14 de diciembre de 2021

Dejar de sufrir y de hacer sufrir a los demás


La Revolución Amorosa empezará el día en que dejemos de disfrutar haciendo sufrir a los demás. Nuestra cultura está basada en gran parte en el placer que sentimos  humillando, insultando, haciendo burlas y machacando a la gente. Nos sentimos poderosos y nos divertimos haciendo daño a otros humanos y demás seres vivos, y hasta pagamos por asistir a espectáculos en los que se tortura, física, mental y emocionalmente a otros.

Lo podéis ver todos los días en las redes sociales, en los medios de comunicación, en las aulas y en las oficinas, y en nosotros, en nosotras mismas. A la gran mayoría de la gente le encanta meter zascas, imponer su opinión, mostrar su superioridad, y ganar seguidores destrozando a quien sea. 

Basta con convertir a alguien en nuestro enemigo para convertirnos en fieras despiadadas: no reconocemos nuestra violencia verbal como violencia, y somos incapaces de responsabilizarnos del dolor que causamos para ganar las batallas. Sentimos un intenso placer cuando demostramos que somos superiores, y el placer aumenta cuando el público nos aplaude. 

Estamos enganchados y enganchadas a las guerras cibernéticas y cada vez necesitamos más violencia para disfrutar con estos subidones de adrenalina que experimentamos a diario en redes. No nos damos cuenta de que sus dueños se están enriqueciendo con las batallas, los odios, los linchamientos, las cancelaciones y las campañas para aniquilar a los que consideramos nuestros enemigos/as. Ellos nos controlan a través de nuestro ego y de la intensidad de nuestras emociones: así es como nos hemos hecho adictos a los teléfonos y como malgastamos toneladas de tiempo y energía en guerras absurdas a través de nuestros dispositivos.

Sin embargo, no estamos condenados a vivir sufriendo y haciendo sufrir, podemos hacer muchas cosas para acabar con la violencia:

 -aprender a mantener el ego y los complejos de inferioridad y superioridad a raya, 

- aprender a usar nuestro poder sin hacer daño a nadie, 

- tomar conciencia del impacto que nuestra forma de ser y de relacionarnos tiene en los demás. 

- cuidar nuestras palabras y acciones,

- trabajarnos las emociones (el odio, el miedo, la envidia, la ira, la frustración, etc) para no hacer daño a los demás, ni a nosotros mismos/as.

- aprender las artes de la autocrítica amorosa, personal y colectiva.

- aprender las técnicas de la comunicación no violenta y los buenos tratos

- cuidar nuestra salud mental y emocional porque es sagrada, y, asumir que la salud emocional de los demás también lo es.

- practicar a diario para comunicarnos y relacionarnos desde la empatía y el respeto, la solidaridad y el compañerismo.

-construir una ética amorosa basada en la filosofía de los cuidados. 

-aprender a cuidarnos a nosotros/as mismas, cuidar las relaciones con los demás, y cuidar el planeta que compartimos

-tomar conciencia de que todos y todas tenemos derecho a una buena vida, libre de sufrimiento, explotación y violencia. 


Reivindicar y defender este derecho a una Buena Vida es el único camino hacia la utopía. Para poder vivir bien hay que acabar con el sufrimiento que nos causamos unos a otros en nuestra interacción diaria, tanto en el hogar y los espacios íntimos como en los espacios públicos, tanto en lo presencial como en lo virtual. 


Necesitamos, pues, mucha humildad y autocrítica para aprender a divertirnos de otras maneras. Y toneladas de amor del bueno y de ternura social para comunicarnos y relacionarnos de otras formas.


Vivir sin sufrir es un derecho universal de todos los seres vivos.

Vivir sin hacer sufrir es un principio fundamental para vivir en paz.


#RevoluciónaAmorosa #BuenosTratos #Cuidados #AutocríticaAmorosa #Empatía #ComunicaciónNoViolenta #AmorDelBueno #ÉticaAmorosa #SaludMental #SaludEmocional #EducaciónEmocional 

#Otrasformasdedivertirsesonposibles #Bienestar #Autocuidado #TernuraSocial  #VivirSinSufrir #VivirEnPaz #DerechoAUnaBuenaVida


Post relacionados:

Las bromas para hacer sufrir a los demás

La salud mental y emocional es política

Cómo me trabajo el arte de la no violencia

Para qué sirve la autocrítica amorosa

¿Cómo usas tu poder?

Desaprender la crueldad

Que tus emociones no hagan daño a nadie

Si hizo sufrir a otras mujeres, a ti también te tratará mal

Ser normal o ser tú misma

Cambia tu mundo, y cambias el mundo: la terapia es colectiva

No hay recompensa por sufrir por amor

Coral Herrera Gómez Blog

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
¡Vente con nosotras!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.