11 de enero de 2021

Qué hacer si tu pareja no quiere tener pareja

 

Tyler Spangler


El anterior post, Tú y yo no somos nada, iba dirigido a aquellas personas capaces de estar semanas, meses o años en una relación de pareja negando el vínculo. Este post va dirigido a aquellas personas a las que les toca un negacionista de la pareja. Muchas de vosotras me habéis escrito para decirme que os habéis sentido reflejadas y para preguntarme qué hacer si estás en una relación con alguien que no define la relación de ninguna manera, que prefiere mantener en secreto la pareja, y que no quiere compromiso afectivo de ningún tipo. 

Prueben a seguir estos pocos pasos: 

-Sé práctica y realista, usa tu sentido común: si ahora niega la relación es difícil que la acepte en un futuro. Es duro de asimilar, pero hay personas que no pueden disfrutar del amor, y es mejor estar lejos de ellas. 

-Si no es mutuo, no te quedes, y no inviertas tu tiempo y energía. Si no hay equilibrio en las ganas y en los sentimientos, es mejor no sumergirte en ese río.  

- No naciste para esperar, y no existen los milagros románticos: pega estas dos frases en la puerta de la nevera para tenerlas presente a diario. La espera y los milagros son mitos que usan para quitarnos la energía y para ponernos de rodillas.

-Recuerda que el amor ni se exige, ni se mendiga. Si no le sale el amor, no le sale. Si sufre de mutilación emocional, es su problema, no el tuyo. 

-Evita el autoengaño y mantente despierta: si te cuesta, pide ayuda a las amigas que más te quieren para que te digan lo que tú ya sabes. Escucharlo de ellas te ayudará a poner los pies en la tierra.

-Tienes que anteponer ante todo tu auto-cuidado: es más importante tu bienestar y tu salud mental, que tu necesidad de vivir una historia de amor. 

- Comprométete contigo misma: asume tu responsabilidad afectiva en la relación que tienes contigo misma. 

-Recuerda que eres dueña de tu amor, y que aunque el amor sea un río de aguas turbulentas, tú sabes nadar. Sabes ponerte a salvo de las corrientes y los remolinos, sabes buscar aguas tranquilas donde nadar placenteramente, sabes salirte del río antes de que se desborde o se precipite en una catarata. Es decir, aún enamorada puedes pensar, utilizar tu sentido común, sopesar los pros y los contras, y tomar decisiones que te beneficien a ti. 

-Cuida tu autoestima: estar con alguien que te oculta a los demás, y que te niega, destroza la autoestima de cualquiera. Por muy fuerte que seas y mucho que aguantes, piensa que no tienes por qué pasarlo mal. Es muy doloroso que te pongan muros y límites cuando te enamoras, y es muy duro escuchar a tu pareja decir cosas como: "tú no eres nada, no somos nada, no tenemos nada", "solo somos amigos, no pidas más", "no te enamores de mí, que es imposible que yo te corresponda", "prefiero estar solo, no quiero tener pareja", "algún día tendré pareja, cuando aparezca la persona adecuada" Es muy duro pensar que tú no eres suficientemente buena para que la otra persona se enamore de ti. El problema lo tiene él, que es un privilegiado y se aprovecha de que tú le amas. 

- Controla tu ego: tu pareja no te niega el vínculo para hacerse el duro o porque tenga miedo al amor, lo niega porque es machista, y le viene bien para poder tener más parejas. No te quedes pensando que vas a poder enamorarle, o que tu amor lo ablandará, o que vas a convencerle para que se desnude el alma y abra su corazón al amor. Si te pone barreras y obstáculos, acepta y corta la relación: no te tomes si negativa como un desafío. Los mutilados emocionales te pueden machacar viva. 

-Ponte una fecha para finalizar la relación: se puede estar en una relación sin definir o en una no relación un mes, dos meses, pero no más. Es el tiempo suficiente para conoceros y saber si queréis algo más, si os apetece construir una relación, o si creéis que es mejor no profundizar y dejar ahí el romance. 

- Sé leal a ti misma: no hay nada más doloroso que traicionarse a una misma. Una vez que te hayas puesto una fecha (que puedes adelantar en cualquier momento si ves que te ponen demasiados muros y barreras para disfrutar del romance), intenta cumplir los pactos contigo misma, y deja la relación en la fecha que acordaste si ves que realmente no es mutuo y no hay condiciones para el amor. 

- Vive tu duelo y deja atrás el pasado: lo que no puede ser, no puede ser. Te queda mucho por vivir y mucha gente por conocer. No te expongas al sufrimiento innecesario: la vida está llena de gente maravillosa. ¡Huye de los tacaños emocionales, y a otra cosa, mariposa!


Coral Herrera Gómez 


Post relacionados: 

Cómo cuidarte cuando estás enamorada: la salud emocional y el amor romántico

No hay recompensa por sufrir por amor

El mito romántico de la familia feliz 

¿Para qué sirve la autocrítica amorosa?


Podcast relacionados:

Mujeres que sobreviven a la Gran Estafa Romántica



¿Has visto los nuevos cursos en el Laboratorio del Amor?

 ¡Entra aquí y echa un vistazo! 

Coral Herrera Gómez Blog

Quiero que me escribas cada vez que publiques nuevos contenidos en el Blog:

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
Visita mi tienda de regalos

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.