2 de enero de 2009

GRUPOS MASCULINOS



Estoy investigando acerca de los grupos de autoconciencia de hombres para mi tesis doctoral. Es un movimiento que nació a partir de la revolución sexual de los 70 y del movimiento feminista; primero nacieron los grupos de autoconciencia femeninos y después se lanzaron ellos. Estos grupos nacieron como espacio de reflexión acerca del género masculino y las masculinidades; después se desarrolló como un movimiento antipatriarcal y profeminista

Los primeros grupos de hombres surgieron en los países escandinavos y en Estados Unidos -especialmente en California, a la vez que se desarrollaban los Men's Studies en el campo de la sociología, la psicología, la psquiatria, la antropología, etc. En poco tiempo, el movimiento se extendió por diversos países de América y Europa. En la actualidad, además de en los países de origen, existen grupos de hombres en Canadá, Inglaterra, Australia y algunos países de Latinoamérica, como Chile, Nicaragua, Guatemala o México.

En España los primeros grupos de hombres surgen en Valencia y Sevilla en 1.985. En la actualidad no sólo existen numerosos grupos de hombres en diferentes ciudades, sino que además existen grupos masculinos que trabajan por la abolición de la prostitución, por el fin de la violencia sexista, por la igualdad de género y por la obtención de permisos de paternidad. Relacionado con estos grupos están también los hombres que quieren ejercer una paternidad activa tras el divorcio, que quieren ampliar el régimen de visitas tan exiguo que la ley les fija, que quieren que se respeten y amplíen sus derchos como padres. Algo está cambiando….

Los hombres quieren liberarse de las estructuras de opresión de igual modo que hemos querido hacerlo nosotras. Cuando se han sentado a hablar, han descubierto que ellos también han sido víctimas de las rígidas estructuras patriarcales que entienden la masculinidad desde un punto de vista único, hegemónico y tradicional. En la cúspide de esta jerarquía de masculinidades, se encuentra el hombre blanco, occidental, heterosexual, joven, viril, valiente, forzudo, de emociones contenidas y reprimidas y el cabeza de una familia numerosa donde su autoridad es incuestionable. ¿Y qué ocurre con los hombres ancianos, con los hombres enfermos, los hombres homosexuales, los hombres de otras razas, los hombres pobres?. La masculinidad tradicional y patriarcal entiende que un hombre no llora, que los hombres no deben expresar sus emociones, ni dejar ver su sensibilidad, ni por supuesto, parecerse en nada a las mujeres. Además, la masculinidad hegemónica no contempla otras masculinidades, otras formas de ser varón, y siempre reclama que el hombre demuestre permanentemente su condición viril; si le retan, habrá de pelearse, si le cuesitonan su autoridad en el marco familiar, deberá dejar claro "quién manda", si le ofenden habrá de reparar su honor…

El macho tradicional no se relaciona en espacios de mujeres, sino de hombres (vida social, vida laboral, deportes…), por lo tanto siempre teme a la mujer como lo diferente, lo misterioso, lo incomprensible. Y como la ternura, el amor, la generosidad, la entrega, el cuidado, la expresión de los afectos siempre se ha considerado algo femenino, los hombres antipatriarcales reivindican su derecho a deshacerse de esos imperativos culturales que les dicen cómo tienen que ser, cómo tienen que actuar, cómo tienen que relacionarse con el otro sexo. Estos hombres quieren proponer nuevas formas de masculinidad, quieren tener relaciones igualitarias con el sexo femenino, reivindican su derecho a disfrutar de su paternidad, quieren relacionarse con otros hombres y mujeres sobre la base de la confianza y la amistad profundas, quieren cambiar todos los roles que les fueron asignados nada más nacer sólo por pertenecer a un género, el masculino. Estos hombres reflexionan sobre sí mismos, sobre la creación cultural de los roles impuestos, y cómo transformarlos, reinventarlos, para echar abajo la guerra entre sexos. Son gente que quiere incrementar su capacidad de comunicarse para poder estar cerca de sus parejas, para poder involucrarse en la vida en común, compartir tareas domésticas y cuidado y educación de los hijos, quieren, en fin, un mundo más igualitario, justo y libre para tod@s. Desean la emancipación de la mujer porque sienten que con la de ellas, se incrementará la suya, porque se trata de liberarse a partes iguales, y poder disfrutar de esa libertad compartida.





http://www.hombresigualdad.com/
www.hombresabolicionistas.org
http://www.nodo50.org/prometeo/


Otros artículos: 

Hombres por la Igualdad








Publicar un comentario

Unete al Laboratorio del Amor

Unete al Laboratorio del Amor
http://otrasformasdequererse.com/
Si te gustan mis artículos y quieres compartirlos en tu web o blog, puedes escribirme al mail: coralherreragom@gmail.com