Mostrando entradas con la etiqueta Minipost. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Minipost. Mostrar todas las entradas

31 de diciembre de 2019

Las niñas pobres y el feminismo


El verdadero sujeto de todas las luchas sociales son, deberían ser, ellas: las niñas pobres, porque ellas están al final de la pirámide del patriarcado, sujetando el mundo con su trabajo, y recibiendo toda la violencia del mundo.

En ellas se concentra toda la explotación: laboral, sexual y reproductiva. Son las que trabajan desde pequeñas como esclavas en fábricas de Zara, en minas, o en casas como esclavas domésticas. Las que son violadas por sus patronos, sus padres y padrastros, sus vecinos, o soldados, las que son vendidas para el matrimonio, las que son mutiladas genialmente y las que son secuestradas para ser esclavas sexuales. 

Las niñas que tratan de huir de todo este horror y que son violadas en las fronteras, y torturadas con embarazos y partos. Ellas son las que, si no mueren ahogadas en el mar, son prostituidas en Europa por las redes de trata, y cuando ya están muy destrozadas por dentro y por fuera, las matan y no consta en ningún archivo porque no existen. 

Todos nos aprovechamos de esta explotación y esta violencia que sufren: los puteros que pagan por violarlas en el burdel de su pueblo, las mujeres que compramos la ropa que ellas cosen por un céntimo la hora, las parejas que usan esclavas domésticas en sus hogares, todos somos cómplices también por la indiferencia, y peor aún, por la xenofobia y el racismo que nos lleva a despreciar a las niñas que llegan huérfanas a Europa. Es muchísima la gente que cree que merecen morir ahogadas o congeladas en el mar. 

Ellas, las niñas pobres, son las que acumulan todo el sufrimiento del mundo, las que viven en sus cuerpos y en sus vientres todo el patriarcado y todo el odio del mundo.Ellas son las principales protagonistas de la lucha feminista del siglo XXI: las inmigrantes, las refugiadas, las niñas indígenas, las niñas africanas y asiáticas, las niñas latinas, las niñas campesinas, las niñas de las minas y las fábricas, las niñas lesbianas, las niñas de los burdeles, las niñas del Mar Mediterráneo. 

#Feminismo #Infancia #NiñasDelMundo #AcabemosConLaPobreza 

Coral Herrera  

24 de diciembre de 2019

#2 Trampas del Romanticismo Patriarcal



Hagan la prueba y pongan en su buscador: "frases para enamorar a una mujer". Hay miles de páginas con esas frases lindas que tan especial y maravillosa te hacen sentir cuando las oyes en boca de un hombre que te gusta. Los estafadores románticos y los donjuanes las sacan de Internet y las repiten tal cual, a ver si picas y caes a sus pies, tú y unas cuantas más. 

Es una de las mejores trampas del amor romántico patriarcal: hacerte creer que están enamorados y regalarte los oídos para subir tu ego. Es pura palabrería: sus actos nunca se corresponden con sus discursos. 

Cuando protestas porque les creíste y te sientes estafada, te dicen que estás loca y que contigo no se puede.

#AmigaDateCuenta #donjuanes #TrampasRománticas #EstafadoresRománticos


#1 Trampas del romanticismo patriarcal

18 de diciembre de 2019

Breve y trágica historia de los Homo Sapiens

Los seres humanos tenemos dos millones y medio de años de antigüedad. Durante mucho tiempo estuvimos conviviendo y copulando con varias especies de hominidos, hasta que hace tan sólo 50 mil años se extinguieron los demás homos, y los sapiens nos quedamos solos en el planeta. Hoy llevamos en nuestro ADN herencias de aquellas especies. 

Nos hemos reproducido a lo bestia, hemos esclavizado muchos animales, y hemos viajado por todos los continentes, comerciando y guerreando sin parar entre nosotros. También nos hemos rebelado durante miles de años contra los tiranos, hemos salido del planeta y hemos llegado hasta la Luna. Hemos acumulado millones de megabytes de información y conocimiento, tenemos gente viviendo ahí afuera en la Estación Espacial Internacional y ya estamos diseñando nuestra primera ciudad en la Luna, para replicar el proyecto después en Marte. 

Vivimos dominados por un grupo de humanos muy poderosos, y pese a que ahora que estamos todos y todas conectadas, estamos permitiendo que nos tiranicen, y estamos colaborando en la destrucción de nuestro hogar. Es una guerra contra la vida en la que todos somos cómplices, en mayor o menor medida. Estamos arrasando con todas las especies y vamos a morir matando. Este suicidio colectivo está haciendo sufrir mucho a los demás seres vivos. Millones nos rebelamos y protestamos, y soñamos con un mundo mejor, pero la mayor parte de la gente permanece indiferente, distraída o tratando de sobrevivir. 

Podríamos pararnos a pensar en la maravilla de la existencia de vida en el planeta, un fenómeno excepcional en el Universo. Y en la importancia de cuidar este pequeño planeta situado en un rincón de una pequeña galaxia. Pero ni siquiera pensamos en las próximas generaciones y en el mundo que les estamos dejando. 

Ésta es la breve y trágica historia de los homo sapiens, una especie inteligente que no supo cuidarse a sí misma, y no supo cuidar de su hogar.

17 de diciembre de 2019

El sufrimiento personal es colectivo



Si una persona se quita la vida cada 40 segundos en el planeta Tierra, es porque hay mucha gente sufriendo en un mundo organizado sobre la explotación de unos sobre otros. Este sistema no funciona: demasiada competitividad, exclusión, violencia, crueldad, egoísmo, injusticias y discriminación: caen tantos en el camino porque es imposible adaptarse a un mundo tan enfermo. 
No tenemos herramientas para gestionar las emociones ni para resolver conflictos, no nos enseñan a cuidarnos ni a cuidar, no valoramos ni alimentamos las comunidades en las que vivimos, no nos tratamos bien, estamos cada vez más solos y solas. Para parar esta pandemia de sufrimiento mental y emocional, hay que acabar con la soledad, los malos tratos, la exclusión social, la pobreza y la precariedad, la colonización y el saqueo, las guerras y los discursos de odio. 
Porque además del suicidio personal está el suicidio colectivo: estamos destruyendo nuestro clima y nuestro propio planeta. Nos estamos suicidado en masa. Hay que hacer un cambio y los niños y las niñas lo están pidiendo a gritos: quieren un mundo mejor. Sabemos cómo hacerlo, y sabemos por qué no lo hacemos. Hay que reflexionar sobre esto y tejer redes amorosas y de cuidados para que nadie se sienta excluida. Multiplicar las redes de apoyo y solidaridad para que nuestras vidas no sean tan duras. 

Necesitamos un cambio enorme para parar la destrucción, aprender a convivir y a cuidarnos, y a cuidar el planeta. Y ponernos a construir entre todos y todas un mundo libre de violencia, de dolor y sufrimiento, un mundo en el que podamos queremos bien, y podamos disfrutar de la vida y del derecho a tener derechos. Y el derecho a tener un futuro. Se nos acaba el tiempo. 

16 de diciembre de 2019

Niñas que no se callan



Niñas que no se callan: estoy impresionada con la cantidad de odio contra las niñas que circula por el espacio social en estos días. Los ataques a Greta y a las niñas que son víctimas de violación en manada tienen un denominador común: el desprecio general que siente nuestra sociedad contra las niñas que no se quedan calladas. 

Una denuncia la violencia del sistema patriarcal y capitalista que nos está llevando a la autodestrucción, la otra denuncia una violación múltiple y nos pone en alerta sobre el peligro que corren millones de niñas como ella debido a los problemas que sufre la masculinidad hoy en día. 

Es impresionante verlas atacadas por miles de señoros que, muy indignados, niegan el cambio climático y la violencia machista y acusan a estas niñas de mentir, y las quieren calladas y encerradas en el colegio, para que no molesten. Hasta salen a la calle a manifestarse para defender violadores de manada, víctimas de una niña que debería estar callada y no se calla. 

Esos mismos señoros son los que aplauden encantados viendo a las niñas posar, cantar o bailar en los concursos infantiles, se les cae la baba viendo niñitas hipersexualizadas, pero se les hace bilis escuchando a niñas rebeldes que piensan y protestan. Hoy más que nunca hay que cuidar y proteger a las niñas del peligro del negacionismo, del adultocentrismo, de la pederastia y de la violencia misógina que impregna toda nuestra cultura.

 #LasNiñasNoSeTocan #NiñasQueNoSeCallan #BastaDeOdioContraLasNiñas

10 de diciembre de 2019

Los derechos humanos nunca dañan a los humanos

Cuando un grupo de gente logra que se reconozcan sus derechos, nunca perjudican a nadie ni privan a nadie de sus derechos humanos fundamentales. Que las mujeres ganen el mismo salario que los hombres no perjudica a los hombres, que las mujeres lesbianas se puedan casar no perjudica a la gente heterosexual, que los niños y niñas vean sus derechos reconocidos no perjudica a nadie, si acaso sólo acaba con los privilegios de ciertos grupos. Puedes saber si algo es un derecho si se cumple esta regla.

Todo lo que perjudique a los demás no es un derecho: comprar bebés a mujeres necesitadas no es un derecho, compartir fotos sexuales de tu ex novia no es un derecho, incitar al odio contra un colectivo o acosar mujeres en la calle tampoco es un derecho, ni pagar por tener sexo con mujeres necesitadas. Todo lo que implique explotar cuerpos ajenos, aprovecharse de las necesidades de alguien, abusar de los demás, hacer sufrir o limitar la libertad de alguien para conseguir lo que uno quiere o necesita, no es un derecho. Es una regla muy sencilla: los derechos que va consiguiendo la gente no limitan tus derechos ni te perjudican en nada.

20 de noviembre de 2019

Enfermedades de transmisión social

Ojalá existiese una escuela o un espacio terapéutico en la que pudiésemos ir a curarnos cada vez que detectemos odio en nuestros corazones, o cada vez que alguien nos señale amablemente los primeros síntomas de estar sufriendo una enfermedad de transmisión social.

Ese odio que siente tanta gente contra los niños y niñas, las mujeres, la gente pobre, las personas con discapacidad, las personas que migran, las que luchan por los derechos humanos, las que tienen otro color de piel, las adultas mayores, las que profesan otra religión que no es la tuya, las personas diversas y las que aman a personas de su mismo sexo, todos estos odios se pueden curar con amor, empatía, solidaridad: necesitamos educación, formación y sensibilización para poder desarrollar estos antídotos naturales contra las fobias.

Hay que curarse, porque el odio mata y hace sufrir a millones de personas en el mundo cada día.

#EnfermedadesDeTransmisiónSocial #StopFobias #ParemosElOdio #Solidaridad #AmorDelBueno

16 de noviembre de 2019

¿Son más violentos los hombres españoles?

Los hombres españoles no son más violentos que los hombres alemanes, marroquíes o argentinos. Lo que sucede es que en España hay una de las mejores leyes contra la violencia machista y que contamos una a una a las mujeres asesinadas, salimos a la calle a protestar, y pedimos a gritos que dejen de matarnos. 

Pocos periodistas se atreven ya en España a presentar los femicidios como crímenes pasionales, aunque siguen hablando de mujeres que aparecen muertas, pero en general hay más conciencia en la profesión y más formación en temas de género. En Alemania hay más víctimas de violencia machista que en España, pero los asesinatos se siguen presentando en la sección de sucesos, y en otros países los femicidios ni siquiera son noticia. 

Afortunadamente en España salimos en masa a las calles a denunciar las violaciones de manadas y los asesinatos, y el apoyo de la sociedad al movimiento feminista es más grande que nunca. Sigamos trabajando contra los femicidios, las violaciones y el maltrato, vamos a fortalecer las redes internacionales feministas para sensibilizar y concienciar a la gente, para pedir el apoyo de los y las periodistas, y para seguir luchando por el derecho de todas las mujeres a una vida libre de violencia. #25N #NiUnaMenos #StopViolenciaMachista

12 de noviembre de 2019

¿Dónde está nuestro derecho al divorcio?

La gran mayoría de hombres que asesinan mujeres lo hacen porque ellas no quieren continuar la relación, y se quieren separar. Creen que ellos son los dueños y deben ser obedecidos, y cuando no se sienten obedecidos, castigan con la muerte a sus mujeres como si fuesen dictadores. 

Creen que pueden maltratar y matar a sus compañeras, hijos e hijas, y animales porque son suyos. Creen que tienen derecho a matar a la compañera si ella ya no quiere seguir a su lado porque no las consideran seres libres, sino seres nacidos para servirles, adorarles y obedecerles. 

Dicen que aman a su compañera, pero en realidad la odian, a ella y a todas las mujeres. La gente que apoya a los asesinos y niega la violencia machista piensa igual, todos ellos creen que las mujeres son propiedad de los hombres y que las desobedientes han de ser castigadas. Son gente que no cree en el derecho de las mujeres a elegir libremente a su pareja, a separarse y divorciarse, ni a elegir su maternidad. Son millones de personas las que piensan así. 

Por eso es tan importante derribar el patriarcado y el machismo: todas las mujeres nacemos libres, somos seres libres, y tenemos los mismos derechos que los hombres. Podemos juntarnos y separarnos cuando queramos 

#DerechoAlDivorcio #StopViolenciaMachista #25N #NiUnaMenos #VivasNosQueremos

4 de noviembre de 2019

Las luces de los pueblos, y las mujeres de rodillas

Esta noche atravesamos la mitad de la península viajando por la carretera, acompañados por la luz de la luna llena. Me fui fijando en las luces de los pueblos a lo lejos. Todos los pueblos pequeños, por pequeños que sean, tienen la luz de la torre de la iglesia.

Los medianos, la luz del puticlub y la luz de la iglesia.

Los grandes, la luz del campo de fútbol, la luz del puticlub y la de la iglesia.

Estoy impresionada con la cantidad de centros de mujeres esclavizadas que hay en mi país, a la vista de todo el mundo, disponibles 24 horas, siempre con chicas nuevas para que los maridos no se aburran. No son ilegales, los hombres comercian con mujeres y con niñas en cada rincón de España. Las luces me recuerdan que para las mujeres "buenas" están las iglesias y los suelos de las casas, y para las "malas", el burdel. Nos quieren a todas de rodillas frente al Señor.

28 de marzo de 2019

Salud, dinero y amor



Salud, dinero y amor. Esto es lo que la mayoría de la gente necesitamos para estar bien, es lo que le deseamos a nuestra gente querida con el año nuevo y en sus cumpleaños. Esta debería ser la base también de cualquier partido político que quiera acabar con el sufrimiento y mejorar la vida de la gente: 
- Salud pública, gratuita y de calidad. Aire respirable, alimentos y agua sin veneno.
- Dinero: ingresos dignos, salarios dignos y pensiones dignas. Si no hay empleos para todo el mundo, que haya ingresos para todo el mundo.
- Amor: necesitamos tiempo para el amor y los cuidados, condiciones laborales para cuidar y disfrutar de nuestros seres queridos, nuestros animales, y nuestra vida, que sólo tenemos una.

Estos tres pilares junto con los derechos humanos fundamentales son la base de la política: se trata de que podamos disfrutarlo todos y todas, no sólo unos pocos. Eliminar la pobreza, la explotación y el sufrimiento de millones de personas, garantizarles tiempo e ingresos para que puedan disfrutar del amor y la vida. Los cuidados, en el centro: este debería ser el objetivo de la política de nuestro tiempo #LoPersonalEspolítico #LosCuidadosSonPolíticos  #BuenVivir #DerechosHumanos #SaludDineroYAmor #Tiempo

22 de enero de 2019

La felicidad es política


Vamos buscando la felicidad como si fuera un asunto personal, y no nos damos cuenta de que es un tema social y político. La felicidad no está dentro de una misma, como nos venden los libros de autoayuda, sino en la interacción con los demás, en nuestra forma de organizarnos y de relacionarnos. 

Sólo podremos ser felices si son felices los demás, si todos y todas tenemos garantizados los derechos humanos fundamentales, y si existen las condiciones para que todo el mundo tenga acceso a agua potable y gratuita, un techo bajo el que dormir, pueda comer tres veces al día, ropa para vestir, y calor para afrontar el frío en invierno. Necesitamos tener garantizada una vida libre de violencia, y acceso a la educación y a la salud, gratuitas y de calidad. Necesitamos muchos libros, y mucha gente linda a nuestro alrededor: creo que la clave está en poder construir y nutrir redes sociales y afectivas en las que podamos tratarnos y querernos bien, y cuidarnos mucho los unos a los otros. 

Para poder relacionarnos con nuestras tribus y con el mundo, hay que acabar con los discursos de odio, con la violencia, la guerra, y las fobias sociales: si aprendemos a convivir en paz y si distribuimos la riqueza de una forma equitativa, viviremos todos mejor, y seremos todos más felices. La felicidad se contagia y se reparte: no sirve si eres feliz sólo tú, y vives rodeada de gente que sufre. 

#LaFelicidadEsPolítica #FelicidadParaTodosYTodas #DerechosHumanos#Igualdad #Libertad #BuenVivir #AmorDelBueno

20 de octubre de 2018

Autoestima y resistencia política

En realidad las mujeres no tenemos un problema de autoestima. El problema lo tiene el patriarcado que nos quiere machacar y encuentra en todas nosotras una resistencia feroz. Todas queremos estar bien, vivir bien, disfrutar de la vida y del amor., pero el patriarcado nos invita a autodestruirnos a diario. 

Es cierto que a veces tenemos las defensas más bajas, pero ahora ya sabemos que la guerra no es contra nosotras mismas, sino contra el patriarcado que tenemos dentro repitiéndonos constantemente que no valemos nada. Y esto nos pasa a todas, así que hay que unirse, compartir herramientas, desobedecer todo lo que se pueda, y aprender a quererse bien a una misma. 

Resistir al patriarcado y desalojarlo de nuestro interior es el mayor acto de rebeldía política que estamos haciendo en nuestras vidas. Y ya tenemos la receta mágica para liberarnos: aprender a cuidarnos y a querernos mucho, a nosotras y entre nosotras. y estamos en ello, ya no nos para nadie. 

#MujeresQueYaNoSufrenPorAmor

11 de octubre de 2018

El machismo se transmite por vía paterna

Los niños no se hacen machistas por culpa de sus madres, sino de sus padres. 

Ellos son el ejemplo a seguir para sus hijos varones, su primera figura de referencia masculina. Los niños en sus primeras etapas aprenden por imitación: de ellos aprenden cómo son los hombres, cómo tratan a las mujeres, y viéndolos aprenden a comportarse como reyes con siervas. Incluso cuando son padres ausentes, su ausencia les enseña a ser hombres y a ser padres, por eso el mundo va como va, y por eso la masculinidad sigue siendo frágil, insegura y violenta. 

Dejen ya de echarle la culpa a las mujeres: los principales transmisores del patriarcado son los padres, los abuelos y todos los hombres de la familia. 

#Hombres #Masculinidades #Paternidad #Patriarcado

30 de septiembre de 2018

Nosotras hacemos la revolución

Los hombres sueñan con la revolución, las mujeres estamos haciendo la revolución. Estamos luchando en las calles y en las casas, en la cama, en los parlamentos y en los medios, en la Ciencia y en el deporte, en las instituciones y en las fábricas, en los barrios de las ciudades y en el campo, en las aulas y en los sindicatos, en los movimientos sociales y en los partidos políticos, en las universidades y en las redes sociales. 

Estamos cambiando la vida de millones de personas, y damos pasos gigantescos cada vez que logramos convertir nuestros derechos en leyes, y luego en realidades. 

Hombres, tenéis el cambio delante de vuestras narices, pero no lo veis porque no tenéis las gafas violetas que os permitan solidarizaros con nuestra lucha, y uniros a ella. Y porque no sois los protagonistas y os cuesta perder privilegios.


Probad a empezar por vosotros mismos #Masculinidades #Autocrítica #DeconstruyeATuMacho
#LiberatéDelPatriarcado #RevoluciónFeminista #UtopíasParaTodas #NosVemosEnLasCalles

2 de septiembre de 2018

Tratarnos bien cuando nos enfadamos



Podemos enfadarnos y expresarlo sin usar la violencia, y sin hacer daño a la persona con la que nos enfadamos. No es fácil, pero podemos tratar bien a todo el mundo incluso en momentos de ira intensa. Es cuestión de tomar conciencia y entrenar cada vez que nos invada la rabia y el cabreo.


Uno de los grandes retos para disfrutar del amor, es aprender a expresar nuestra ira sin violencia, a gestionar nuestro enfado sin hacer daño a los demás, y tratar bien a las personas con las que nos enojamos. 

Tenemos a toda la cultura en contra: en todos los relatos los protagonistas expresan con violencia su enojo. A las niñas les permitimos llorar, pero no mostrar su enfado. Los niños varones en cambio aprenden que el único sentimiento que pueden expresar es la rabia, y les hacen creer que no hay otra forma de resolver los problemas que usando la violencia. Todos sus héroes lo hacen, lo mismo los buenos que los malos: torturan y castigan a sus enemigos, y son más eficaces si lo hacen desde la ira. 

Por eso es tan importante aprender tratarnos bien y cuidarnos en momentos de tensión y cabreo, porque los niños y las niñas nos imitan y aprenden de nuestro ejemplo. Nuestro mal humor no debería convertirse en gritos, insultos, amenazas y humillaciones, comentarios despreciativos, ni debería hacer daño a nadie: ni a desconocidos, ni a nuestros seres queridos. De hecho, el trato hacia la gente con la que nos enfadamos debería ser exquisito hasta que podamos sentarnos a hablar con tranquilidad y explicar cómo nos sentimos, y por qué. 

No es fácil porque nuestro primer impulso cuando nos sentimos dolidos es herir al otro para que reaccione ante nuestra ira: para que pida perdón, se arrepienta, sienta miedo o para que deje de hacer algo que nos molesta o nos hace daño. Y no se trata tampoco de ocultar esa rabia que sentimos: es legítimo expresarla y mostrarla, pero no utilizarla para vengarnos ni para torturar a la otra persona. No se trata de empezar una guerra, sino de que la otra persona cambie su comportamiento o reflexione sobre la situación para poder resolverla.  

Urge en la Escuela aprender a gestionar las emociones fuertes, y a resolver nuestros conflictos cuando nos cabreamos sin herir a nadie. Se trata de poder decir cómo se siente una sin ponerse agresiva ni sumisa, utilizando la asertividad, o sea, la capacidad para hablar desde la calma para negociar, pactar y resolver el conflicto.

Sólo así podremos dejar de maltratar a nuestras niñas y niños, que son los más vulnerables, y dejar de maltratarnos entre nosotros, en la casa, en la calle, y en las redes sociales.

#AmorDelBueno #BuenosTratos #Emociones #TratoExquisitoEnLosConflictos

16 de agosto de 2018

Si en algún momento dudas

Si en algún momento dudas en los debates que hay en el espacio social, si no tienes claras tus posiciones con respecto al matrimonio igualitario, el aborto, la inmigración, el feminismo, la gestación subrogada, los refugiados, las violaciones y el acoso sexual, cualquier tema sobre el que no hayas leído mucho, sentipiensalo desde la empatía, la solidaridad, la honestidad, la generosidad, la hospitalidad, y con todo el amor que alberga tu corazón.

Si dudas, si tienes miedo a equivocarte, mira siempre hacia la grandiosa Declaración Universal de Derechos Humanos, que es una guía mundial para la paz, la justicia social, para la libertad y la igualdad. Es uno de los grandes tesoros de la Humanidad, y una gran ayuda para ponernos a pensar en soluciones para resolver nuestros problemas y conflictos sin violencia, para dejar de explotar y abusar de los más débiles, para acabar con la crueldad del capitalismo y el patriarcado.

Evita los peros y lánzate al maravilloso mundo de las preguntas: ¿mis creencias atentan contra los derechos humanos fundamentales de los demás?, ¿por qué hay tan poca gente con derecho a tener derechos?, ¿por qué el dinero te da más derechos?, ¿a quién beneficia que la mayoría del planeta no tengan derechos humanos garantizados por ley?, ¿cómo podríamos construir un mundo sin pobreza, explotación y violencia?, ¿podemos opinar sobre quién merece tener derechos y quién no, y por qué?

No nos dejemos llevar por el miedo, el odio, la ignorancia: hay que leer mucho, hay que hacer la revolución del amor, hay que parar las guerras. Pensemos en soluciones colectivas con imaginación y creatividad, en lugar de excluir, odiar, prohibir, cerrar fronteras y vivir con miedo. Hay muchas cosas que podemos hacer para parar esta locura, vamos a activar la imaginación y a trabajar en equipo para construir un mundo mejor #Solidaridad #AmorDelBueno #StopDiscursosDeOdio #NoAlMiedo #NoALaGuerra #DerechosHumanos #StopMachismo #StopRacismo #StopFobias #TernuraSocial #OtroMundoEsPosible

Coral Herrera Gómez

1 de agosto de 2018

¿Son violentos los violadores?

Hay que ser muy machista y muy mala persona para no ver violencia en las violaciones. Hasta los violadores saben que están siendo violentos cuando violan a mujeres y niñas que no desean ser violadas. #Violencia #Violación#Violadores #Violadas

29 de julio de 2018

La guerra no es entre nosotras, es contra el patriarcado

No eres especial, ni eres la mejor, ni vales más que las demás mujeres, ni las otras son chicas fáciles. El patriarcado te hace creer que las demás son una amenaza para ti, que todas están deseando cazar a tu novio, por eso tú las desprecias y te dices a ti misma que tú vales más, que eres más hermosa, más sexy, mas guapa, más buena, más inteligente y exitosa, para calmar el miedo a perder tu pareja y para intentar subirte la autoestima. 

Pero para sentirte bien no necesitas machacar a las demás, ni sentirte superior a ellas: necesitas sólo saber si eres correspondida y si el otro tiene el mismo nivel de compromiso que tú. Esta estrategia del patriarcado para que compitamos entre nosotras por la atención de un hombre y para que nos sintamos superiores a las demás está basado en el «divide y vencerás», no colabores con el patriarcado. 

Si tu pareja no quiere seguir la relación, o se va con otra, no le eches la culpa a las demás. Las mujeres no son una amenaza, son tus compañeras. La guerra no es entre nosotras, es contra el patriarcado.
 #Sororidad #AmorRomántico #Autoestima #Mujeres #AmorYFeminismo

28 de julio de 2018

Los feminazis son ellos




Los feminazis son en realidad neonazis, nazis y fachos de toda la vida que odian a las mujeres con todo su ser. Odian en especial a las mujeres que luchan por la igualdad, la libertad y los derechos. Los feminazis son generalmente hombres de ideología machista y fascista que viven obsesionados con las mujeres feministas a las que insultan, acosan y amenazan de muerte. 

Algunos feminazis son femicidas, asesinos machistas de mujeres. Los feminazis son antifeministas y violentos, inventaron el término feminazi para que parezca que las violentas somos nosotras. Sin embargo, el feminismo no ha matado nunca a nadie y el machismo mata todos los días. Empecemos a llamar así a todos los fascistas que nos odian, les queda mucho mejor esta etiqueta que a nosotras las feministas.

#EllosSonLosFeminazis#EllosSonLosFemicidas

Coral Herrera Gómez Blog

Quiero que me escribas cada vez que publiques nuevos contenidos en el Blog:

Únete al Laboratorio del Amor, por 10 euros al mes, o 100 euros al año

Únete al Laboratorio del Amor, por 10 euros al mes, o 100 euros al año
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
Visita mi tienda de regalos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.