26 de marzo de 2022

Liberarse de la necesidad de ser deseadas

Ilustración de Marynn


Nos han hecho creer que la medida de nuestra valía es nuestra belleza, y que para ser felices, necesitamos que los hombres nos deseen y nos amen. Y para ello tenemos que estar guapas, siempre disponibles, y en constante competición con nosotras mismas y con las demás mujeres. Sin embargo, esta utopía de la felicidad es una trampa: ser deseadas sexualmente no nos garantiza que nos vayan a querer bien, ni que nos vayan a amar más. A las guapas también les ponen los cuernos, también las sustituyen por otras guapas, sufren malos tratos, y también las matan. 

Da igual lo que hagamos para cumplir con los mandatos de la belleza, el mundo está lleno de mujeres jóvenes, hermosas e inteligentes. El patriarcado nos pone a competir y nos somete a través de nuestros miedos y complejos, y el ego: la obsesión por la belleza no sólo nos baja la autoestima, también nos vuelve narcisistas e inseguras. Nos quiere entretenidas en nosotras mismas, ilusionadas y frustradas por la necesidad de brillar, destacar por encima de las demás, y obtener prestigio social.


Hay que tener mucho cuidado con este culto al cuerpo, hoy moldeado y tiranizado para despertar el deseo sexual de los hombres. Porque todas, absolutamente todas nosotras envejecemos, da igual las dietas, las cremas, los tratamientos y las operaciones a las que sometamos a nuestros cuerpos. Si nos dejamos dominar por el ego y el narcisismo, nos aislamos de las demás: cuando empezamos a perder puntos por la edad, nos vemos solas y reducidas a la nada.


Nuestra meta en la vida no puede ser ir de compras, vestir a la moda, pasar horas frente al espejo, ir al salón de belleza, acumular likes en Instagram con tus selfies, posar sexys para ellos y agradar a los demás... 

Porque si eso se convierte en el centro de nuestras vidas, cuando los hombres dejan de desearnos, y las demás mujeres dejan de envidiarnos, nos sentimos invisibles y vacías.

 Y cuando nuestros cuerpos se transforman con la maternidad, es peor aún, porque muchas se castigan todavía más para borrar las huellas de la maternidad. Disciplinar el cuerpo y luchar contra él requiere, cada año, más horas de tortura, y más dinero. Invertir en nuestros cuerpos para venderlos no nos libera, nos hace más esclavas de la industria de la belleza y el negocio del deseo masculino.

A muchas de nosotras nos ha liberado el feminismo, y ya sabemos que es más importante entrenar el corazón para ser buena persona, que cumplir con los vanos imposibles de la belleza patriarcal. No compensa para nada machacarnos en el gimnasio y pasar hambre, no hace falta sufrir para estar guapa. Lo que nos pone guapas es la sonrisa y la alegría de vivir.


Cuando comprendes esto, aprendes a distinguir lo importante de lo superfluo, y el día en que te das cuenta de que es mucho más importante estar viva y estar sana, vivir sin dolores ni enfermedades físicas y mentales, que lucir bella, entonces das un gran paso hacia la liberación.


Y una vez empiezas a caminar hacia ella, aprendes a cuidarte de verdad, pones tu energía, tu tiempo y tu dinero en otros proyectos más placenteros, te lo trabajas para ser mejor persona, tu vida se llena de pasiones y afectos, la belleza pasa un segundo plano, y empiezas a disfrutar más de la vida.


Es un proceso de liberación bien hermoso, que se disfruta más si en el camino ayudamos a las niñas para que se lo ahorren, y a las adolescentes que ya están sometidas a la tiranía de la belleza y de la mirada del macho. Podemos ayudarles a iniciar su propia liberación para que el sueño de sus vidas no sea tener muchos seguidores, sino mucha gente querida a su alrededor. 


Porque de verdad, no necesitamos ni la admiración, ni la envidia, ni los likes en redes sociales.


Lo que necesitamos de verdad, todas y cada una de nosotras, es mucho amor del bueno.


Coral Herrera Gómez 




Mujeres que se liberan: ¿quieres unirte a nosotras?


Coral Herrera Gómez Blog

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
¡Vente con nosotras!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.