en la Universidad y nos hemos podido abrazar, y me he emocionado tanto... 

En fin, que quiero que sepaís que me hace muy feliz saber que mi trabajo es valioso y útil para vosotras, que os ayuda a mirar el mundo desde otra perspectiva, que os da herramientas para empoderaros, para luchar, para analizar, para fabricar herramientas que os permitan romper con el patriarcado y disfrutar más del amor. Gracias por venir, por escucharme, por leerme, por aportar en los debates, por los aplausos y los abrazos, y por darme tanto amor del bueno. ¡Os amo!

28 de marzo de 2017

La deconstrucción del amor romántico: cada vez somos más

Me hace muy feliz ver que el tema del amor romántico se ha puesto de moda, que cada vez hay más gente pensando, hablando y escribiendo sobre ello. Me encanta que ya no se considere parte del ámbito privado de cada cual y que por fin se vea que lo romántico es un tema social y político. Aún recuerdo la sorpresa con la que la Academia recibió mi deseo de estudiar el amor romántico en el año 2000 para mi investigación doctoral, y lo importante que fue para mi, al terminarla, poder convertir mi tesis feminista en un libro y compartir mis ideas en un blog que pudiese leer todo el mundo. 

Porque lo que yo quería era sacarla a la calle, y fabricar colectivamente herramientas con las que poder sufrir menos y disfrutar más del amor. Hoy recibo cientos de mails de estudiantes de master o doctorado que están investigando sobre el tema, feministas y activistas LGBTIQ que lo trabajan en sus asambleas, movimientos sociales y políticos que se sienten atraídos por la idea de que hay otras formas de quererse y organizarse. 

Creo que lo estamos logrando: somos cada vez más trabajando en la deconstrucción del romanticismo, en la tarea de separar amor y sufrimiento, de liberar al amor del machismo, y de buscar fórmulas para querernos bien y para inventarnos otras formas de relacionarnos afectiva, sexual y sentimentalmente.

#QuererseBien #OtrasFormasDeQuererse #NingúnAmorEsIlegal #LoRománticoEsPolítico 

6 de marzo de 2017

Feminismo sin etiquetas, ni dicotomías, ni jerarquías

No sé a quién se le ha ocurrido etiquetar a la gente monógama como reaccionaria y a la gente poliamorosa como subversiva y feminista. Cualquier dicotomía es patriarcal: cis-trans, hetero-lesbiana, poliamorosa-monógama. La poliamoría puede ser tan patriarcal o más que la monogamia. 

Ser cis no te convierte en machista. Las lesbianas pueden ser tan patriarcales o más que las heteros. 

Ser feminista no tiene que ver con tu orientación sexual, ni con tus apetencias, sino con tu capacidad para ser coherente, para ser honesta, y para llevar la teoría a la práctica. 

Despatriarcalizarse es un trabajo personal y colectivo que puede hacer todo el mundo, y consiste precisamente en no juzgar a las demás ni utilizar etiquetas para discriminar a la gente por su origen, nacionalidad, color de piel, orientación sexual o por su forma de amar. 

Ser poliamorosas no nos hace más modernas ni más transgresoras, ser lesbianas no nos quita automáticamente la educación patriarcal que hemos recibido ni el pensamiento binario con el que entendemos el mundo y nos relacionamos con los demás. 

El feminismo consiste precisamente en poder liberarnos de las etiquetas, las dicotomías y las jerarquías que establecen quién es mejor, quién trasgrede más, quién es más o menos feminista o qué modelo amoroso es el más subversivo. 

Vamos a liberarnos de estas nuevas opresiones, vamos más allá de las etiquetas.

15 de febrero de 2017

Que viva el amor compañero y el compañerismo amoroso

El capitalismo patriarcal nos quiere celosas, monógamas, posesivas, amargadas, miedosas,
 con complejos e inseguridades, y sumergidas en las guerras románticas. Pero el amor se
puede despatriarcalizar, descapitalizar, deconstruir, desmitificar, colectivizar y re-inventar,
y además tiene un hermoso y noble potencial revolucionario escribe, Coral Herrera.
“Somos cada vez más las que estamos apostando por el amor solidario y por el amor
compañero”, añade.
Aquelarre de osas. / Emma GascóAquelarre de osas. / Emma Gascó
Aquelarre de osas. / Emma Gascó
Publicado en Pikara Magazine

Somos cada vez más las personas que creemos que otras formas de desearse y amarse son posibles, el amor se está poniendo de moda: ya no es un asunto del que avergonzarse, ya por fin la gente entiende que no es un asunto tuyo que pertenece a la esfera de tu intimidad y privacidad. Es un asunto colectivo: lo romántico es político. Aprendemos a amar a través de la familia, la socialización, y la educación. Nos meten el romanticismo patriarcal en vena a través de la cultura: con mitos, estereotipos y roles sublimados nos explican qué es lo anormal y qué es lo normal, cómo son las mujeres y cómo son los hombres, y cómo se relacionan entre ellos.
Nuestra cultura es patriarcal, nuestra forma de relacionarnos es, pues, patriarcal. La ideología de la construcción social y cultural del amor es patriarcal y capitalista, por eso amamos todos así, y no de otra manera. La buena noticia es que el amor se puede despatriarcalizar, descapitalizar, deconstruir, desmitificar, colectivizar y re-inventar, y además creo que tiene un hermoso y noble potencial revolucionario.
En un mundo en el que la gente está presa del miedo y el odio, amarse es una forma de resistencia frente a la barbarie. Es el único remedio para luchar contra la soledad del individualismo, y es la única cura posible ante las enfermedades de transmisión social (homofobia, lesbofobia, transfobia, xenofobia y racismo, misoginia, machismo, clasismo, gordofobia, etc.).o, somos muchas los que seguimos deseando alcanzar la utopía colectiva, aquella en la que todos nos salvamos creando redes de cooperación y ayuda mutua.



Seguir leyendo: 
- See more at: http://www.pikaramagazine.com/2017/02/que-viva-el-amor-companero-y-el-companerismo-amoroso/#sthash.Jupt17aZ.dpuf

14 de febrero de 2017

Las Científicas Sociales también existimos

#LasCientíficiasSocialesTambiénExistimos 

Mi facebook se llenó de historias de mujeres para celebrar el Día de las Mujeres Científicas, pero me chocó mucho no ver historiadoras, antropólogas, filósofas, sociólogas, lingüistas, psicólogas, arqueólogas, politólogas, economistas, pedagogas, filólogas, traductoras, expertas en leyes, en literatura, en comunicación... 

Las científicas sociales también existimos, también aportamos a la sociedad con nuestros conocimientos, también investigamos y publicamos libros y artículos, también sufrimos el machismo y la precariedad, también rompemos con la tradición patriarcal con nuestro trabajo, y no es justo que se nos invisibilice en un día en el que se pretende reconocer la labor de las mujeres investigadoras. 

¿Será que el mundo de las letras no tiene importancia tampoco en los feminismos?, ¿será que existe un Día Internacional de las Científicas Sociales y yo no me he enterado?

13 de febrero de 2017

La revolución amorosa, o es colectiva, o no será




Para construir nuevas formas de amarnos al margen del patriarcado y el capitalismo, nos hará falta mucho feminismo, y tendremos que crear nuevas redes afectivas más allá de la pareja tradicional. Necesitaremos mucha alegría de vivir, mucha ternura, empatía, generosidad, honestidad, solidaridad, apoyo mutuo, cooperación, y mucho amor del bueno. 

Crecemos mejor colectivamente: si queremos romper con la tradición patriarcal, tenemos que hacerlo todos juntos, porque unidas somos más fuertes y nos divertimos más. Cualquier formula de cambio o revolución en el ámbito de la sexualidad y los sentimientos será siempre colectiva: para que el amor no se acabe, para que podamos re-inventarlo y transformarlo, hay que desmontarlo entre todas, expandirlo, multiplicarlo hasta el infinito y compartirlo con la gente, que pueda participar el mundo entero.


La revolución amorosa, o es colectiva, o no será.

9 de febrero de 2017

Gira Coral España Marzo 2017






NAVARRA

27 de Febrero: IRUÑA-PAMPLONA

Organizan: LUNES LILAS Y ANDREA

Hora: 18.30h 

Lugar: Cicivox Condestable C/ Mayor, 2 - Iruña


28 de febrero: intervención en el Parlamento de Navarra para hablar sobre la violencia machista.




MADRID

1 de Marzo: MADRID

Organiza: Fundación Entredós

Taller-charla: Otras formas de quererse

Dirección: Calle Marqués Viudo de Pontejos, 4 
Metro: Sol, Ópera

Hora: por confirmar


Precio de la entrada: por confirmar



2 de Marzo: San Fernando de Henares, Madrid

Organiza: Concejalía de Igualdad Ayuntamiento de San Fernando de Henares

Dirección: Centro de Participación ciudadana Marcelino Camacho, Plaza de Fernando VI, s/n. San Fernando de Henares-Madrid.

Hora: 18.30 pm



3 y 4 de Marzo: Puente de Vallecas, Madrid


Lugar: c/ Montseny, 35. Metro Puente de Vallecas

Conferencia: 3 de Marzo por la tarde, 20.00 pm 

Taller: 4 de marzo, 18.00 pm  




Lugar: Librería Traficantes de Sueños, Madrid. 
c/Duque de Alba, 12. Metro Antón Martín

Plazas limitadas 



17 de marzo: Universidad Autónoma de Madrid


Organiza: Unidad de Igualdad de la Universidad Autónoma de Madrid 

Hora: de 10 am a 12 pm 

Espacio: por confirmar



COMUNIDAD VALENCIANA


7 de marzo: Universidad de Valencia 

Organiza: Unidad de Igualdad de la Universidad de Valencia

Lugar: por confirmar 

Hora: 18.30 pm



ANDALUCÍA


10 y 11 de marzo: Conferencia y Taller en Málaga. 


Hora: por confirmar 



13 de marzo: EOI Fuengirola, Málaga


Dirección: IES Fuengirola nº 1

Hora: 18.00 pm  



14 y 15 de marzo: Universidad de Huelva


Espacio y hora: 

día 14 Conferencia a las 17.30 horas en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho, Campus del Carmen.  

día 15 Taller de 10am a 14 pm en el Seminario de la Facultad de Derecho, Campus del Carmen. 




GALICIA 


22 de marzo: Allariz, Ourense, Galiza


Dirección: l Fogar dos Maiores, A Barreira, 3 Allariz-Ourense

Hora: 19.30 pm 



24 de marzo: A Coruña 


Hora: 18.00 h

Dirección: por confirmar 



25 de marzo: Taller en el Observatorio da Mariña pola Igualdade



ZARAGOZA


30 de marzo: Zaragoza 

Organiza: Unión de Juventudes Comunistas de Zaragoza 

Hora: 18.00 pm

Dirección: 




Noviembre 2017: Sevilla, Córdoba, Barcelona, Huesca, Murcia, Madrid... aún quedan fechas disponibles, si quieres contratarme puedes ver aquí mis talleres y conferencias, o escribirme a coralherreragom@gmail.com


3 de febrero de 2017

Educación para el amor desde el feminismo y la diversidad

Tenemos que proteger a las niñas y las adolescentes del mito del amor romántico. Es urgente que les demos herramientas desde la más tierna infancia para que aprendan a distinguir entre la ficción y la realidad, a cuestionar la magia del amor, a analizar los mitos desde una perspectiva crítica, a despatriarcalizar las emociones, y a construir relaciones igualitarias, sanas y bonitas. 

No es justo dejarlas indefensas frente a la ideología que les seduce y les hace creer que el amor es la salvación y la solución, y que no es el amor entre nosotras, sino el amor hacia un hombre. Porque cuando se hacen adultas siguen consumiendo fantasías románticas, y configuran sus vidas en torno a la necesidad de sentirse amadas. 

Nos pasa a casi todas. Cuando nos hacemos adultas ya no creemos en el Ratoncito Pérez ni en Papa Noel, pero seguimos creyendo que el amor nos hará felices, será perfecto, y durará toda la eternidad. Nuestros sueños y nuestros proyectos se abandonan o se dejan para después porque nosotras no somos lo importante: ponemos el amor en el centro de nuestras vidas, y en eso se nos van las energías y el tiempo, en tratar de encontrar a nuestra media naranja. 

Hay millones de mujeres en el planeta que viven en ese mundo de ilusión y decepción constante, que dependen económica y emocionalmente de un hombre, que creen que sin pareja no son nadie, que no se sienten capaces de arreglar sus problemas por si solas, que aguantan malos tratos en nombre del amor, que se sienten inferiores, que creen que obedeciendo serán más amadas, que creen que para ser amada hay que sufrir, que piensan que la felicidad está en esperar pasivamente la llegada del príncipe azul. 

Como no nos enseñan en las escuelas, luego nos hacen falta muchos años de terapia y de duro trabajo personal para poder desaprender todo lo que aprendimos con los cuentos que nos cuentan. Si nos vacunasen contra esta magia podríamos acabar con tantas decepciones y sufrimientos, tantos embarazos prematuros, tantos sueños abandonados, tantas vidas rotas, y tanta violencia machista. 

Los niños y los adolescentes también necesitan herramientas para perderle el miedo al amor, para aprender a expresar sus emociones, para desaprender el machismo que aprenden en la televisión y en la cultura del entretenimiento. 

Los niños tienen que poder defenderse de la mitificación del macho violento, necesitan otros héroes y otros modelos de masculinidad para que aprendan a resolver sus problemas sin utilizar la violencia. Los niños tienen derecho a sentirse libres para vestirse como quieran, para llorar si lo necesitan, para pedir ayuda cuando se sienten tristes, para mostrar su vulnerabilidad sin miedo a las burlas. Los niños necesitan aprender a cuidarse y a cuidar a los demás, a respetar a las niñas y a si mismos, a dejar de considerar que las niñas son seres inferiores que han nacido para amar y para servir a los hombres. 

Los niños y adolescentes necesitan herramientas para gestionar sus emociones, y para aprender a relacionarse de un modo igualitario, en horizontal, sin jerarquías y sin esquemas de dominación ni sumisión. Necesitan mucho feminismo para aprender a ser seres autónomos que no dependan de su madre o de su novia, que no necesiten criadas, que no necesiten ser obedecidos. Necesitan amar y respetar la diversidad para que cualquiera de ellos puedan amar a otros hombres sin ser discriminados. 

Necesitamos mucho feminismo en las escuelas para aprender a querernos bien, para amarnos más y mejor, para poder alejarnos del modelo tradicional del romanticismo patriarcal y sus paraísos imposibles. Por eso es tan importante aprender a pensar por nosotros mismos, con perspectiva de género y con capacidad para analizar cualquier mensaje desde la crítica, visibilizar la ideología que subyace a los contenidos mediáticos, y así desmontar todos los cuentos que nos cuentan. 

Hay que desaprenderlo todo, resistir ante el bombardeo del romanticismo patriarcal, generar espacios de ternura, libres de machismo y llenos de solidaridad, cooperación, y ayuda mutua. Reinventarnos el amor, probar otras formas de querernos, imaginar otras estructuras sentimentales para poder sufrir menos, y disfrutar más del amor. 


 .
Coral Herrera Gómez


Más artículos de Coral 

1 de febrero de 2017

El feminismo lo cura todo, también las enfermedades de transmisión social

El feminismo lo cura todo. Todas las enfermedades de transmisión social se pueden prevenir y eliminar con feminismo: el racismo, la xenofobia, el clasismo, la gordofobia, la lesbofobia, la homofobia, la transfobia, y todos los odios contra la gente diversa. 

Que el feminismo se ponga de moda: necesitamos más defensoras y defensores de los derechos humanos, de la naturaleza, de los animales. 

Necesitamos más amor, más igualdad y más diversidad: el feminismo es el mejor antídoto contra los millones de trumps que hay en el mundo.

25 de enero de 2017

Sobre la lucha contra el cáncer

Una cosa que he aprendido hoy en el facebook gracias a compañeras que tienen cáncer es que no es una batalla con vencedoras y con perdedoras. El cáncer no es una guerra, es una enfermedad que a veces se cura y a veces no, y no depende de la actitud de la persona enferma. No podemos pensar que "no luchó lo suficiente" o que aunque hizo todo lo que pudo "el cáncer venció": curarse no es responsabilidad de la persona que sufre la enfermedad. La responsabilidad si acaso podríamos buscarla en los gobiernos que no garantizan nuestro derecho a una sanidad de calidad, pública y gratuita. Esos señores que recortan son los mismos que hacen negocio con nuestros derechos humanos, por eso es tan importante entender que el cáncer es político, y que no es una batalla de cada cual. El cáncer se cura con recursos para detectar y curar, para pagar medicamentos, para pagar buenos salarios a los mejores profesionales de la sanidad, y para investigar #LosRecortesMatan #ElCáncerEsPolítico

Coral Herrera Gómez Blog

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
¡Vente con nosotras!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.