30 de agosto de 2018

Reflexiones sobre la gestación subrogada y la compraventa de bebés




En Canadá e Inglaterra la gestación subrogada está permitida, pero ninguna mujer puede cobrar dinero por hacerlo, y hay penas de cárcel de hasta diez años por vender o comprar bebés. Resultado: no hay apenas mujeres altruistas, y canadienses e ingleses tienen que salir a los países más pobres a buscar mujeres para alquilar.

&&&


Si el bebé está sano, la madre es la compradora. 
Si el bebé es defectuoso, la madre es la gestante. 
Si ninguna madre quiere al bebé, es abandonado en un orfanato o institución pública del país en el que no prosperó la compraventa.


&&&

Echad un vistazo a las agencias y mirad los catálogos de mujeres baratas, guapas, disponibles, deseosas de cumplir los sueños de cualquier desconocido con dinero y ganas de ser papá o mamá. Todas ellas mujeres que jamás venderían sus cuerpos ni sus bebés si hubiesen pertenecido a otra clase social, y sobre todo, si no fuesen mujeres.


&&&&


Desde siempre nos habéis arrancado a los bebés de los brazos al nacer. En las dictaduras los curas y las monjas los robaban a las mujeres pobres, a las mujeres comunistas, a las anarquistas, a las feministas, para dárselo a las familias ricas. Una vez extraído el producto, las mujeres eran torturadas y asesinadas, y arrojadas al mar. 

Ahora en las democracias ya no es gratis y tenéis que pagar a las agencias, porque ya no roban a las mamás, ahora hay que compensarlas económicamente. 

La violencia y la crueldad es la misma, sea o no legal, es completamente inmoral.

 #RoboDeBebés #Tráfico de Bebés 
 #StopViolenciaPatriarcal
#NoAlquilesMujeres
#NoCompresBebés


&&&


Los derechos de la mujer que alquila su cuerpo para la gestación quedan anulados durante el tiempo que dure el embarazo. No tiene posibilidad alguna de arrepentirse, ni de echarse para atrás, no puede opinar ni tomar decisiones sobre su salud y su embarazo, y tiene que obedecer las condiciones que le impongan en su dieta, su vida sexual, su vida privada y su intimidad. No puede rechazar a los futuros padres de su bebé si no le caen bien o si no la tratan bien, incluso si sospecha que a su bebé tampoco lo tratarán bien. No puede protestar, no puede negociar, no puede hablar, sólo cumplir su parte del contrato y ser obediente.



&&&



La peor pesadilla para un comprador o una compradora de bebés es que su hijo se parezca a la madre gestante, y herede sus características físicas, y hasta sus enfermedades. Ya está demostrado que los genes se mezclan desde el inicio, lo que demuestra que ese deseo de tener un hijo "propio" con tus genes sin que se contaminen es imposible. Una mujer no pone solo su útero, pone su cuerpo entero, sus hormonas, su sangre, sus células, todo está interrelacionado en nuestros cuerpos cuando creamos una vida, y todo está mezclado y fusionado: la pureza genética es un cuento chino con el que sientes que tu hijo es tuyo. Pero no es tuyo, no es de nadie: los seres humanos nos somos propiedades.


&&&


Si, estoy de acuerdo con prohibir a las mujeres vender sus bebés. Las mujeres no tenemos derecho a vender seres humanos, aunque los hayamos parido. No es limitar la libertad de una mujer, es que las mujeres no somos propietarias de ningún ser humano, nuestros hijos no son nuestros, los seres humanos no se pueden vender ni comprar. Vender o comprar un bebé no es un derecho de las mujeres, al revés: es un atentado contra los derechos de los niños y las niñas y está penado con cárcel en la mayor parte de los países del mundo. #NoCompresBebés #VenderBebésNoEsUnDerecho
#NoSomosMercancía
#NoSomosPropiedadPrivada
#SubrogaciónCriminal

&&&


A la madre gestante, en cuanto nace el bebé, se la quiere eliminar, se la quiere borrar, se la corta en la foto del paritorio para que sólo veamos sus piernas o sus brazos, como si fuera sólo un trozo de carne. A la madre le arrancan el bebé del vientre y no le permiten abrazarlo, hablarlo, acariciarlo, ni darle de mamar: la mujer ha de desaparecer enseguida del escenario, y no volver a preocuparse por el ser humano al que acaba de parir. Su cerebro es el de una mamífera recién parida a la que le han quitado a su bebé, por lo tanto aunque la mujer reciba decenas de miles de dólares por el bebé, su cuerpo está enteramente preparado para alimentarlo, protegerlo, acunarlo, y sacarlo adelante. Así que hay que desprogramar a la madre para que su cerebro piense que el bebé ha muerto, para que seque la leche de sus pechos, para que contraiga de nuevo su útero vacío, para que sus hormonas paren de producir oxitocina que propicie el apego con la cría.

La madre pasa a ser una amenaza para la sustituta, por eso no la invitarán a los cumpleaños, ni a las graduaciones, ni la dejarán compartir buenos momentos con la familia, porque no es un amiga, porque no es bienvenida.

La madre no aparece jamás hasta que el bebé empieza a preguntar por ella quince o veinte años después, y comienzan las mentiras: "ella lo hizo por nosotros pero de ti no quiere saber nada", "se murió en el parto", "no sabemos quién es", "desapareció hace tiempo", "no quiere que la busques", etc.

Así es como se rompe el vínculo una y otra vez, así es como se hace desaparecer a las mujeres: se usan y luego se destruyen, como si nunca hubieran existido. Por eso es tan machista este negocio de hombres.


&&&


¿Y las mujeres pobres con problemas de infertilidad, a ellas quien les gesta un bebé, quien les ayuda a cumplir su sueño? Altruismo sería si las ricas regalasen sus bebés a las mujeres más pobres del planeta, si fuesen capaces de pasar por un embarazo de 9 meses para hacer felices a mujeres sin recursos. Pero no conozco a ninguna rica que le de su hijo o hija a una desconocida. Me es imposible imaginar a una neoyorkina cediendo a su bebé a una mujer guatemalteca indígena. 
Lo llaman altruismo porque les suena muy fuerte lo de explotación, pero es explotación, y es monstruosa #Cinismo #NoCompresBebés #NoAlquilesMujeres



&&&


Después de comprar el bebé a una mujer ucraniana, contratas a otra mujer pobre para que lo crie y lo cuide ella, ¿verdad? Ecuatoriana, colombiana, marroquí, polaca, lo único que importa es que sea pobre y sea diferente a la mamá de tu bebé comprado. Se trata de explotar mujeres diferentes para cubrir diferentes deseos y necesidades tuyas, y las de tu marido, hay mujeres para todo, y están todas a vuestra disposición, todas deseando ayudaros a ser felices. Unas te dan sexo, otras hijos, otras limpian tu mierda, y todo lo hacen por Amor
 #ViolenciaMachista #NoCompresBebés #NoExplotesMujeres#StopMaltratoInfantil



&&&

La lucha de madres y padres debería centrarse en regular la adopción de manera que todos esos millones de niños y niñas que nadie quiere puedan tener una familia que los quiera  y los cuide con amor. Ese es el verdadero altruismo, la lucha por los derechos de los niños y las niñas ya nacidas.


&&&

Estoy en contra de la explotación sexual y reproductiva de las mujeres y las niñas, porque soy feminista. La violencia patriarcal más fascista y cruel, para mí, es aquella que separa a las madres de sus bebés. En los hospitales, en las fronteras, en las guerras y los genocidios arrancan a millones de niños de los brazos de sus madres: es una de las peores formas de castigo que ha inventado la Humanidad para someter y humillar a las mujeres. 

La compraventa de bebés y el alquiler de mujeres para follar o para reproducirse es un comercio en el que sólo se enriquecen los hombres: los dueños de los puticlubs, los traficantes de esclavas sexuales, los proxenetas, los dueños de las agencias de alquiler de mujeres madres, los dueños de las clínicas reproductivas, los dueños de las granjas de mujeres, y toda la industria que se genera alrededor de la compraventa y alquiler de mujeres, y de sus crías. 

Creo que los seres humanos no somos objetos, ni somos propiedad privada, por eso una madre no puede vender a su hijo, porque no es suyo. Creo que el centro del debate tenemos que ponerlo en los bebés que son arrancados de los brazos de sus madres para ser entregados a sus compradores: los bebés son seres humanos. Se dan cuenta de todo, sufren porque necesitan el calor y el olor de su madre, han estado con ella 9 meses y es su único punto de referencia con el mundo, junto con el padre si ha estado cerca durante el embarazo. 

Para los bebés no hay nada más doloroso y cruel que les separen de sus madres nada más nacer: experimentan el mismo sufrimiento que si se hubiera muerto su madre en el parto, aunque le cuiden con mucho amor, ese sufrimiento dejará en su cerebro, su sistema nervioso y sus emociones, una huella profunda que lo marcará de por vida. 

Los bebés son humanos con derecho a tener derechos, por eso es inmoral que se legalice su compraventa, y que haya hombres que se enriquezcan con este negocio. Las mujeres pobres no son libres para vender sus riñones, ni sus bebés: ninguna lo haría si no tuviese necesidad. 

Y no es justo que los hombres y las mujeres de los países desarrollados vayan a los países pobres a comprar bebés, porque no hay altruismo posible cuando unas pasan hambre y los otros lo que quieren es cumplir su sueño y ser felices. No es un contrato firmado entre personas libres y en igualdad de condiciones: es abuso y explotación.


&&&

No estáis comprando un bebé, estáis comprando la felicidad. Como cuando compras un coche o un teléfono, hay tantas marcas que en realidad lo que te atrae y lo que estás comprando es una filosofía de vida de «familia feliz», y un pack de falsas promesas: «no hay nada más maravilloso que ser madre», «la maternidad te hará feliz», «tener un bebé consolidará tu pareja y te unirá a tu amado para siempre», «sin hijos eres un ser incompleto», «si tu marido te abandona tu hijo será tu Príncipe Azul», «tu hija te ama incondicionalmente y siempre te cuidará», «el éxito de una mujer es formar una familia feliz». Eso es el mito de la maternidad que nos venden a todas, sólo que además cuando hay negocio te añaden nuevas falsas promesas como «tu bebé no tendrá genes de su madre gestante, no se parecerá a ella», «tu hijo nunca preguntará ni se interesará por la madre que lo parió», «la madre de tu hijo no te dará problemas ni querrá nunca saber del bebé», «tu bebé no se sentirá mal cuando sepa que lo compraste», «tu bebé no se enterará de quién es su madre, les engañas fácilmente cuando sacan de nacer», «tu bebé no sufrirá cuando lo separen de su mamá», «tu bebé se sentirá muy agradecida contigo por el esfuerzo económico que hiciste por ella», etc. 


&&&



Los compradores y compradoras de bebés nunca podréis ser buenos padres y madres porque no sois buenas personas. Nadie con un mínimo de empatía separaría a un bebé de su mama, nadie con capacidad para amar sería capaz de alquilar un mujer pobre para cumplir sus deseos sexuales o reproductivos. Compráis bebés porque creéis que todo se puede comprar y vender en la vida, pero si fuerais buenas personas jamás quitaríais los derechos fundamentales a una mujer durante 9 meses. Compráis bebés porque os habéis creído el cuento de que la maternidad os hará muy felices y unirá vuestra pareja aún más, y porque creéis que vuestro bebé de mayor no sentirá rencor hacia vosotros por separarlo de su madre, pero todos los bebés que son separados de sus mamás llevan toda la vida el dolor de la separación encima, y al final se enterarán de la manera en que os aprovechasteis de la necesidad de su madre. 


Coral Herrera Gómez


Únete al Laboratorio del Amor, por 10 euros al mes, o 100 euros al año

Únete al Laboratorio del Amor, por 10 euros al mes, o 100 euros al año
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en la Escuela del Amor

Regalate un curso en la Escuela del Amor
Visita mi tienda de regalos

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier aportación a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *