Mostrando entradas con la etiqueta Minipost. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Minipost. Mostrar todas las entradas

24 de junio de 2018

Romper con la cadena familiar del dolor



Hay que romper la cadena del dolor que se transmite de madres a hijas, de abuelos a nietos, y deshacernos del peso de los traumas que cargamos durante generaciones. Hay que acabar con los ciclos de la violencia y dejar de reproducir las dinámicas del maltrato en nuestras relaciones con los demás. Tenemos derecho a ser nosotras mismas, a viajar ligeras de equipaje, a dejar atrás al pasado, a empezar con ilusión una nueva etapa, a poner en práctica los aprendizajes de nuestras experiencias, a aprender desde el placer y no desde el sufrimiento.

Si el sufrimiento no para en algún punto, se perpetúa por generaciones. Podemos ser nosotras mismas las que detengamos la cadena del dolor, las que por primera vez en siglos no interioricemos los traumas de los demás, las que curemos las heridas abiertas para que se conviertan en bellas cicatrices. Hay que darse una oportunidad, a nosotras mismas y a los demás: podemos parar los malos tratos, y criar niñas y niños felices que no hereden de nosotros la culpa, los miedos, los odios, las carencias, las dependencias, los abusos, la explotación, el sadismo y la violencia.

Vamos a intentar acabar con las guerras, a rechazar las herencias familiares, a probar nuevas formas de relacionarnos, a aprender a expresar y gestionar nuestras emociones, a liberarnos de los viejos patrones y esquemas que no nos dejan ser felices.

Vamos a cerrar las heridas abiertas de nuestros antepasados, vamos a parar la guerra contra nosotras mismas, vamos a intentar tratarnos bien, y a querernos mucho, vamos a intentar hacer la vida propia y la de los demás más bonita. Nos merecemos mucho amor, más profundo que el océano.

Coral Herrera Gómez

22 de junio de 2018

Llenar el mundo de escuelas ecofeministas y diversas




Urge llenar el mundo de escuelas ecofeministas para niños y niñas. Ya que la educación tradicional está tardando tanto en incorporar la perspectiva de género y se resiste a incorporar a las mujeres a los libros de texto, hay que crear espacios alternativos feministas, libres de bulling, de discriminación y de violencia. Espacios educativos en los que enseñen derechos humanos, en los que se enseñe a valorar la diversidad, y a interiorizar la cultura del buen trato, la empatía, la solidaridad, el amor del bueno hacia los y las humanas, los animales y la naturaleza. 

Necesitamos escuelas ecofeministas sin jerarquías, sin competitividad, sin luchas de poder, sin fobias sociales, en las que se trabaje en horizontal y en redes para construir herramientas que permitan a las nuevas generaciones aprender a gestionar y a expresar sus emociones sin hacer daño a nadie, y a resolver conflictos sin violencia. Las niñas y los niños tienen derecho a saber sobre todas esas mujeres importantes que aportaron a la Historia de la Humanidad y que fueron invisibilizadas, y tienen que saber que muchas de ellas eran lesbianas y bisexuales, y que muchos de los hombres importantes eran gays o bisexuales.

Es urgente incorporar la educación emocional y los valores ecologistas, pacifistas, antirracistas y feministas a la educación que reciben nuestras hijas e hijos, porque en las escuelas tradicionales les enseñan a ser machistas. El bombardeo mediático es demasiado fuerte, no podemos dejarlos indefensos ante tanto odio y tantos prejuicios: necesitan herramientas para analizar con perspectiva crítica lo que les están contando, cómo se lo están contando, y lo que no les están contando. 

Vivimos en un mundo racista, machista, clasista, xenófobo, homófobo, lesbofobo, y la única manera de construir un mundo mejor es revolucionar la educación, la cultura y la comunicación. Necesitamos transversalizar el ecofeminismo en la educación tradicional, y también crear espacios de educación feminista, diversa y amorosa: llenemos el mundo de escuelas feministas.


30 de abril de 2018

¿Qué por qué violan los hombres?

Este post lo escribo en respuesta al editorial ¿Por qué violamos los hombres? que se publicó hoy en el periódico El País.

- Porque necesitan dominar y sentirse poderosos
- Porque tienen complejo de inferioridad y necesitan sentirse superiores 
- Porque son machistas y malas personas
- Porque quieren presumir de ello con sus amigos, para ser aceptados y admirados por el grupo 
- Porque necesitan validar una y otra vez su hombría, que está siempre bajo sospecha
- Porque han sido educados en la cultura de la violación, y se han reído mil veces con los chistes sobre mujeres violadas
- Porque para ellos las mujeres son un objeto, no un sujeto
Porque su masculinidad es frágil, insegura y violenta
- Porque no aceptan que una mujer les diga "No"
- Porque se creen con derecho a hacer lo que quieren, que para eso son hombres.
- Porque les han educado para que utilicen la violencia siempre que quieran, necesiten o deseen algo.
- Porque creen que muchas en el fondo de su alma lo están deseando.
- Porque creen que algunas se lo merecen, por zorras.
- Porque odian a las mujeres, o a casi todas las mujeres.
- Porque la ley está de su lado.
- Porque la prensa y los jueces les absolverán.
- Porque quieren vengarse de las mujeres (porque dejan la relación, porque no les corresponden, porque son infieles) o de otros hombres (padre, marido, proxeneta) de esa mujer
- Porque siempre han sentido miedo a la sexualidad femenina

- Porque pueden pagarlo cuando hay que pagar, y porque la policía no les va a detener en puticlubs donde pueden violar esclavas sexuales a buen precio. 
- Porque la publicidad les seduce todos los días con imágenes de super modelos tiradas en un descampado, lánguidas en un sofá, pasivas y débiles, vestidas sexys y rodeadas de violadores.
- Porque el porno que consumen está basado en la dominación de las mujeres y en la violencia machista hasta el punto de que las violaciones en grupo les parece algo "normal"

29 de abril de 2018

Las novias de La Manada







Las novias de #LaManada. Pienso mucho en las novias de los violadores sevillanos. No puedo dejar de pensar en cómo el amor nos ciega a las mujeres hasta el punto de no poder apreciar el peligro que corremos estando con un violador. Pienso en concreto en ellas porque he leído que creen que sus chicos son buenas personas. Aunque les ponga los cuernos, aunque se junte con amigos para violar y eyacular en el cuerpo de una mujer sin condón, aunque le roben el móvil para que no pueda pedir ayuda, aunque la dejen tirada y desnuda en un portal. Algunas defienden la inocencia de su novio aunque él mismo haya grabado su crimen y haya presumido de ello en su grupo de Whatssap. Imagino que alucinarán con las cientos de miles de personas que salimos a protestar el día de la sentencia, imagino que no entenderán porqué nos duele tanto la absolución de violación.

El entorno de los violadores culpabilizan a la víctima. Aplauden al violador cuando asegura que ella disfrutó mucho más que él. Las novias de La Manada, ¿Se podrán poner en el lugar de la víctima en algún momento?, ¿O creen que por culpa de ella todo el mundo llama violador a su novio, cuando en realidad lo que hicieron es una «fechoría», o una «chiquillada», cosas que hacen los chavales con novia cuando salen a divertirse?. Eso es lo que asegura el abogado y el juez: ella quiso y ahora los denuncia para hundirles la vida.

Las novias de #LaManada son como las heroínas de las novelas románticas, esas mujeres que creen ciegamente en su príncipe azul y defienden a su violador a capa y espada, creyendo que su entrega y fidelidad serán recompensados algún día. Las imagino indignadas pensando que qué injusto es que su chico sea tratado como un delincuente, y con miedo por el próximo juicio que tienen por otra violación grupal en Córdoba, porque aunque los absuelvan por violación algo les caerá por abuso. También imagino sus dudas y sus miedos, y lo que sentirán cuando algunas de sus amigas traten de hacerles ver que su novio además de machista es violento y peligroso, para ellas y para las demás mujeres. Debe de ser bien difícil estar en ese lugar, luchando por dentro y aferrandose al amor que sienten para perdonar las infidelidades, las mentiras, el machismo y para aguantar todo por amor. 

Esta es la trampa del romanticismo patriarcal en la que caen miles de mujeres casadas con puteros y violadores como los de La Manada. Unos violan gratis y otros pagando, unos a solas y otros en grupo, pero sus esposas creen que son buenas personas porque no perciben las mentiras y los cuernos como parte de la violencia machista que sufren. La dependencia emocional nos mantiene atrapadas a muchas en relaciones con machistas asquerosos y así seguirá siendo mientras nos sigan estafando con el mito del Amor romántico. 

Las novias de La Manada no son «ellas», somos nosotras. Somos muchas las mujeres que pasamos años de nuestras vidas drogadas de amor romántico, todas en mayor o menor medida hemos buscado el príncipe azul y soñamos con la salvación. Muchas de nosotras, incluidas las feministas, nos autoengañamos esperando un cambio o un milagro en relaciones en las que no hay amor. Muchas aguantamos y sufrimos por amor, nos empequeñecemos para que nos quieran, nos quedamos en relaciones en las que no nos tratan bien y no nos sentimos felices. Todas nosotras nos hemos puesto sumisas creyendo que así nos van a querer más, hemos dejado de ser nosotras mismas, nos hemos entregado de un modo total y completo al amor. El autoengaño es global: la estafa romántica nos tiene anestesiadas a millones de mujeres en todo el mundo. Así que las novias de los violadores no son ellas, somos nosotras.

Hay que liberar al amor del machismo, hay que salir de las relaciones con tíos machistas, hay que dejar solos a los tíos violentos, hay que visibilizar sus caras, nombres y apellidos para que ninguna vuelva a querer y a cuidar a tipos así.

 #MachismoMata#LoRománticoEsPolítico

17 de abril de 2018

Infancias felices para cambiar el mundo




Para cambiar el mundo, hay que empezar por la infancia: tenemos que dejar de maltratar emocionalmente a los niños y a las niñas. El planeta está poblado de adultos traumados y mutilados que sufrieron mucho en su infancia y están llenos de heridas sin cicatrizar. 

Tenemos que crear las condiciones para que todas podamos vivir nuestros primeros años de vida libres de violencia, y llenos de amor, de cuidados y de afectos. Tenemos, también, que dotar de herramientas a los adultos y adultas del futuro para que aprendan a gestionar y a expresar sus emociones, a resolver conflictos, a actuar sin hacer daño a los demás, a respetar a la gente diversa, a convivir tejiendo redes de solidaridad y amor del bueno. 

Nosotras no recibimos esa educación, y muchas no recibieron tampoco la atención, el tiempo y el cariño que necesitaban de sus seres queridos. Por eso sufrimos tantas enfermedades mentales y emocionales, aumentan las depresiones y los suicidios, y la vida se nos hace tan dura.

La única forma de salvarnos como especie es cuidar a las generaciones más nuevas para que crezcan felices. Tenemos que tratarlos comos sujetos de plenos derechos, y sobre todo, tenemos que luchar por los derechos de las mujeres para que podamos elegir libremente la maternidad, y podamos traer niños y niñas deseadas a la vida. 

Hay que luchar para que todas puedan vivir una infancia sin guerras, ni odio, ni abusos, ni explotación. Que no tengan que pasar hambre, que no sufran violaciones, castigos ni torturas, que no se mueran de frío, que no tengan que lanzarse al mar para huir de su país, que no tengan que sufrir la pérdida de sus seres queridos. 

Necesitamos aprender a querernos bien y a tratarnos bien, especialmente tratar bien a los seres más vulnerables y desprotegidos. Hay que tomarse en serio la salud mental y emocional, el bienestar,la felicidad, y los derechos de los niños y las niñas: necesitamos gente adulta sana, alegre, creativa, bondadosa, rebelde, sensible, comprometida y solidaria para crear un mundo mejor.


#QuererseBien
#SufrirMenosYDisfrutarMás
#OtrasFormasDeRelacionarnosSonPosibles
#DerechosHumanosDeLosyLasNiñas
#StopAbusoSexualInfantil
#BuenosTratos #InfanciasFelices #SaludMentalYEmocional

22 de febrero de 2018

#ParoRomántico #8M


Las mujeres haremos también huelga de amor romántico el 8 de marzo para reivindicar que queremos ser tratadas como iguales en nuestras relaciones de pareja, queremos relaciones libres e igualitarias basadas en el amor compañero.

Queremos compartir el amor, hacerlo más grande, liberarlo de toda su carga machista y patriarcal, expandirlo a la tribu y a la comunidad.

Queremos garantizado nuestro derecho a vivir una vida libre de violencia. Queremos reivindicar los amores diversos y que se respeten todas nuestras formas de amar, sea cual sea nuestra orientación sexual.

Queremos disfrutar del amor, del sexo, de los afectos en libertad. Queremos relaciones de respeto, de placer y cuidados mutuos, queremos educación sexual y emocional, queremos anticonceptivos y queremos que todas las mujeres podamos tener garantizados nuestros derechos sexuales y reproductivos.

#8M #HuelgaInternacionalDeMujeres #HuelgaFeminista #ParoRomántico #LoRománticoEsPolítico #NingúnAmorEsIlegal #OtrasFormasDeQuererseSonPosibles

13 de febrero de 2018

San Valentín 2018

Veo a muchas chicas hablando del día de San Valentín, no veo a ningún chico hablando de tan sagrada fecha, ¿será que a ellos les importa poco o muy poco, y que a nosotras mucho, o demasiado? Da qué pensar, ¿no, compañeras?, ¿nos lo miramos juntas?



9 de febrero de 2018

Las princesas unidas no necesitan un Príncipe Azul




¿Se imaginan a las princesas unidas luchando por liberarse juntas? La Cenicienta podría dejar de esperar y ponerse manos a la obra para salir de la injusta explotación a la que está sometida por su propia familia. Podría hacer amigas, y construir una red de apoyo mutuo y trabajo en equipo: alquilar una casa con varias habitaciones, buscar un buen trabajo o emprender un negocio con sus compañeras, ponerse a estudiar lo que le apetezca, impulsar mil proyectos con sus amigas, sacarse el permiso de conducir, viajar por el mundo, y dedicarse a hacer las cosas que más le gustan en la vida. ¿Qué pasaría con el príncipe Azul? Que no sería necesario.

3 de febrero de 2018

Otras formas de comunicarnos son posibles

Trash Riot 



Otras formas de comunicarnos son posibles: cuando escribo, cada vez pienso más en la gente que no sabe lo que es el feminismo, que no entiende el lenguaje académico, que no lee, que no sabe qué son los derechos humanos ni por qué son importantes. Pienso en esas mayorías que sólo ven la tele o escuchan la radio de los grandes medios de comunicación, que siendo pobres o extremadamente pobres, no tienen conciencia de clase porque no saben lo que es el proletariado ni el patriarcado ni el capitalismo, en la gente que cree que tiene que defender su religión e imponerla a los demás porque es la "palabra de Dios". 

Antes escribía largos textos con un lenguaje más denso, plagado de vocablos raros, y citas de grandes autores para ofrecer una reflexión profunda sobre tal o cual tema, y ahora intento que me entienda todo el mundo. Trato de utilizar un lenguaje sencillo y el sentido común para explicar mi análisis subjetivo sobre el mundo que habitamos, y para proponer nuevas formas de organizarnos y relacionarnos que nos permitan estar mejor a todos y a todas. 

Pero me doy cuenta de que tengo, tenemos un problema de comunicación muy grande. Aquí en Centroamérica los muros que separan a las clases sociales son enormes. Cada clase habla su propio idioma: cuando nos sentamos a hablar de temas políticos, es imposible entendernos. Es como si fuésemos de planetas diferentes; cada uno de nosotros tiene su lenguaje y los códigos que comparte con su gente, y cada burbuja de gente permanece aislada de los demás. 

Por eso la gente como yo no entendemos porqué nadie protesta en las calles, porqué la gente pobre vota a la extrema derecha, por qué tiene tanta fuerza la religión, por qué sigue habiendo tanto machismo y tanta violencia contra las mujeres. 

Una evangélica fundamentalista no entiende la lucha feminista, ni las demás luchas por los derechos humanos, no entiende porqué hay gente tan ciega que le da la espalda a su Dios. Cada uno de nosotros tiene sus fuentes de información, periódicos, blogs, canales de televisión, memés, y cada grupo crea sus comunidades virtuales y reales en los que se retroalimentan mutuamente pero no nos comunicamos con los demás, ni nos enriquecemos de la interacción con los demás. Entonces bueno, lo que sucede es que como no nos escuchamos ni podemos hablar porque no nos entendemos, nos dedicamos a insultarnos, a despreciarnos, a odiarnos profundamente, y así es como el mundo sigue siempre igual. 

Cada grupo va a lo suyo y sigue en lo suyo, siempre en permanente guerra unos contra otros, cada cual defendiendo su ideología, sus intereses,y su forma de entender la realidad. Y así seguirá siendo mientras permanezcamos en nuestras burbujas hablando nuestro idioma de gente de izquierdas, feminista, anticapitalista, antiespecista, antifascista, etc. Todo permanecerá igual mientras reine la ausencia del pensamiento crítico, mientras sigamos con las luchas de Egos, y mientras sigamos sin herramientas para comunicarnos, conversar y debatir con la gente de otros mundos. 

Los demás seguirán siendo los raros, los que no se enteran, los ignorantes, los equivocados, los engañados, los aborregados, los brutos, los enemigos a los que hay que vencer. Y seguirá todo igual hasta que no acabemos con el patriarcado, con la explotación y la violencia, con las jerarquías que crean las clases sociales. Así que los que estamos en la lucha por transformar el mundo para hacerlo un lugar mejor, podríamos empezar por hacer autocrítica amorosa, tratar de hacernos entender y establecer puentes de comunicación que nos permitan convivir en paz y llegar a acuerdos básicos para trabajar unidos por la construcción de un mundo mejor. 

No sé si esto es posible o es una ficción, lo que veo es que tenemos un problema de comunicación muy grande, y que habría que trabajarselo colectivamente, porque así no podemos seguir. El futuro de la Humanidad y del planeta están en un grave peligro.

 #OtrasFormasdeComunicarnosSonPosibles

29 de enero de 2018

Otras risas son posibles: humor sin patriarcado

Otras risas son posibles. Que digo yo, que para hacer la revolución hacia un mundo mejor tenemos que transformar también nuestro humor, que es bastante cruel. Yo sigo a grandes humoristas en twitter, y me encanta de ellxs que no utilizan chistes machistas, racistas, clasistas, islamófobos, homófobos, capacitistas, gordofóbicos, etc y tienen mil recursos para hacernos reír. 

Entonces pienso que lo mismo que hay que despatriarcalizar el amor, también hay que despatriarcalizar el humor, para que podamos reírnos todxs. ¿Cómo lo véis?  

 #HumorYAmor #OtrasRisasSonPosibles #QuePodamosReírnosTodxs

17 de enero de 2018

Utopías amorosas para todas



¿Qué tal si sustituimos al «Príncipe Azul» por «un mundo mejor para todas y todos»? Imaginen, chicas, todas nuestras energías, nuestros saberes, nuestra creatividad, nuestras habilidades, nuestra imaginación, nuestro deseo y erotismo, nuestro amor, nuestras ilusiones, nuestras fuerzas y nuestro tiempo en construir un mundo mejor.

Millones de mujeres están ahora solas sufriendo por amor, o soñando con un ser inexistente y con un modelo de pareja irreal como la salvación. Convirtamos la utopía romántica individualista en una utopía amorosa colectiva en la que quepamos toda. Imaginemos un mundo de mujeres organizadas salvándose juntas, con los pies en la tierra, peleando por sus derechos, liberándose del patriarcado, creando redes de solidaridad y apoyo mutuo, revolucionando los afectos y las relaciones, trabajando las emociones para la transformación personal y colectiva. Mujeres unidas diseñando un mundo mejor, libre de violencia, discriminación, jerarquías y explotación.

Mujeres que defienden el derecho al placer, mujeres que quieren disfrutar del amor, mujeres que quieren gozar y ser felices, mujeres que construyen sus utopías amorosas libres de dependencias y de mitos patriarcales, mujeres desobedientes y en rebeldía que sueñan con un mundo mejor.

#MujeresQueYaNoSufrenPorAmor #UtopíasAmorosasParaTodas #LaRevoluciónDelAmor #RomanticismoSocial #LoRománticoEsPolítico #AmorDelBueno #QuererseBien #Feminismo #Sororidad #DerechosHumanos #Solidaridad #BuenTrato #Igualdad #Diversidad #OtrasFormasDeQuererseYDeOrganizarseSonPosibles

16 de enero de 2018

Holocausto Femicida y negacionismo



A todos los europeos que piensan que ya hay igualdad y se acabó el patriarcado, vengan a visitarnos a América Latina. Verán la de gringos que hay pagando por violar niñas en los burdeles, verán la de niñas violadas y embarazadas por su padre o padrastro, verán a las mujeres que están en las cárceles por abortar y a los violadores los verán en la calle, libres e impunes. Verán quienes son las más pobres entre los pobres, quienes son acosadas a diario en las calles y los centros de trabajo, verán a las estudiantes agarrarse entre ellas al salir de clases para que no se las lleven en esos coches de cristales tintados. Las veréis descuartizadas en descampados, decapitadas o empaladas, las veréis buscando a sus hijas en los mercados de esclavas sexuales, las veréis en las fronteras tratando de no ser violadas por los jefes de las mafias de inmigrantes y por los compañeros inmigrantes.

Luego podréis seguir diciendo que las feministas somos unas exageradas y que no es para tanto, podréis seguir con las burlas y podréis seguir negando el Holocausto Feminicida sin problemas de conciencia, afirmando que no hay ninguna guerra contra las mujeres, que todo son casos aislados aunque sucedan a diario. #GuerraContraLasMujeres #Negacionismo #Complicidad

15 de enero de 2018

Propuesta para recuperar el placer de conversar

¿Y si probamos a eliminar el tono de desprecio cuando opinamos en los hilos para hablar con la gente que no piensa como nosotras? Se me ocurre de pronto que si utilizásemos un tono más tranquilo a la hora de opinar y de aportar en una buena conversa, seguro que la conversa no se convertiría en una guerra. También habría que abstenerse de insultar, de hacer suposiciones y acusaciones si no conoces bien a la persona, de ofenderse por todo, de descalificar automáticamente a las que opinan lo contrario a nosotras, de explicarle a la otra persona cosas en tono de superioridad y condescendencia. No es fácil, pero hay que intentar no meternos personalmente con alguien y no desviar el foco de la conversación hacia la pelea.

Y por último, podríamos también intentar no etiquetar ni situar a la gente en el bando de las enemigas o las amigas, creo que también ayudaría mucho a que recuperáramos el placer de conversar, de aprender juntas, de construir conocimiento colectivo en las redes sociales. Tenemos unas herramientas muy potentes para debatir, para organizarnos, para denunciar, para visibilizar, para llegar a acuerdos, aprovechemosla. 

Cuidemos las formas a la hora de hablarnos y de pensar colectivamente sobre un tema para no herir ni tratar mal a las compañeras. Yo creo que es importante poner en práctica nuestro feminismo, que es un movimiento y una teoría que lucha por garantizar a las mujeres una vida libre de violencia. De violencia también en las redes. 

Pensemos entre todas, ¿cómo podríamos hablar sobre temas delicados (prostitución, maternidad y lactancia, compraventa de bebés, etc) desde el respeto, y el cuidado mutuo?, ¿cómo podríamos hacer para convertir el enojo en argumentos, para evitar malentendidos y malos rollos, para comunicarnos de la forma más amorosa posible?, ¿cómo debatir sin ira, sin rencor, sin agresividad, y sobre todo, sin ese tono de desprecio que se nos pone automáticamente cuando convertimos la conversación en una guerra? 

Pensemos, amigas, que este facebook ultimamente está cargado de tensiones, peleas y malos rollos, y cada vez la gente se aísla más en sus grupos de afinidad, vamos a ver cómo podemos hacer para construir una comunicación más placentera para que podamos disfrutar todas.

Coral Herrera Gómez

14 de enero de 2018

Hombres maltratados




Si cientos o miles de hombres empezasen a hablar del acoso sexual, el maltrato y las violaciones que sufren de otros hombres, ¿pondrían los demás hombres en duda sus testimonios?, ¿les acusarían de ser vengativos, mentirosos, de querer destrozar el prestigio de sus violadores?, ¿les tacharían de puritanos, de exagerados, o sentirían empatía hacia ellos? 

Pienso por ejemplo en los niños que han sufrido abusos sexuales y violaciones en su infancia a manos de sus padres, abuelos, padrastros, tíos o amigos cercanos a su familia. A la mayor parte de los niños no se les cree, o no se les protege aunque se les crea. Para no generar escándalo social les obligan a seguir soportando los abusos, o a permanecer callados toda su vida. Unos se suicidan, otros viven con el trauma en silencio para toda la vida, y otros denuncian en el ámbito familiar o públicamente a sus agresores, que nunca irán a la cárcel porque sus delitos prescriben cuando esos niños alcanzan la edad adulta. 

Hay muchos hombres heterosexuales que sufren la violencia machista de otros hombres porque son raros, porque no son como los demás, o porque su aspecto es afeminado. Desde pequeños están sometidos a constantes pruebas por parte del grupo para demostrar su virilidad, y quienes no dan la talla sufren el desprecio, las burlas y las humillaciones de sus compañeros. El acoso a los niños diferentes, extranjeros, o niños disidentes del patriarcado es constante: en los colegios, en los parques, en todos sitios hay matones que ejercen la violencia patriarcal junto a su grupo de seguidores. Es curioso que en lugar de llamarlo machismo, lo llamemos "bullying", cuando en realidad toda la violencia que reciben los hombres es patriarcal. Pienso en todos los hombres con discapacidades, con malformaciones, con enfermedades mentales y emocionales que tienen que enfrentarse a diario con un mundo hecho por y para los machos alfa. 

También pienso en los hombres gays y bisexuales, y en cómo les jode la vida el patriarcado. No sólo sufren la opresión patriarcal desde que salen de su casa hasta que vuelven, día a día, en todos los sitios, sino que además, también sus relaciones afectivas y de pareja están impregnadas de machismo. Pienso en la vergüenza y el dolor que sienten al denunciar a su pareja por malos tratos, del trato que sufren en comisarías y juzgados, del miedo a no ser creídos cuando cuentan su historia. 

Si pudiésemos escuchar a los hombres hablar de la violencia machista que sufren con sus parejas masculinas, de sus relaciones de dominación y sumisión, de la manera en que reproducen el régimen heterosexual en sus parejas gays, y cómo se sienten cuando son maltratados emocional, física y psicológicamente, podríamos entender mejor cómo funciona el patriarcado, y cómo nos afecta a todas y a todos. 

Visibilizar la violencia patriarcal que sufren los hombres podría servir para acabar con el negacionismo de los machistas, que insisten que todo es un invento de las feministas para dominarlos y acabar con ellos, y que sólo hablan de los hombres maltratados por las mujeres. La realidad es que la mayor parte de los violadores, maltratadores y asesinos de mujeres y de hombres en el planeta son hombres, aproximadamente un 90%, Los hombres vivirían también mejor sin patriarcado, así que la lucha feminista también les beneficia a ellos.  


Coral Herrera Gómez 

13 de enero de 2018

Las víctimas del feminismo

Las víctimas del feminismo: quería lanzar una pregunta sobre las víctimas del feminismo, es decir, todas aquellas personas que se sienten oprimidas por los avances de la igualdad entre hombres y mujeres. Y sobre las víctimas de la lucha LGBTQ, todas aquellas personas que se sienten oprimidas por el avance en torno a los derechos y libertades de mujeres lesbianas, hombres gays, gente bisexual, mujeres u hombres trans, etc. 

¿Os habéis sentido alguna vez perjudicados o perjudicadas por las victorias de estas luchas sociales y políticas?, 

¿conocéis a gente que haya sufrido injusticias, discriminación y violencia a causa de las mejoras en el ámbito de los derechos humanos de las mujeres?, 

y por último, ¿creéis que está bien planteada la pregunta, será que hay demasiado sarcasmo en el planteamiento?

10 de enero de 2018

Los cambios son imparables, no te resistas

Los cambios son imparables. Da igual que te resistas, que lo niegues, que hagas berrinche, que mientas, que manipules información, que llores desconsolado, que te llenes de odio: vamos poco a poco, pero estamos ganando la lucha por las libertades y los derechos humanos, la igualdad y la paz, el bien común, la diversidad y el amor. 

Vamos lento, porque estamos haciendo una revolución y vamos lejos: vuestra rabia ante cada avance nuestro nos nos detiene, nos hace más fuertes y más felices. Cuanto antes os adapteis a lo que se os viene encima, mejor: para sobrevivir necesitáis aceptar y asumir que los cambios son imparables



 #MatrimonioIgualitario #Amor#Feminismo #DerechosHumanos #Diversidad #RevoluciónDeLosAfectos#QuererseBien #Empoderamiento #OtrasFormasDeQuererse#LoRománticoEsPolítco

3 de enero de 2018

#AmorDelBueno #RomanticismoSocial

Todo mi trabajo se mueve en torno a la idea de cómo con mucho amor del bueno se puede transformar el mundo. No hablo sólo del amor de pareja, sino más bien de un amor colectivo que nos permita querernos bien, querernos más y mejor. Con mucho amor del bueno podríamos acabar con las guerras, con el patriarcado, con el capitalismo salvaje, con la violencia y las enfermedades de transmisión social (racismo, clasismo, xenofobia, homofobia, homofobia, lesbofobia, transfobia, islamofobia, etc).

Necesitamos más romanticismo social, porque para trabajar por un mundo mejor necesitamos toneladas de empatía, generosidad, solidaridad, apoyo mutuo, cooperación, trabajo en equipo, autocrítica. Y para eso hay que acabar con las jerarquías y la explotación, y poner de moda el buen trato y las relaciones basadas en el respeto y la ternura social. El amor del bueno ha de ser colectivo: vamos a juntarnos a luchar por la igualdad, la diversidad, las libertades y los derechos humanos. 

Podemos empezar aquí mismo, en las redes sociales, este campo de batalla donde todo el mundo quiere ganar. Vamos a tratar de recuperar el placer de la conversa incluso ante diferencias ideológicas abismales, intentemos escucharnos sin insultarnos y sin descalificar a las demás. Podemos seguir con nuestras redes afectivas, nuestro vecindario, nuestros compañeros y compañeras del trabajo, y extender ésta energía brutal al conjunto de la Humanidad, los animales, los seres vivos y la naturaleza. Así podríamos caminar acompañandonos los unos a otros hacia la utopía individual y la colectiva, que al final son la misma cosa: no podemos ser felices en un mundo tan violento como el que habitamos ahora, por mucho que tratemos de cerrar los ojos ante el dolor de los demás. 

Vamos a querernos más y mejor, que la vida es muy bonita y muy corta. #ADisfrutarYAQuerernos

Coral Herrera 

Ideología de género y fascismo






¿Por qué dicen que están en contra de la «ideología de género» cuando en realidad están en contra del feminismo, la igualdad y los derechos humanos?

¿Por qué los llamamos «conservadores» cuando en realidad queremos decir «fascistas»?


16 de diciembre de 2017

Agradecida: 4 millones de visitantes




Este blog ha alcanzado la maravillosa cifra de 4 millones de visitas: 4 millones de gracias, sin mis lectoras y lectores esto no sería posible ;)

9 de diciembre de 2017

Tiempo y energías para disfrutar del amor y de la vida

La vida sólo dura unos años, el día sólo dura 24 horas, nuestra energía también es limitada. Nuestras energías y nuestro tiempo son muy limitados. La vida sólo dura unos años, vamos a enfocarnos en dedicarle nuestro escaso tiempo a cosas que nos den placer, a gozar con nuestras pasiones, a disfrutar con la gente linda que encontramos en el camino, a hacer realidad nuestros sueños y nuestros proyectos, a defender nuestros derechos y nuestras libertades, a construir un mundo mejor para todas. 

Centrémonos en estar bien, en disfrutar del presente, en cuidarnos y cuidar a la gente que queremos, en aprender y compartir, en tejer redes de solidaridad y ayuda mutua. No perdamos más nuestras energías en sufrir por amor, en despertar admiración y envidia en los demás, en ahogarnos en relaciones conflictivas y dolorosas, en batallar y sostener eternas luchas de poder, en imponerse y tratar de llevar la razón, en acumular poder y recursos. 

Convirtamos la rabia y el cabreo existencial en alegría de vivir, en energía para luchar por un planeta más justo, más libre, pacífico, diverso, feminista, ecologista, animalista, y libre de violencias y jerarquías. Nuestro tiempo y nuestras energías son un tesoro: vamos a centrarnos en lo verdaderamente importante, vamos a querernos bien y a derrochar amor del bueno y del contagioso
#DerechosParaTodas #OtroMundoEsPosible#RevoluciónAmorosa #AlegríaDeVivir #AGozarYADisfrutar#NoALasGuerras #UnidasJamásSeremosVencidas

Coral Herrera 

Únete al Laboratorio del Amor, por 10 euros al mes, o 100 euros al año

Únete al Laboratorio del Amor, por 10 euros al mes, o 100 euros al año
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en la Escuela del Amor

Regalate un curso en la Escuela del Amor
Visita mi tienda de regalos

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier aportación a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.

Si te gustan mis artículos y quieres compartirlos en tu web o blog, puedes escribirme al mail: coralherreragom@gmail.com