29 de abril de 2018

No es amor, es violencia machista






Enamorarla sin enamorarte, 
fingir que te derrites para que se derrita en tus brazos
inflar su ego para que se sienta única y especial,
bajarle del cielo a los infiernos cuando a ti te apetezca, 
destrozar su autoestima para tenerla bajo tu poder,
tenerla a tus pies para hacer con ella lo que quieras, cuando quieras, 

no es amor, es violencia machista. 

Alternar una de cal y una de arena, 
la ternura con la indiferencia,  
los besos con las burlas, 
los mimos con el desprecio, 
los poemas con las palabras hirientes,
los piropos con las puñaladas en el alma,
  
no es amor, es machismo, es violencia. 

Responsabilizar a tu pareja de tu bienestar y tu felicidad, 
imponer tu modelo de pareja,
imponer tu criterio, tus decisiones y tus deseos, 
tomar decisiones que le afectan a ella sin contar con ella,
no escuchar a tu pareja, 
machacarla con tus complejos de inferioridad y superioridad, 

es violencia machista. 

Beneficiarte de su sufrimiento y de su miedo al abandono
desconfiar de ella todo el tiempo, 
montar broncas por nada, 
hacerle sentir culpable por todo,
hacerte la víctima y chantajear emocionalmente a tu pareja,
no es amor, es maltrato psicológico y emocional, 

es violencia machista. 

Hacer llorar a tu pareja, 
crear dramas para hundir su estado de ánimo,
aprovecharte de su necesidad de ser amada y de su dependencia emocional 
aprovecharte de sus necesidades económicas 
para tener el poder en tus manos

no es amor, es maltrato machista. 

Ridiculizar en público a tu pareja, 
Hablar mal de ella delante de los demás, 
Utilizar un tono de desprecio para hablar con ella,
Llamarle loca cuando protesta, 
enfadarte con ella para que sufra,
desaparecer unos días para castigarle,

no es amor, es violencia. 

Amenazar, insultar y humillar a tu pareja cuando estás enfadado,
cuando sientes miedo, 
cuando te sientes impotente, dolido, o frustrado,
cuando recibes malas noticias,
cuando estás borracho o drogado,

no es amor, 
es maltrato, 
y es violencia machista. 

Exigirle obediencia, 
relacionarte en una estructura de dominación y sumisión,
controlar y limitar sus redes sociales y afectivas, 
obligarle a ser monógama mientras tú no lo eres,
obligarle a tener relaciones sexuales cuando no le apetece, 

no es amor, es machismo, es violencia. 

Encerrar a tu pareja en la jaula del amor no es amor, 
es machismo, y es violencia. 

Vigilar y controlar a tu pareja,
limitar su libertad, 
disponer y organizar su tiempo libre,
querer ser el centro de su vida, 
aislarla de los demás,
violar su intimidad y su privacidad,
no es amor, 

es maltrato y violencia machista. 

Beneficiarte económicamente de tu pareja sin aportar nada, 
arruinar sus momentos felices montando alguna escena,
ocultar información y mentir constantemente a tu pareja,
intentar despertar sus celos para que sufra por ti,
disfrutar con su sufrimiento,
utilizarla y manipularla para sentirte poderoso, 
darle y quitarle tu amor cuando te convenga, 
aparecer y desaparecer por arte de magia,

No


es

amor, 

ES

VIOLENCIA 

MACHISTA


Coral Herrera Gómez



Artículos relacionados:






Coral Herrera Gómez Blog

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
¡Vente con nosotras!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.