20 de julio de 2022

¿Qué pasaría si...? Hilos Utópicos contra el Apocalipsis



Ahora que está tan de moda soñar con el fin del mundo y los apocalipsis, ahora que nos quieren a todas y a todos muertos de miedo, os invito a darle la vuelta, a poneros creativos/as, y a soñar con un mundo mejor. 

Hoy empiezo una serie de Hilos Utópicos en la que todos y todas podréis aportar.

Antes de activar tu imaginación, recuerda que la Utopía es un camino que se hace al andar, y que tenemos los medios, las habilidades, los conocimientos y la tecnología para llevar a cabo los cambios que necesitamos.

Empecemos soñando con la erradicación de la pobreza: ¿qué pasaría en tu vida y qué ocurriría en el mundo si todas y todos tuviéramos los ingresos y las necesidades básicas garantizadas?

- Se acabaría el hambre, la desnutrición y el sufrimiento de millones de personas en el mundo.

- Las tasas de muerte asociadas a la pobreza caerían en picado.

-Disminuirían las tasas de muerte infantil, esclavitud y trabajos forzados para niños y niñas.

- Las familias dejarían de vender a sus niñas a hombres mayores y se acabarían los matrimonios forzados.

- Los proxenetas y traficantes de mujeres y bebés se quedarían sin mujeres pobres a las que explotar laboral, sexual, y reprodutivamente.

- Los traficantes de órganos no encontrarían a nadie dispuesto a vender su riñón ni sus córneas, ni ninguna parte de su cuerpo.

- Se acabaría la mendicidad en las calles y la inseguridad en las ciudades, porque todo el mundo tendría lo suficiente para comer y para tener energía en casa.

- Los campos de concentración de mujeres esclavizadas desaparecerían, y la industria del porno dejaría de ser rentable.

-Las parejas que no se quieren y hoy permanecen juntas porque no tienen dinero para separarse, podrían divorciarse tranquilamente.

- Acabaríamos con el descomunal odio que existe hoy hacia las personas pobres.

- Nuestro sufrimiento caería en picado, junto con las tasas de suicidios por motivos económicos, así como las enfermedades y los trastornos mentales.

- Acabaríamos con las masas de personas refugiadas y exiliados que migran huyendo de la pobreza y el hambre. 

-Los hombres podrían vivir más años al salirse de las pandillas y las estructuras mafiosas que trafican con drogas y armas.

- Las personas dependientes, con discapacidades, malformaciones, enfermedades físicas y mentales, y las personas accidentadas no estarían condenadas a la pobreza, ni a la dependencia, ni sufrirían exclusión social por falta de recursos.

- Los empresarios tendrían que elevar los salarios, acortar las jornadas laborales, y garantizar todos nuestros derechos laborales para conseguir mano de obra. No dudéis que nos respetarían y nos cuidarían muchísimo más.

-Tendriamos más tiempo y energía para organizarnos, para crear redes de resistencia y apoyo, para protestar contra las injusticias, para sacar adelante proyectos sociales, y para luchar por nuestros derechos fundamentales.

- Las mujeres podrían salir de las relaciones de violencia machista con más facilidad, y empezar una nueva vida sin depender de las ayudas que ponen y quitan los políticos de turno.

- Las mujeres podríamos enfrentar y parar el acoso sexual de nuestros compañeros y superiores en el centro de trabajo, sin miedo a quedarnos sin empleo.

- Las mujeres podríamos elegir nuestras maternidades con más libertad, y no tendríamos que renunciar a ser madres por falta de recursos económicos.

- Las mujeres dejaríamos de tener doble y triple jornada laboral, y dejaríamos de servir y de trabajar gratis para los hombres: se acabaría la explotación doméstica.

-Las mujeres podríamos juntarnos y separarnos con libertad, y podríamos cambiar nuestra forma de organizarnos y de relacionarnos entre nosotras y con los hombres.

- Nuestras relaciones serían menos interesadas, dependientes y abusivas, y por tanto, menos conflictivas y violentas.

- Seríamos más libres para elegir nuestra profesión, para cambiar de ocupación laboral, para tomarnos descansos, para sacar adelante nuestros propios proyectos.

-Quien quisiera podría salirse del sistema de autoexigencia y competición constante que nos marca hoy el capitalismo.

- Podríamos estudiar más años y jubilarnos antes, podríamos tener mucho más tiempo para aprender cosas nuevas y disfrutar de la vida.

- Mujeres y hombres podríamos criar a nuestros propios hijos e hijas, y acompañarlos el tiempo que queramos.

- A los ejércitos, grupos mafiosos y órdenes religiosas les resultaría muy difícil encontrar voluntarios para dejarse matar o para matar a otros seres humanos a cambio de unas monedas.

- Acabaríamos con las desigualdades sociales por razones económicas, pero también el fin de la pobreza tendría un fuerte impacto en las enfermedades de transmisión social: clasismo, xenofobia, machismo, homofobia, etc.

- Los trabajos esenciales, que son los más duros, tendrían unas condiciones excelentes de remuneración y unas condiciones inmejorables: agricultores/as, pastores/as, trabajadoras de la limpieza, cuidadoras de personas y animales, personal sanitario y docente, servicios de emergencias, bomberos, guardias forestales...

-Tambien los animales y demás seres vivos se verían beneficiados porque podríamos dejar de explotarles y maltratarles para hacer dinero.

- Muchas personas, al salir de la pobreza, tendrían más derecho a tener derechos, aunque sobre derechos humanos hablaremos en el próximo hilo. 


Ahora sí me preguntáis sobre cómo podríamos acabar con la pobreza, es obvio que uno de nuestros grandes problemas son los acaparadores: en la Tierra unas pocas familias acaparan todas las riquezas y los recursos, y se les pudre el dinero en el banco. Podemos limitar este acaparamiento y esta acumulación, a la vez que podemos dejar de gastar dinero en guerras, ejércitos, iglesias, familias reales, banqueros, grandes empresarios, y señores de la guerra, que son los que más reciben del dinero que ponemos entre todos y todas cada año a través de los impuestos. Si dejásemos de mantener a esta gente y tomáramos una serie de medidas como la Renta Básica Universal, podríamos erradicar la pobreza con facilidad, no hay excusas.


¿Os imagináis como cambiarían nuestras vidas, y como cambiaría el mundo si logramos cambiar nuestra economía, y nuestra forma de organizarnos y de relacionarnos?


Se aceptan sugerencias, os invito a uniros a este ejercicio colectivo en mi Twitter y mi Facebook, y a activar la imaginación para soñar colectivamente un mundo sin pobreza.

Coral Herrera Gómez Blog

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
¡Vente con nosotras!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.