29 de abril de 2021

Nunca te enamores de un votante de (extrema) derecha

Bansky


Antes de enamorarte de alguien, asegúrate que no sea votante de derechas extremas o de ultraderecha: son un peligro para ti y para tu gente. 

A primera vista pueden parecer buenas personas, pero hay que tener mucho cuidado con ellos porque su corazón está lleno de odio. 

¿Cómo saber si la persona que te gusta es de derechas y de extrema derecha, y en qué te afecta a ti?

-La mayoría se define como "conservadores", es decir, quieren que todo siga como está, sin cambios. Defienden los privilegios de las clases altas incluso aunque no formen parte de ellas. 

-Sienten un profundo desprecio hacia la gente que cree y lucha por un mundo mejor.  Si eres de esa gente, probablemente se burlen de ti y hagan comentarios despreciativos cuando te atrevas a expresar tus ideas. 

-Si perteneces a la clase trabajadora, si eres feminista, si eres migrante, si eres bisexual, lesbiana o gay, recuerda que los votantes de derechas extremas y extrema derecha son clasistas, machistas, misóginas y anti-feministas, xenófobas y racistas, homófobas y lesbófobas. Sufren todas las enfermedades de transmisión social, pero no buscan tratamiento para su odio. 

- Creen que tus impuestos no son para que tú vivas mejor: el dinero que ponemos entre todos y todas debe ir destinado, según ellos, a mantener y salvar grandes bancos y grandes empresas, reyes, obispos, curas y soldados. Igual que en la Edad Media.

-Si no perteneces a la clase alta, recuerda que los votantes de derechas creen que el dinero que ponemos entre todos y todas a las arcas públicas lo tenemos que poner los pobres, y por eso apoyan la evasión fiscal y las bajadas de impuestos para ricos. 

-Creen que el motor de la economía son los grandes banqueros y empresarios, pero entienden que ellos están para recibir dinero, no para contribuir al desarrollo de un país, aunque disfruten de sus ayudas, de sus carreteras, aeropuertos, trenes, hospitales como los demás. 

-Creen que los empresarios y los políticos tienen derecho a robar del dinero que ponemos entre todos y todas, porque para eso están en el poder: votan a partidos podridos por la corrupción, y no les da vergüenza expresar públicamente su apoyo a los corruptos.  Y eso te perjudica a ti y a tu gente porque en países como España, cada año roban 90 mil millones de euros. 

-Creen que si no has triunfado en la vida, es porque realmente no quieres. Los votantes de derechas desprecian profundamente a los pobres: creen que la gente es pobre porque quiere, y porque son vagos y perezosos.

-Si no tienes dinero para pagarte unas gafas, unos audífonos, una silla de ruedas o un tratamiento dental, si no puedes curarte un cáncer ni tienes para un seguro médico, pensarán: "jodeté, no te has esforzado lo suficiente". 

-Creen que tu pobreza es inevitable, y necesaria, porque los grandes empresarios necesitan mano de obra barata y desesperada. 

-Aunque todo el mundo sabe que los ricos del planeta lo son por herencia o por tener empresas en las que explotan a seres humanos, los votantes de derechas creen que los ricos son gente que se esfuerza y trabaja mucho, y por tanto se merecen acaparar los recursos de un país aunque eso suponga que millones de personas pasen hambre. 

- Se oponen a la renta básica universal porque si todo el mundo tuviera ingresos y por tanto, derechos, ¿a quién explotarían esos grandes empresarios?, ¿quién haría el trabajo más duro por 3 euros la hora?

-Si eres mujer, recuerda que los votantes de derechas se oponen a los derechos de las mujeres y de las niñas, especialmente el derecho a vivir una vida libre de violencia y a elegir su maternidad libremente. Por eso están a favor de obligar a las niñas violadas por los hombres de su familia a parir y a ser madres. Por eso siempre dicen que con Franco/Hitler/Mussolini/Pinochet/Videla se vivía mejor. 

-Defienden con ardor el derecho de los embriones a nacer, pero una vez que nacen, no quieren ni oír hablar de los derechos de la infancia. Son de los que piensan que el maltrato infantil es necesario para educar a las niñas y los niños, y sienten un profundo desprecio hacia ellos, especialmente los niños inmigrantes, y votan a partidos que les señalan como delincuentes.

-No sólo están en contra del derecho a tener una vida digna, sino que también están en contra del derecho a una muerte digna: creen que la gente debe morir retorcida de dolor, y a solas, sin su gente querida. Hablamos por supuesto de la gente pobre, porque la gente rica siempre muere en las mejores condiciones.   

-Están en contra del derecho al amor y al matrimonio igualitario. Su odio es tal que creen que gays y lesbianas son personas enfermas que deben ser curadas con tratamientos basados en la tortura y la violencia psicológica. Algunos votantes de derecha extrema y extrema derecha son gays y lesbianas, pero eso no impide que sean homófobos y voten contra sus propios derechos.

-Si necesitas cuidados médicos, recuerda que los votantes de derechas están en contra del derecho universal a la salud: creen que los únicos que pueden ir al médico y recibir tratamiento son los que tienen dinero para pagarlo. Si les preguntas cuanto cuesta una sola sesión de quimioterapia, no saben, pero sí tienen muy claro que hay que destrozar los hospitales públicos y la atención primaria. Es curioso que incluso los que no tienen dinero para ir al médico, apoyan con su voto a los líderes de los partidos que destrozan y saquean el patrimonio sanitario de la población. 

-Si quieres estudiar, recuerda que están en contra del derecho universal a la educación: creen que solo deberían tener estudios quien tenga dinero para pagarlos. Es decir, los votantes de derechas votan en contra de sus propios intereses, porque muchos de ellos no tienen dinero para pagar la educación privada de sus hijos. Pero defienden los derechos de los ricos... es difícil de explicar.

-Los votantes de derechas creen que los derechos humanos son solo para unos pocos, y creen que son una oportunidad de negocio increíble: en los países en los que la población no puede disfrutar de sus derechos, los ricos se forran vendiendo seguros médicos y construyendo escuelas, universidades y hospitales. 

-No podrás nunca construir una relación igualitaria: los de derechas creen que unas personas son superiores a otras, y que las superiores tienen derecho a dominar, explotar y abusar de las inferiores. Esta es la razón por la cual creen que las mujeres hemos nacido para servir a los hombres y para trabajar gratis para ellos.

-Son tan misóginos y machistas que creen que las mujeres son culpables de las agresiones que sufren, y que los hombres a veces no tienen más remedio que violarlas (provocan yendo solas por la calle) o asesinarlas (cuando se quieren separar para huir de la violencia que sufren). Creen que existen dos tipos de mujeres: las buenas, a las que hay que respetar, y las malas, mujeres de usar y tirar a las que puedes violar pagando, o gratis. 

-Creen que los cuerpos de las mujeres son un gran negocio, y que los hombres tienen derecho a ganar dinero alquilando mujeres a otros hombres. Apoyan la esclavitud sexual y reproductiva con el argumento de que los hombres tienen derecho a alquilar mujeres para eyacularles dentro, o para quitarles a sus bebés a cambio de unas monedas, por eso defienden y financian a través de sus actos de consumo la prostitución, la trata y la gestación subrogada.

-Los votantes de derechas practican la caridad y no la justicia social, por eso creen que empresarios como Amancio tienen derecho a evadir impuestos y a hacer regalos cuando les apetezca. También creen que es "normal" que una persona que trabaja todo el día para ellos viva en la pobreza extrema, por eso se oponen a las leyes que tratan de dignificar los salarios. 

-Les encanta la violencia: muchos de los votantes de derechas creen que tienen derecho a torturar animales o asistir a espectáculos en los que se les tortura. Se divierten viendo sufrir y morir animales, y pretenden que el dinero de todos vaya destinado a financiar la tauromaquia o la caza con la excusa de que la tortura es cultura.

-Son negacionistas de la violencia machista y del cambio climático porque defienden el derecho de los hombres a dominar y a agredir a las mujeres, y el derecho de los empresarios a destrozar el planeta por el bien de la "economía"

-Creen que es más importante la economía que tu vida, y la vida de la gente, pero cuando hablan de "la economía", se refieren a las finanzas de los ricos, no a la economía de la población. 

-Defienden las guerras "porque la venta de armas estimula la economía" (la de los dueños de las fábricas de armas, claro), pero luego cierran las fronteras para toda la gente que huye de la violencia y de la muerte.

-Defienden el saqueo de los países más pobres por parte de las transnacionales, porque eso "estimula la economía" de los dueños de esas empresas, pero luego se oponen a que sus habitantes  vengan a nuestros países escapando de la miseria. 

- La mayoría se definen como "nostálgicos" (de la dictadura nazi, fascista o franquista).

-Son ignorantes y tienen alergia a los libros: no saben de política, ni de economía, ni de derechos humanos, ni de Historia, y alardean de su ignorancia mientras exhiben su desprecio a las personas que sí leen. 

-Algunos de ellos dicen ser muy religiosos, pero no les oirás hablar sobre las violaciones que sufren niños y niñas a manos de curas y obispos. No protegen ni a sus propios hijos e hijas de los pederastas. 

-Los votantes de derechas defienden sus ideas supremacistas, misóginas, xenófobas, clasistas utilizando el clásico argumento de que la única alternativa a sus ideas es el comunismo, que traerá todos los males que estamos sufriendo en la actualidad: pobreza y exclusión, falta de libertad y de derechos, gente expulsada de sus hogares... 

-Reivindican la libertad: libertad para explotar laboral, doméstica, sexual y reproductivamente a las mujeres, libertad para robar y saquear las arcas públicas, libertad para saltarse las normas que vayan en contra de sus intereses, libertad para torturar animales, para quitar a la gente mayor su derecho a la salud, para destrozar escuelas y hospitales públicos, para privatizar y regalar nuestro patrimonio a sus amigos... 

Sus valores y sus ideas nos ponen en peligro a todos y a todas. Es muy importante, desde la primera cita, que sepas si la persona que te gusta es votante de derechas y de extrema derecha, porque son una amenaza para la economía de un país, para tus derechos y libertades, y para los de tu gente querida. 
 
Coral Herrera Gómez

27 de abril de 2021

¿Por qué la autoayuda no te ayuda?




 ¿Por qué la autoayuda no te ayuda?

-la mayor parte de los gurús de la felicidad son hombres, y muchos de ellos, de derechas.

-no utilizan la palabra "patriarcado", así que todos sus intentos de explicarte la realidad son un fracaso. 

-quieren hacerte creer que tus problemas son individuales y que lo que te pasa es culpa tuya, 

-te hacen creer que tú eres responsable de las agresiones que sufres porque tú las atraes:  machismo y misoginia en estado puro

-quieren hacerte creer que para liberarte del sufrimiento debes perdonar a todos los que te maltratan

-te hacen creer que es bueno sufrir abusos y violencias porque así aprendes cosas nuevas y te haces más fuerte

-te hacen creer que tú eres una víctima y nunca te invitan a hacer autocrítica para que tomes conciencia de cómo haces sufrir a los demás

-te quieren hacer creer que la felicidad está dentro de ti, y que si no eres feliz es porque no lo estás deseando con suficiente intensidad

-te quieren hacer creer que el éxito llega cuando lo deseas "de verdad" y tienes mucha fe: el pensamiento mágico como vía para la salvación 

-te hacen creer que Dios a tí sí te va a ayudar porque eres especial

-te quieren obsesionada y encerrada en ti misma, aislada de los demás. No te cuentan que para dejar de sufrir no solo necesitamos un cambio personal, sino sobre todo transformar nuestras relaciones, nuestra principal fuente de sufrimiento 

-te hacen creer que hay un paraíso para ti, que tienes que llegar sola a él, y que tienes que tener mucha fe y esperanza

-los mensajes de la autoayuda estan cargados de la ideología de derechas: te hacen creer que los pobres son pobres porque quieren, y que cualquiera puede triunfar si lo desea con mucha fuerza

-incentivan tu egoísmo para que busques solo tu beneficio personal, por eso quieren que te enfoques en atraer la abundancia para ti, pero no para tu comunidad ni para el planeta en el que vives

-te dicen que la felicidad está dentro de ti, que es una cuestión de actitud, pero en realidad no se puede ser feliz rodeada de gente que sufre. 

-el lema del "sálvese quien pueda" está todo el tiempo presente en sus mensajes: nunca te proponen que busques soluciones colectivas a problemas colectivos.

-te hacen creer que necesitas ayuda, pero no te cuentan que tú también puedes ayudar a los demás, y que de hecho somos más felices te dando ayuda que recibiendola.

Por eso la autoayuda no te ayuda: porque no  puedes ser feliz en un mundo donde nuestras relaciones están basadas en la explotación, el abuso y la violencia. Para ser felices necesitamos tomar conciencia de que lo personal es político, y que la única magia que nos puede salvar es construir un mundo mejor para todas y todos.

Coral Herrera Gómez

25 de abril de 2021

Herramientas para trabajar los celos



    Yo siempre he estado en pareja pensando que mi compañero va a ser honesto conmigo y me va a contar lo que pasa si en algún momento tiene una relación especial con una tercera persona, si le gusta o siente algo más, si se siente en crisis con respecto a nuestra relación. 

    Es decir, no doy por sentado que mi pareja vaya a durar toda la vida, ni que los sentimientos de la otra persona sean siempre los mismos y nunca cambien. Sé que quiere estar conmigo, pero también sé que puede enamorarse de otras personas.  

Cualquiera de nosotros puede jurar amor eterno como una declaración de intenciones: «me gustaría amarte toda la vida», pero no como una promesa, pues nunca se sabe si podremos cumplirla.  Primero, porque nuestro amor y nuestra relación de pareja puede deteriorarse con el tiempo, y segundo, porque puede que sin dejar de estar enamorados o enamoradas de nuestra pareja, nos enamoremos de alguien más. El amor no es eterno, aunque nos cueste asumirlo. 

Pueden suceder muchas cosas a lo largo del tiempo, así que no culpo a mis parejas cuando se desenamoran de mí o se enamoran de otras personas. No lo siento como una traición porque a mí también me ha pasado y he roto algunos corazones. Sin embargo, creo que mis parejas en general tampoco han sentido miedo o desconfianza en la relación, porque siempre me he comprometido a fondo en ellas y he intentado ser honesta todo el tiempo. Y creo que lo he conseguido. 

Cuando yo he sentido celos ha sido cuando he tenido la autoestima más baja, con multitud de miedos e inseguridades que me han hecho sentir a las demás mujeres como una amenaza. Una vez que entendí que ese es el objetivo número uno del patriarcado, lo de dividirnos y hacernos rivalizar entre nosotras, tuve claro que no quería compararme, competir ni guerrear con otras chicas. 

    Se trata, entonces, de entender que normalmente nos ponemos celosas de mujeres que nos gustan a nosotras. Mujeres que nos atraen y que convertimos en una amenaza, sin plantearnos siquiera que tal vez no le guste a nuestra pareja. 

    A mí lo que me ha funcionado es centrarme en mi relación, analizar cómo estoy con mi pareja, evaluar si confío en su honestidad y compromiso, valorar la solidez de nuestra unión amorosa. 

    Los celos no son sólo un asunto tuyo: hay gente que disfruta haciendo sentir celos a su pareja, y que utiliza los celos para hacer sufrir a su pareja de una forma consciente, con un propósito claro: provocar reacciones emocionales fuertes, para aprovecharse del sentimiento de fragilidad y miedo que nos invade cuando tenemos celos. 

    Así que hay que estar muy atenta a esta cuestión: ¿disfruta mi pareja cuando yo siento celos?, ¿se aprovecha de mis inseguridades?, ¿cómo se beneficia de mis celos y mi vulnerabilidad?

    Es más fácil no sentir celos cuando te juntas con una persona honesta que se compromete en la relación. No tienes ninguna garantía de que no vaya a ser infiel o a sentir ganas de serlo, pero sí puedes tener la certeza de que podrá contártelo porque te considera su compañera y no quiere que te enteres por otras personas. Es más fácil confiar en el otro cuando sabes que te quiere, te cuida y es honesto.  

    En las relaciones heterosexuales es fundamental tener en cuenta el nivel de machismo de tu pareja, y sus problemas de masculinidad. Los hombres de masculinidad frágil que necesitan reafirmar constantemente su virilidad son más mentirosos y más infieles, los hombres más patriarcales son aquellos que viven obsesionados por acumular conquistas, y engañar a todas sus parejas para poder hacer lo que les da la gana. 

  Cuanto más machista es un hombre, menos honesto es. Y cuanto más inseguro es un hombre,  más probabilidades hay de que te haga sufrir. 

Algo que a mí me ha ayudado mucho es poder hablar de mis celos sin complejos. Cuando era más joven, los disimulaba, y me los trabajaba yo sola a base de mandarme mensajes para la calma y para controlar mis emociones. Me daba vergüenza sentir celos, y además me parecía poco digno demostrarlos, así que los reprimía y me aguantaba yo sola con mi tortura. Ahora puedo hablar de ello con mi pareja, y hasta puedo reírme de mí misma. 

Con el tiempo acepté que los celos son naturales, que los sentimos todos en varios momentos de nuestras vidas, y que hay que trabajarlos para que no nos hagan daño, y no hagan daño a los demás. 

    Este es un principio fundamental para mí: nunca hacer sufrir a nadie por mis celos, ni a mi pareja, ni a las mujeres de las que me siento celosa. 

Yo sufro dos tipos de celos: los imaginarios y los reales. A veces vienen mezclados, pero me ha ayudado darme cuenta de que a veces los imaginarios son una forma de autoboicot. Me hago daño a mí misma cuando, sin motivos para ello, los celos nacen en mi cabeza, se me expanden por todo el cuerpo, me descompensan, y me hacen un agujero negro en el estómago. Estas son las dos herramientas que tengo para controlarlos:

            Cuidar mi cuerpo y mis emociones: respiraciones profundas, sesión de relajación y meditación, mensajes tranquilizadores y consejos a mí misma, tratar de no darle poder sobre mí a esa emoción, distraerme y estar activa.

            Compartir lo que siento: hablarlo con amigas y, esencial, con mi pareja, para poder desintegrarlo y que no tengan poder sobre mí. Para reírme un poco de mí misma y entender cosas simples como que es normal que yo o mi pareja nos sintamos atraídos por alguien más en algún momento. 

    En cuanto compruebo que el nivel de compromiso sigue siendo el mismo, me relajo y a otra cosa mariposa.

    Mis celos desaparecen cuando mi compañero o compañera me confirma que me quiere, y que quiere estar conmigo. Cuando además, sabes que si en algún momento quisieran estar con otras personas, van a poder ser honestas contigo. 

    También he aprendido que no puedo estar constantemente pidiendo a mi pareja que me confirme el compromiso afectivo que tiene conmigo porque es agotador, y porque desgasta mucho tener constantemente conflictos: es más bonito que las pruebas de amor surjan en el día a día, desde los cuidados. 

    Los celos reales son los que sientes cuando tienes motivos. Por ejemplo, cuando sabes que tu pareja ha sido infiel con todas sus parejas, y les ha obligado a todas a ser monógamas mientras él no lo era. ¿Cómo no sospechar que a ti te va a hacer lo mismo?, ¿por qué no te va a engañar a ti, porque eres especial?

    Hay algunos que practican la infidelidad como un deporte y no les importa el sufrimiento que causan: muchos viven convencidos de que no hacen nada malo y son muy buenas personas. A esos hay que tenerlos bien lejos de nuestras vidas. 

   La mentira y el engaño parecen consustanciales a la infidelidad, pero no lo son. Hay infieles que son sinceros y asumen las consecuencias de sus actos, por ejemplo, pierden a su pareja. O bien se comprometen a trabajar en ella para intentar superar la crisis. 

    La mayoría no lo cuentan porque son egoístas y malas personas: hay gente que se pasa la vida entera mintiendo y tratando de no ser descubierta, sobre todo los hombres, que han sido educados para no renunciar a una vida sexual amorosa diversa aunque se casen. 

    Para muchas mujeres, el problema con los celos es que nos bajan la autoestima. Pensamos que es culpa nuestra que el otro sea infiel porque no nos hemos cuidado lo suficiente, porque no hemos sabido darle lo que necesita, o porque no valemos nada y hay muchas mujeres más guapas, más sexis y más complacientes. Cuanto más bajo es nuestro nivel de autoestima, más celos sentimos: la inseguridad se retroalimenta en la medida en que creemos que los celos son un problema individual. Y en realidad es colectivo: se trata de que la monogamia es un mito construido por y para las mujeres. 

    Se trata, también, del miedo que nos inoculan desde pequeñas a que nos dejen de querer, a no recibir toda la atención y los cuidados que necesitamos, y a tener que compartirlos con los demás. Este miedo nos hace desconfiar de nosotras mismas y de nuestras parejas, y a veces convierte la relación en una auténtica pesadilla. 

    Para trabajar los celos creo que es muy importante trabajar la confianza y la comunicación dentro de la pareja, y que cada uno se trabaje la honestidad y la autoestima. Pero también es esencial evitar relacionarse, en la medida de lo posible, con hombres inseguros y con problemas de masculinidad: la honestidad no es una cualidad del hombre patriarcal, y nos hace sufrir demasiado. 

    La clave para trabajar los celos, entonces, es cuidarnos mucho a nosotras mismas, hablar de ello con nuestra pareja, trabajar nuestra autoestima, evitar compararnos con otras mujeres, y alejarnos de los hombres con problemas de honestidad, porque no son buenos compañeros para disfrutar del amor.

Coral Herrera Gómez




Este es el capítulo 10 del libro: "Cómo disfrutar del amor: Herramientas para transformar el mito romántico" , en el que podrás encontrar muchas más herramientas: para disfrutar del enamoramiento, para desmitificar las parejas felices, para trabajar tu autoestima, el autoboicot, el autoengaño, el miedo, la dependencia emocional, los duelos, para cuidarte a ti misma, para cuidar tus relaciones, para llevar la utopía a la práctica... 

Puedes leer el prólogo aquí, y puedes adquirir tu libro 


y también en Buscalibre y Amazon
 




Si quieres trabajarte los celos y muchas cosas más en compañía de más mujeres, 


23 de abril de 2021

Amores compañeros: Herramientas para trabajar en pareja

Mi nuevo taller es mixto, podéis participar en formato presencial (8 de mayo en Madrid) y virtual (16 y 23 de mayo, todos los países)

 

Presencial en Madrid

Fecha y horarios: 8 de Mayo, de 4pm a 8 pm.

DóndeFundación Entredós. 

Puedes apuntarte aquí:

        email: entredos@fundacionentredos.org

       teléfono 915220022

Precio: 45 euros socias/50 euros no socias.

 


Virtual en el Laboratorio del Amor

Sesiones: dos sesiones en directo de 4 horas cada una.

Fecha: domingos 16 y 23 de Mayo.

Horario: de 16 a 20 horas.

Número de participantes: 10.

Público destinatario: mixto.

Para gente sin pareja,

para parejas heteras, bisexuales, lesbianas y gays,

Profesionales y terapeutas que trabajan con parejas




 Objetivos del taller 

  • Conocer el método de la autocrítica amorosa para trabajar en una misma y en pareja.
  • Desaprender el patriarcado para liberar nuestros sentimientos y nuestras relaciones de pareja.
  • Entender las relaciones de poder, y aprender a usar nuestro poder desde la ética amorosa. y la filosofía de los cuidados.
  • Diseñar estrategias para el cambio y la transformación personal, y de pareja.
  • Fabricar herramientas para llevar la teoría a la práctica, y para poder disfrutar más del sexo, del amor y de la vida.

Precio

 Precio del taller: 200 euros.

Oferta 2x1: 300 euros

Puedes apuntarte con una amiga, con un amigo, con tu pareja, o un familiar... con quien tú elijas.

¡Aquí tienes toda la información y el botón de inscripción!


¿Qué son los amores compañeros?

¿Qué es el Laboratorio del Amor?

16 de abril de 2021

Mamá se va de viaje. Cuento infantil de Coral Herrera Gómez


Mamá se va de viaje

Autora: Coral Herrera Gómez

Ilustración, diseño y maquetación: Jorge Morales Carbonell

Guía Didáctica: Coral Herrera Gómez e Isabel Roda García

Coordinado por: Getting Better

Publicado por: Ayuntamiento de Humanes

Madrid, abril de 2021


El día en que Mariana le comunica a su familia que va a hacer un viaje con sus amigas más queridas, su compañero y sus hijos se sienten desolados. Manu, el protagonista, nos cuenta cómo Mamá logra que todos se pongan en su lugar, que expresen sus emociones, y que reflexionen sobre los derechos fundamentales de las mujeres. 

Manu podrá ver, por primera vez en su vida, a la persona que está detrás de su mamá, y tomará conciencia de lo importante que es aprender a cuidarse a sí mismos, a cuidar el hogar, y a cuidar a los demás. Entre todos reorganizan y reparten las tareas domésticas para que mamá pueda tener el mismo tiempo libre que los demás. Desde aquel viaje, todo cambió en la vida de Manu y su familia... ¿quieres saber cómo lo lograron?


En este cuento pensado para niñas y niños de 8 a 14 años, Coral Herrera trata el tema de los cuidados compartidos y del derecho que tenemos todas las mujeres a descansar y a tener tiempo libre. 


Ilustraciones de Jorge Morales Carbonell


En la Guía Didáctica que acompaña al cuento, las madres, los padres y el personal docente encontrarán herramientas para trabajar en casa o en el aula el tema de la igualdad entre hombres y mujeres, y también el derecho de las mamás a viajar y a descansar, y a tener un espacio y un tiempo para sí mismas.

Bajo la filosofía de los cuidados, se proponen actividades para trabajar temas como la conciliación, la corresponsabilidad, la justicia, el compañerismo, el trabajo en equipo, la expresión de las emociones, el reparto equitativo de las tareas en casa, la amistad y el amor, la empatía y la solidaridad,  los privilegios y las relaciones de poder, y la resolución pacífica de los conflictos en la pareja y en la familia. 


¡Espero que os gusten mucho y os sean muy útiles!


Coral Herrera Gómez 

 



13 de abril de 2021

Nuestras vidas con una Renta Básica Universal

 




Imagino un país en el que ninguna niña y ninguna mujer tienen que alquilar su cuerpo para poder comer.


Imagino un sociedad en la que ninguna mujer depende económicamente de un marido u otro hombre de la familia.


Imagino un país en el que las mujeres no se vean obligadas a vender a sus bebés para dar de comer a sus otros hijos.


Imagino una sociedad en la que las mujeres que cuidan no están condenadas a la pobreza y la dependencia económica.


Imagino un país en el que las mujeres no tienen que renunciar a la maternidad por falta de ingresos estables


Imagino un mundo en el que todas las madres tengamos autonomía económica para criar a nuestros propios hijos y no nos veamos obligadas a separarnos de nuestros bebés como ahora.


Imagino un país en el que todas las mujeres tienen autonomía económica para tener garantizado su derecho a divorciarse y separarse.


Imagino una sociedad en la que los empresarios no pueden ofrecer salarios indecentes porque nadie necesita trabajar en las condiciones de miseria actuales 


Imagino un país en el que la gente puede estudiar el tiempo que quiera o que necesite.


Yo imagino un país en el que las trabajadoras y trabajadores autónomos puedan tener estabilidad económica para emprender sus proyectos sociales, cientificos, artísticos, culturales y empresariales. 


Yo imagino un país sin pobreza en el que la gente puede tener todas sus necesidades básicas cubiertas y no vive permanentemente angustiada por la falta de ingresos.


Yo imagino una sociedad con una Renta Basica Universal que nos permite vivir una buena vida, libres de explotación, violencia y sufrimiento. 


#ImaginaLoBásico #RentaBásicaUniversal #imaginalobásico #RentaBasicaYa ICE por RBUI




¿Te imaginas vivir sin miedo y sin angustia por falta de ingresos?, ¿te imaginas cómo sería tu vida con una Renta Básica Universal?, ¿y la de los demás?, ¿te imaginas, acabar con el sufrimiento de 11 millones de españolas que viven en la pobreza? 

Aquí un ejercicio de imaginación colectiva en el que participo con mucha ilusión, estamos recolectando firmas para pedir a Europa que se ponga a trabajar en ello:

Campaña ImaginaLoBásico


                                  ¡Gracias por tu firma!

                        https://rentabasicaincondicional.eu/

12 de abril de 2021

Herramientas para saber si podría ser un buen compañero



Ahora estás en las nubes, borracha de amor, subida a la luna, ebria de dopamina, oxitocina, serotonina, y es probable que creas que has encontrado a tu "gran amor". 

Pero antes de comprometerte y de formalizar esta relación que estás empezando, tienes que pararte a pensar si el chico cumple con los requisitos mínimos para ser un buen compañero.

Es importante ser honesta con una misma y analizar si hay condiciones para emparejarse, y para disfrutar del amor. 

Hoy te propongo unas preguntas que pueden ayudarte a pensar con claridad, y a cuidarte a ti misma. 

Empezamos:

- ¿Sabe cuidarse a sí mismo?, ¿es autónomo, o necesita una mamá que le cuide?

- ¿Te sientes plenamente correspondida en tu relación?, ¿crees que los dos estáis igual de ilusionados y tenéis las mismas ganas, y la misma intensidad en vuestros sentimientos?

- ¿Te sientes amada?, ¿Cómo te demuestra su amor?

- Si no te lo demuestra, ¿por qué no te lo demuestra?

- ¿Crees que
 tiene ganas de disfrutar del amor y del sexo, o hay algún obstáculo que le impida vivir sus relaciones con libertad y alegría, como por ejemplo, el miedo?


- ¿Tenéis los dos el mismo concepto, o parecido, del amor, y del tipo de pareja que querríais tener? Si la respuesta es no, ¿hay condiciones para  amarse si vuestras apetencias no coinciden?

- ¿Te sientes aceptada tal y como eres?, ¿te ha pedido tu pareja que cambies tu forma de ser, o hagas cambios en tu vida?

- ¿Te sientes bien, te sientes feliz, estás a gusto en tu relación?

- ¿Te sientes bien tratada?

- ¿Te sientes bien tratada todo el tiempo, la mayor parte del tiempo, o sólo a veces?

- ¿Te sientes bien tratada cuando tenéis conflictos?

- ¿Cómo le tratas tú?, ¿notas mucha diferencia entre su forma de tratarte y la tuya hacia él?

- ¿Cómo habla de sus ex-novias?

 - ¿Cómo habla de las mujeres?

- ¿Cómo trata a la camarera que os está sirviendo la comida en el bar?

- ¿Crees que es buena persona?

- ¿Crees que es buena persona todo el tiempo, con todo el mundo?

- ¿Cómo se comporta con los animales?

- ¿Es machista? ¿Es racista, clasista, homófobo, lesbófobo, xenófobo?, ¿emite discursos de odio?

- ¿Sus actos y sus palabras se corresponden, lo que dice y lo que hace es coherente?

- ¿Cuantas pasiones y aficiones tenéis en común, hay compatibilidad entre ellas?

-¿Está buscando una compañera, o una asistenta que le cuide?

- ¿Se ocupa y se preocupa por tu placer, o sólo piensa en el suyo?

- ¿Sabe escuchar con amor?, ¿te escucha a ti con amor?

- ¿Qué cosas podrían mejorar en la relación?

-  ¿Sientes que la relación es fácil, o es difícil?, ¿o estáis siempre peleando?

-¿Estaríais mejor como amantes que como pareja?

- ¿Ha mentido delante de ti alguna vez a alguien?

- ¿Cómo crees que te ve él, qué te dicen sus ojos cuando te mira, qué cosas le gustan de ti?

- ¿Cómo le habla de ti a los demás, cómo le habla de ti a su mejor amigo, te gusta lo que estás escuchando al imaginarlo?

- ¿Cómo te habla a ti sobre ti misma, cómo habla de ti a los demás cuando estás tú presente?

- ¿Se ha desnudado emocionalmente delante de ti, te ha dejado ver su interior, te ha hablado sobre sí mismo y sobre sus sentimientos?

- ¿Quién es el que se siente más feliz en la relación?, ¿quién es el que mejor está de los dos, o estáis igual de bien los dos?

- ¿Cuida sus relaciones con sus amigos y amigas?, ¿y con su familia?

-¿Cómo cuida su hogar, sus plantas y mascotas?

- ¿Tú te sientes cuidada?

- ¿Te sientes cuidada siempre, o solo a veces? Cuando enfermas, ¿te cuida?, ¿te ayuda cuando tienes problemas?, ¿se preocupa por ti?

- ¿Sientes que tienes intimidad y privacidad?, ¿respetas tú la suya?

- ¿Cómo actúa cuando está estresado o nervioso?

-¿Se puede negociar, dialogar, pactar con él? 

-¿Respeta los acuerdos y los compromisos?

-¿Sabe hacer autocrítica?, ¿sabe reconocer sus errores?

-¿Se le da bien pedir perdón, es capaz de hacer cambios?

- ¿Os veis ambos juntos en el futuro, o alguno de los dos se ve fuera de la relación?

- ¿Te sientes libre para ser tú misma, para expresar tus emociones, para contar cómo te sientes, para hablar de tus deseos?

- ¿Te sientes libre en la relación para tener tus propios espacios, tus propios tiempos?

- ¿Cómo le acepta tu gente a tu chico?, ¿qué piensa él de tu gente?

- Si tu gente no le gusta, ¿crees que él trata de aislarte, o respeta tu red de afectos?

- Si su gente no te gusta, ¿crees que él se siente libre para relacionarse con su red de afectos?

- ¿Cómo se comunica contigo?, ¿quién llama primero?, ¿cuánto tarda en contestar tus mensajes?

- ¿Respeta los pactos a los que habéis llegado para estar juntos, o los rompe a menudo?

- ¿Crees que él confía plenamente en ti?

- Y tú, ¿confías plenamente en él?, ¿es honesto?

- ¿Os reís mucho juntos?, ¿te estás divirtiendo?

- ¿Estás renunciando a algo, o te estás sacrificando por algo?

- Si es feminista, si dice que se está trabajando el patriarcado, ¿hay coherencia entre sus discursos y sus actos?

- ¿Hay compañerismo, igualdad y trabajo en equipo en tu relación?

- ¿Cómo os repartís las tareas cuando convivís juntos?

-¿Usa su poder en beneficio propio, o de forma que se beneficien todo el mundo?

- ¿Disfrutáis ambos de la misma cantidad de tiempo libre?

- ¿Cómo es vuestra forma de organizaros económicamente?, ¿compartis los gastos equitativamente? 

- ¿Te compensa la relación, sientes que las cosas buenas realmente compensan las malas?

- ¿Te gustaría que hubiese algún cambio en tu relación?, ¿Crees que es posible que haya un cambio en la realidad?

- ¿Qué cosas te gustaría trabajarte a ti para ser mejor persona y para disfrutar del amor?

- ¿Y tu pareja, qué podría trabajarse para mejorar también?, ¿crees que tiene herramientas y ganas para hacerlo?

- ¿Cómo habla de sí mismo?, ¿cómo le ves el Ego?,  ¿cómo le ves la autoestima?

- ¿Te da la razón en todo, te lleva la contraria en todo?, ¿te ríe todas las gracias?, ¿se pone por debajo de ti, o por arriba de ti, o permanece en el mismo nivel que tú?

- ¿Y tú, te pones por encima o por debajo, alternas posiciones de dominación y sumisión, o tratas de tener relaciones horizontales e igualitarias?

- ¿Cuál es el porcentaje de nivel de sinceridad y honestidad de tu pareja?

- ¿Tiene tu pareja miedo de quedarse solo/a?,

- ¿Y tú, tienes miedo a quedarte sola?

- ¿Te sientes encadenada a tu pareja por los sentimientos que albergas hacia ella, o por alguna otra atadura económica, contractual, etc?

- ¿Crees que tu pareja se siente libre estando en esta relación contigo?

- ¿Confías en ti misma para saber cuando es el momento de romper la relación, si llega ese momento?

- ¿Cómo crees que se comportaría él en la ruptura, te trataría con amor, o te haría la guerra?


No te lances al amor a lo loco: piénsatelo muy bien. Ninguna de nosotras podemos permitirnos el lujo de equivocarnos, el coste de sufrir por amor es demasiado alto. 

Hay que amar con los pies en la tierra, tenemos que estar lúcidas y despiertas. 

Ser realistas y prácticas nos puede ahorrar toneladas de sufrimiento.

No te olvides: no todo el mundo sabe querer y cuidar, tú lo que buscas es un compañero de viaje, y no has venido al mundo ni para servir a ningún hombre, ni para cambiar a nadie. 

Tú estas aquí para disfrutar con gente que sepa disfrutar, compartir, dar y recibir cuidados, y hacer tu vida más bonita.

No dejes de hacerte preguntas, conecta contigo misma, y escucha tu corazón.

Coral Herrera Gómez 

Más herramientas para trabajarte lo romántico: Cómo disfrutar del amor

7 de abril de 2021

Te está pidiendo a gritos que le dejes



Hay hombres que, para terminar la relación de pareja, te miran a los ojos con cariño, se sinceran, y te cuentan cómo se sienten. Hay otros, en cambio, que utilizan otras técnicas para separarse: hoy vamos a hablar de los que se portan mal para que les dejes tú. 

Son esos hombres que podrían decirle a su pareja con valentía y franqueza: "Ya no quiero estar contigo/Quiero seguir mi camino/Quiero que dejemos la relación", pero no lo hacen porque les falta empatía y solidaridad, y no saben decir adiós con amor. 

¿Por qué actúan así? Por cobardía, egoísmo, y pereza. También porque son machistas y les importa muy poco la salud mental y emocional de sus compañeras. 

Ponen en ellas toda la responsabilidad sobre la relación para evitarse el sentimiento de culpa. Algunos, incluso, aprovechan para hacerse las víctimas cuando ellas ya no pueden más y cortan. Se van por la puerta grande (Ella me ha dejado), y quedan impunes los malos tratos que han ejercido. 

¿Para qué nos hacen sufrir? Para recuperar su soltería, o para empezar otra relación nueva. 

Algunos cuidaban a su pareja, y dejaron de hacerlo. 

Otros nunca supieron cuidar. 

Algunos tienen una falta de empatía total que les lleva a la crueldad extrema: no les importa el dolor, ni las consecuencias del sufrimiento en su salud emocional y emocional. Saben que ella puede aguantar toneladas de dolor, pero su objetivo es destruirla para que no puedan más y les dejen. 

Algunos son tan malvados que te dicen que sí te quieren, pero... que eres tú la que lo está estropeando porque protestas por todo, y te inventas cosas para amargarles la vida. Y otros son tan retorcidos que quieren hacerte creer que tú eres la culpable de todo: ellos querrían amarte pero no pueden porque te comportas como una loca. 

Ni ellos ni nosotras lo reconocemos como violencia machista, pero lo cierto es que cuando alguien te hace sufrir de una forma consciente o inconsciente, pero de una forma constante, y lo hace en beneficio propio, está ejerciendo violencia sobre ti. Se llama violencia psicológica y emocional. 

En este caso el beneficio que obtienen es destruirte para que le dejes y quedes como la mala, y él como el bueno

Es violencia machista, y hace tanto daño como la violencia física. 

¿Cómo protegerse y dejar de sufrir? 

Las mujeres tardamos demasiado tiempo en irnos: como nos han hecho creer que amar es sufrir, que amar es aguantar, sacrificarse y resignarse, asumimos que es "normal" soportar tanto dolor, nos cuesta mucho identificarlo como malos tratos. Creemos que así es el amor, que así son los hombres, o que hemos tenido muy mala suerte. 

Pero no estamos condenadas a sufrir por amor. El amor es para gozarlo y disfrutarlo: en cuanto empecemos a pasarlo mal en una relación, tenemos que tener claro que nos tratan mal para que les dejemos. 

Podemos dejarles aunque estemos muy enamoradas, utilizando nuestro sentido común: el instinto de supervivencia nos mueve a irnos de los sitios donde no nos quieren bien. 

Cuanto antes se encienda la alarma, mejor. No podemos sentarnos a esperar a que cambien, o a que se den cuenta, o a que nos digan por qué nos están haciendo sufrir. 

Podemos ahorrarnos toneladas de sufrimiento si les dejamos de inmediato: en cuanto ellos empiecen con la indiferencia, la desgana, la falta de cuidados, el misterio, la ambigüedad, los engaños, las mentiras, las infidelidades, los comentarios despreciativos, los castigos y el mal trato, hay que actuar con rapidez y terminar la relación. 

Otra señal muy clara de que hay que acabar una relación está en ti, en tu propio cuerpo. Cuando empiezas a sentir preocupación, angustia, ansiedad, tristeza, miedos, pensamientos obsesivos, hay que darse prisa. En cuanto empiece a doler, hay que dejar la fiesta del amor, y empezar a cuidarse mucho a una misma. 

Que no se nos olvide que sufrir no es gratis: tiene un coste altísimo. Nos pone de rodillas, nos envejece, nos enferma, nos quita la paz mental, nos roba la energía y el tiempo, nos amarga la vida. 

Sé que es un trabajo descomunal luchar por dentro contra el mito de que el amor todo lo puede, pero tenemos que tener muy claro que este mito una trampa. 

Porque ya sabemos que nadie puede retener a su pareja si quiere irse, o tratar de cambiarla. El amor no puede transformar a nadie en una buena persona. 

La magia del amor no sirve por sí sola: todo proceso de transformación requiere un trabajo personal muy profundo. Sólo cambian las personas que se lo trabajan. 

El único cambio posible es el que está en tu mano, el que haces tú, cuando decides protegerte y cuidarte. 

Y la primera regla del auto-cuidado es salir de una relación en cuanto empieces a sufrir. 

Cuando tu pareja te hace sufrir es porque no te ama, no te quiere y no te cuida. 

Te está pidiendo a gritos que le dejes. 


Cuando ya lo ves claro y sales de ahí, empiezas tu proceso de liberación, 

y de pronto un día te conviertes en una de esas Mujeres que ya no sufren por amor


Coral Herrera Gómez 


Otros artículos: 





5 de abril de 2021

Todos los libros de Coral Herrera

  




Libros de la Catarata, Madrid, 2020. 

Formato: papel y ebook


Comprar en Buscalibre o Amazon 









Ediciones B, Penguin Randome House, Barcelona 2020.

A la venta en megustaleer.com,



Podéis conseguirlo también en Buscalibre y Amazon







Coral Herrera Gómez, Editorial Libros de la Catarata, Madrid, 2018.



Comprar en Buscalibre o Amazon.





Coral Herrera Gómez, editorial Catarata, Madrid, 2019




Comprar en Buscalibre o Amazon.





Masculinidades no violentas: guía de recursos para trabajar con menores,
Instituto Canario de Igualdad, Tenerife, 2020.
 
Podéis pedirlo en papel y lo tenéis en la web para descargar gratis. 










Coral Herrera Gómez, Editorial Fundamentos, Madrid, 2011. 
Formato: papel




Comprar en Buscalibre o Amazon












Feminismos, masculinidades y queer

Coral Herrera Gómez, editorial Txalaparta, Navarra, 2011.








Coral Herrera Gómez Blog

Quiero que me escribas cada vez que publiques nuevos contenidos en el Blog:

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
Visita mi tienda de regalos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.