7 de abril de 2021

Te está pidiendo a gritos que le dejes



Hay hombres que, para terminar la relación de pareja, te miran a los ojos con cariño, se sinceran, y te cuentan cómo se sienten. Hay otros, en cambio, que utilizan otras técnicas para separarse: hoy vamos a hablar de los que se portan mal para que les dejes tú. 

Son esos hombres que podrían decirle a su pareja con valentía y franqueza: "Ya no quiero estar contigo/Quiero seguir mi camino/Quiero que dejemos la relación", pero no lo hacen porque les falta empatía y solidaridad, y no saben decir adiós con amor. 

¿Por qué actúan así? Por cobardía, egoísmo, y pereza. También porque son machistas y les importa muy poco la salud mental y emocional de sus compañeras. 

Ponen en ellas toda la responsabilidad sobre la relación para evitarse el sentimiento de culpa. Algunos, incluso, aprovechan para hacerse las víctimas cuando ellas ya no pueden más y cortan. Se van por la puerta grande (Ella me ha dejado), y quedan impunes los malos tratos que han ejercido. 

¿Para qué nos hacen sufrir? Para recuperar su soltería, o para empezar otra relación nueva. 

Algunos cuidaban a su pareja, y dejaron de hacerlo. 

Otros nunca supieron cuidar. 

Algunos tienen una falta de empatía total que les lleva a la crueldad extrema: no les importa el dolor, ni las consecuencias del sufrimiento en su salud emocional y emocional. Saben que ella puede aguantar toneladas de dolor, pero su objetivo es destruirla para que no puedan más y les dejen. 

Algunos son tan malvados que te dicen que sí te quieren, pero... que eres tú la que lo está estropeando porque protestas por todo, y te inventas cosas para amargarles la vida. Y otros son tan retorcidos que quieren hacerte creer que tú eres la culpable de todo: ellos querrían amarte pero no pueden porque te comportas como una loca. 

Ni ellos ni nosotras lo reconocemos como violencia machista, pero lo cierto es que cuando alguien te hace sufrir de una forma consciente o inconsciente, pero de una forma constante, y lo hace en beneficio propio, está ejerciendo violencia sobre ti. Se llama violencia psicológica y emocional. 

En este caso el beneficio que obtienen es destruirte para que le dejes y quedes como la mala, y él como el bueno

Es violencia machista, y hace tanto daño como la violencia física. 

¿Cómo protegerse y dejar de sufrir? 

Las mujeres tardamos demasiado tiempo en irnos: como nos han hecho creer que amar es sufrir, que amar es aguantar, sacrificarse y resignarse, asumimos que es "normal" soportar tanto dolor, nos cuesta mucho identificarlo como malos tratos. Creemos que así es el amor, que así son los hombres, o que hemos tenido muy mala suerte. 

Pero no estamos condenadas a sufrir por amor. El amor es para gozarlo y disfrutarlo: en cuanto empecemos a pasarlo mal en una relación, tenemos que tener claro que nos tratan mal para que les dejemos. 

Podemos dejarles aunque estemos muy enamoradas, utilizando nuestro sentido común: el instinto de supervivencia nos mueve a irnos de los sitios donde no nos quieren bien. 

Cuanto antes se encienda la alarma, mejor. No podemos sentarnos a esperar a que cambien, o a que se den cuenta, o a que nos digan por qué nos están haciendo sufrir. 

Podemos ahorrarnos toneladas de sufrimiento si les dejamos de inmediato: en cuanto ellos empiecen con la indiferencia, la desgana, la falta de cuidados, el misterio, la ambigüedad, los engaños, las mentiras, las infidelidades, los comentarios despreciativos, los castigos y el mal trato, hay que actuar con rapidez y terminar la relación. 

Otra señal muy clara de que hay que acabar una relación está en ti, en tu propio cuerpo. Cuando empiezas a sentir preocupación, angustia, ansiedad, tristeza, miedos, pensamientos obsesivos, hay que darse prisa. En cuanto empiece a doler, hay que dejar la fiesta del amor, y empezar a cuidarse mucho a una misma. 

Que no se nos olvide que sufrir no es gratis: tiene un coste altísimo. Nos pone de rodillas, nos envejece, nos enferma, nos quita la paz mental, nos roba la energía y el tiempo, nos amarga la vida. 

Sé que es un trabajo descomunal luchar por dentro contra el mito de que el amor todo lo puede, pero tenemos que tener muy claro que este mito una trampa. 

Porque ya sabemos que nadie puede retener a su pareja si quiere irse, o tratar de cambiarla. El amor no puede transformar a nadie en una buena persona. 

La magia del amor no sirve por sí sola: todo proceso de transformación requiere un trabajo personal muy profundo. Sólo cambian las personas que se lo trabajan. 

El único cambio posible es el que está en tu mano, el que haces tú, cuando decides protegerte y cuidarte. 

Y la primera regla del auto-cuidado es salir de una relación en cuanto empieces a sufrir. 

Cuando tu pareja te hace sufrir es porque no te ama, no te quiere y no te cuida. 

Te está pidiendo a gritos que le dejes. 


Cuando ya lo ves claro y sales de ahí, empiezas tu proceso de liberación, 

y de pronto un día te conviertes en una de esas Mujeres que ya no sufren por amor


Coral Herrera Gómez 


Otros artículos: 





Coral Herrera Gómez Blog

Quiero que me escribas cada vez que publiques nuevos contenidos en el Blog:

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
Visita mi tienda de regalos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.