Google+ El rincón de Haika Google+

11 de abril de 2014

Libro Gratis: Bodas Diversas y Amores Queer en pdf





"Bodas Diversas y Amores Queer" es el nuevo libro de Coral Herrera sobre las bodas románticas y los amores diversos. 

Es un libro a medio camino entre el ensayo y el relato en el que se mezclan reflexiones teóricas, anécdotas personales, historias de vida y unos cuantos análisis de ritos nupciales románticos alternativos. La autora, Doctora en Humanidades y Comunicación Audiovisual por la UC3M, nos cuenta sus bodas en Madrid, Tánger y San José, desde un enfoque antropológico y queer. 

Este es el tercer libro de Herrera Gómez, en el que sigue la línea de sus trabajos anteriores basada en el análisis de la utopía romántica posmoderna, la idea de que lo romántico es político, y que otras formas de amor son posibles. La autora madrileña y residente en Costa Rica ofrece su visión sobre la dimensión política, económica y social del amor, sobre las consecuencias del individualismo y el miedo a la soledad, sobre los amores clandestinos y amores legítimos, sobre la necesidad y la libertad para amar. 

Es un alegato a favor de la diversidad del amor y de la cantidad de formas que hay de unirse y celebrar la vida junto a los seres queridos. Esta auto publicación de 126 páginas es una mezcla de anécdotas, análisis y deconstrucciones, muchas preguntas y unas cuantas propuestas para encontrar el modo de querernos más y mejor. La escritora queer Coral Herrera aporta con su obra a la visibilización de la diversidad de nuestra realidad amorosa y a la lucha por el matrimonio igualitario y los derechos de la población LGBTQ.






                                              Bodas Diversas y Amores Queer en Facebook 




Haika ediciones es una editorial autogestionada que cree en la cultura libre y el derecho universal a la educación, al conocimiento y a la cultura. Este libro pasó por su fase de comercialización en 2013 y ha sido liberado para que todo el mundo pueda leerlo, regalarlo, compartirlo, difundirlo, y aportar si lo desea su granito de arena:



   -Pidiéndolo en Librerías y bibliotecas.

-Difundiéndolo en tus redes sociales.






Otros libros gratis de la autora: 



9 de abril de 2014

Conferencia Internacional de Coral Herrera en República Dominicana


El día 1 de Abril de 2014 volé a República Dominicana invitada por el Ministerio de la Mujer. Impartí dos conferencias junto a Mirta Rodríguez, periodista feminista cubana, y Aldalberto Grullón, periodista y gerente de Teleantillas. Una se celebró en Santo Domingo, y la otra en Santiago, una bella ciudad al norte de la isla. 

Ha sido una experiencia muy enriquecedora poder compartir experiencias con las mujeres dominicanas en el taller que impartí en el Ministerio para trabajadoras, y me he sentido muy bien acogida por la gente que acudió a la Conferencia Internacional: estudiantes de Comunicación, periodistas, profesionales de los medios de comunicación, trabajadoras sociales, sociólogas, etc. 



Hotel Crowne, Conferencia Internacional Género y Comunicación




19 de marzo de 2014

Señoras del Taller






“Mi nombre es Ana Jiménez y he tenido la enorme suerte de poder disfrutar de la 1ª edición de este curso. Como dijo mi amiga Emma, debería ser una asignatura obligatoria en las escuelas. Ha sido un placer poder reflexionar individual y colectivamente sobre el amor, sus patrañas y trampas ( o al menos las derivadas de la construcción social del amor). A parte también es de gran utilidad para seguir ubicándonos y comprendiéndonos como mujeres ante el mundo. Muchísimas gracias, otra vez a Todas, a Coral y a Relatoras. Un abrazo fuerte y si aun no lo habéis hecho no os lo perdáis”.
ANA J.


“Sin duda para mí también una de las mejores cosas del curso ha sido el hecho de compartir entre nosotras nuestros sentimientos, reflexiones, autocríticas, etc. Creo que hacerlo todo colectivo, ya está rompiendo con las bases del patriarcado..ya que la generosidad, solidaridad, empatía, comprensión o respeto son valores indudablemente antipatriarcales y esos son los que he respirado estas semanas con todas vosotras”. 
MIREN

“El título del curso me pareció muy sugerente, cuando vi los contenidos lo primero que pensé ¿Cómo ahorro el dinero para poder hacerlo? porque QUIERO HACERLO.
Sabía que iba a aprender mucho para mi labor profesional, y así ha sido, gran cantidad de material para trabajarlo, y mi gran sorpresa es que a nivel personal me ha aportado mucho más.
Para mi la única desventaja es que es on-line, y echaba de menos un aula y una profe en persona, por todo lo demás muy interesante, creativo, didáctico y muy enriquecedor”.
ROCÍO


“Creo que se trata de ir armando una estructura en la que podamos pensarnos, debatir, reflexionarnos, dudarnos un poco sobre lo que muchas veces damos por hecho…. Mi primer pasó al frente es “libertad”… el amor es sentirme libre, independientemente que tenga una relación amorosa o no, si alguien me ata no es amor, si yo ato no es amor, si la idea del amor me ata no es amor…
Y así, empiezo a recorrer un camino, bajo la bandera de la libertad…. De dejar volar a quienes están a mi lado, volar yo……!!!!
Sí se puede, claro que sí, por eso me parecen tan importantes espacios como estos, que me lleven a la reflexión, a escarbarme por dentro y sacar mis complejos de princesa…. ¡Abajo las princesas, arriba las mujeres libres!”
ANDREA CAROLINA




“Yo lo que rescato del curso es, por un lado, haber aprendido a mirarme a mi misma con más franqueza y honestidad..aunque me duela ver las cosas y emociones que no me gustan de mi, por otro lado entiendo y me hace comprender que soy una persona normal y corriente, con tantos miedos y egoísmos como cualquier otra...y ser capaz de verlo sin quererme vengar de mi misma, es decir, tratando de comprender de dónde viene todo eso, pero, como dice Coral, haciéndome responsable de que mis actos, mis emociones, afectan a otras personas a mi alrededor, pueden condicionarlas y, por tanto, es importante guardar un equilibrio”
LIDIA S.


“Me llevo las tres consignas que Coral menciona en su artículo “Podemos disfrutar del amor”: CONÓCETE MEJOR (AUTOCRÍTICA), RESPONSABILÍZATE Y COLECTIVIZA TU TRABAJO CON LA GENTE. Creo sinceramente en que esta es la clave para disfrutar del amor, y espero tenerla en mente cuando mis miedos y sentimientos patriarcales me acechen.
Así que en definitiva, soy más consciente de que amo básicamente de una manera patriarcal, lo asumo, me responsabilizo de mis actos de niña caprichosa y egoísta. Estoy con todas las ganas de seguir afrontando esos momentos en los que el fantasma del patriarcado me asalte y me invada y poder hacerle frente con nuestras herramientas. He asumido la idea de que otras maneras de querer son posibles, solo que debemos imaginárnoslas y trabajarlas de manera colectiva. Tengo ganas de que una vez pasada la tormenta de estas semanas, poder coger desde el principio todo el trabajo de estas semanas y seguir con ello. ¡Quiero leer, pensar, sentir, morirme de miedo y volver a levantarme, conversar, compartir y querer!
Sin todas vosotras no habría sido posible...ha sido un auténtico placer…. ¡Y que siga!
¡Un abrazo para todas!
MIREN E.



“Lo que más me ha gustado es, sin duda, conoceros, saber que existís, saber que compartimos inquietudes amorosas que seguimos en el empeño de desgajar del amor las adherencias perniciosas y tramposas, en fin seguir en el proceso de "darnos cuenta", de reírnos cuando nos sorprendemos en actitudes de "princesas esperando ser rescatadas", cuando nos aplaudimos por no claudicar a los mandatos imperiosos de la sumisión.
¡¡No me quiero ir!!
Lo que menos me ha gustado es no veros en persona, es decir, que esta experiencia haya sido on line.
Me ha impresionado sobremanera la experiencia de  comprobar que eso de "vivir el aquí y el ahora" es posible, lo he comprobado  cuando estaba en "nuestros" foros y chats, en las reflexiones...
!!gracias!!
 OLGA


“Me ha gustado especialmente el esfuerzo tuyo por aportar tantos y variados materiales así como los espacios de reflexión en el que siempre se puede aprender de las demás compañeras. Además, esas preguntas y la autocrítica aprendida aquí es algo que podemos llevar siempre con nosotras y volver a hacer uso de ella cuando sea necesario”.
NOELIA


“Hola a todas. En primer lugar daros la enhorabuena tanto a Coral como a las queridísimas Relatoras-helvéticas que habéis tenido la brillante idea de organizar el curso. A las compas por ser tan generosas y compartir tantas intimidades. A coral en particular por el curro tan tremendo y la cantidad de recursos que nos has regalado para que nos pensemos un poquito. como veis me ha gustado mucho, y lo mas importante, al menos para mí, lo siento como algo muy útil. Creo que se ha abierto un camino o se ha reforzado hacia la deconstrucción del ideal del amor, de las autopenitas, y de otras muchas cosas. Ahí tengo un montón de lecturas e ideas sobre las que reflexionar”.
ANA

“Si te digo la verdad lo que más me ha impresionado con creces es tu dedicación. Coral el taller es un experimento estupendo y yo creo con mucho futuro. Sigue así porque creo que tendrás grandes satisfacciones...”
EVA

 
“Que decir que no hayan dicho ya señoras........encantada de haber compartido este espacio con vosotras. He llorado, he reído y me habéis aportado mucho. Para mi esto no es más que el principio, queda mucho por trabajar y se que tendré momentos de bajona en los que echaré mano de lo que se ha analizado y compartido aquí.
Gracias a todas y en especial a Coral por hacer posible este taller tan interesante”.
MARÍA H. S.






“Creo que según más creciendo, si nos metemos, no sólo en el amor, si en todas las parcelas de nuestra vida, en lo reglado, en lo estereotipado, en lo que dicta la masa, poco a poco dejamos de tener juicio crítico. Dejamos de reflexionar, de cuestionarnos, de preguntarnos: ¿esto me sirve a mí? ¿es lo que quiero para mi vida? ¿existen otros valores y otra forma de estar en el mundo que me vaya mejor? Nos volvemos cómodas, es más fácil pensar "es que las cosas son así". Y nos olvidamos de nuestra libertad, de nuestro derecho a decidir, de la creatividad que todas y todos podemos poner en práctica para cambiarnos por dentro, para ser mejores, para ser más felices, para ser nosotras mismas”. 

NOELIA 


Querida Coral y queridas compañeras:
Deseo decirte a través de estas palabras lo mucho que ha significado el curso de "señoras que ya no sufren por amor" para mí. Y deseo decirte lo importante que ha sido conocerte en esta época de mi vida.
Sé que las palabras no son capaces de transmitir la fuerza, el coraje, las herramientas, las ganas, el sí se puede, el merece la pena y la compañía cálida que me has-habéis dado en este tiempo, desde que empecé a saber de ti y tu trabajo y empecé a conocer a otras mujeres en búsqueda como yo.

Mis compañeras de curso saben, por haberlo compartido, de mis meses de pérdidas dolorosas...familiares, amorosas, vitales. La sensación en ocasiones es de un desierto árido, de falta de manos y piel y de dificultad en encontrar alimento para seguir caminando.
Y apareces, Coral, con tanta y valiosa información, con tu alegría y vitalidad, con tus mensajes certeros, con tu ejemplo de mujer que trabaja para hacer una vida mejor. Y te digo, de corazón, que todo lo que he estado y estoy alimentándome de algo que me hacía mucha falta, me da más fuerza que toneladas de hidratos en mi cuerpo.

Gracias, por el taller, gracias por compartir, gracias por tu generosidad, gracias por el sí se puede. Gracias, porque miro de frente aunque haya días que cueste y porque ya sólo quiero bucear cuando el cuerpo me pida honduras marinas en lugares de costa.
He dado un paso hacia la vida que quería...y no es, ni de lejos, un paso retórico.
Nos vemos en el camino seguro, porque ya nos estamos viendo.
María Sabroso.




Fecha de Inicio de la 3ª Edición: 29 de Marzo 2014.

Más información e inscripciones al taller: 

4 de marzo de 2014

Podemos... disfrutar del amor!



El amor romántico es una construcción social y cultural, una utopía individualista, y a la vez un espejismo colectivo. Por eso, lo mismo que se construye, se puede deconstruir, e idear otras formas de querer que no nos hagan tan infelices. 
Creo que la Humanidad no está condenada a sufrir por amor por los siglos de los siglos. El amor romántico puede trabajarse, expandirse, repartirse, compartirse, cuestionarse, y volverse a construir... nuestras estructuras sentimentales son demasiado rígidas y opresivas, es cierto: por eso es preciso ponerse a trabajar lo romántico cuanto antes. 
Nuestras emociones son patriarcales, pero pueden despatriarcalizarse. Las emociones se aprenden, y se desaprenden. Las emociones nacen, crecen y se reproducen, y en el proceso nosotras no somos un recipiente en el cual se gestan sentimientos incontrolables. Somos dueñas de nuestras emociones, somos responsables de lo que sentimos, y podemos trabajar individual y colectivamente para comprender cómo sentimos, para aprender a gestionarlas, para inventar nuevas formas de quererse más placenteras. 
Las emociones no son algo mágico que surge de la nada y nos inundan para destruirnos y comportarnos como si fuéramos monstruos poseídos por el mismísimo diablo. Las emociones pueden congelarse para ser observadas, pueden calmarse calmarse con técnicas de relajación y meditación, pueden pensarse y desinflarse. Podemos desconectar de nuestras emociones más obsesivas, podemos también acercarnos a ellas para identificar la negatividad de nuestros sentimientos, podemos medir la intensidad de nuestras emociones para conocerlas mejor.
La razón no es lo contrario de la emoción. Vivimos en una cultura que divide toda la realidad en dos pares de opuestos que se contraponen, por eso creemos que las emociones son irracionales, que los sentimientos son una cosa y las ideas otra, que es muy difícil domar a la jauría de perras salvajes que llevamos dentro. No es cierto: las emociones y la toma de decisiones y procesamiento de ideas se fabrican en el mismo lugar del cerebro. No podemos pensar sin sentir, ni sentir sin pensar, por eso  no podemos justificar nuestros actos separando nuestro yo racional y responsable que asume las consecuencias de lo que hace, de nuestro yo irracional que se comporta como una niña caprichosa.
Tenemos que responsabilizarnos de nuestras emociones porque siempre le echamos la culpa de todo "al amor". Algunas protestamos porque el amor nos convierte en otra  persona, o nos saca lo peor de nosotras mismas, como si no pudiéramos reconocernos en esa mujer que ama tan locamente y se comporta tan incoherentemente. Cuando mentimos, somos nosotras enteras, nuestros yoes completos, los que mienten. Si, podemos decir que lo hacemos “por amor”, pero nos autoengañamos para no ver la realidad tal cual es (para medir nuestro grado de autoengaño, por favor siéntese un rato a hablar con una amiga o amigo que te quiera tal y como eres, y abra los oídos con generosidad. Gracias).
En los momentos de pesimismo o desesperación, nos lamentamos de que no podemos evitar lo que sentimos. Y si bien a veces no se puede evitar sentir algo, si se puede trabajar el modo en como sentimos ese algo, nuestra forma de relacionarnos con nuestras emociones. Se puede actuar en consecuencia, se puede ser coherente, se puede evitar la enajenación y la locura. Para poder ser coherente es preciso trabajar la autocrítica, conocerse a sí misma, y eliminar el poder del autoengaño.. para evitar la decepción y la frustración constante. 
Nos cuesta asumir la realidad amorosa, a veces, del mismo modo que a las niñas y los niños les cuesta asumir la realidad de los adultos. Ellos se aferran a magias como el Ratoncito Perez  o Papa Noel, nosotras las adultas nos aferramos a otros mitos colectivos como el amor eterno o el Príncipe azul...es hora de que todas y todos maduremos y asumamos las consecuencias de nuestros caprichos románticos. 
Entonces creo que se trata, en parte, de aprender a ser realista, de construir expectativas realistas, de decirnos las verdades a nosotras mismas. Es preciso domar a la niña o el niño caprichoso que todos llevamos dentro, ese Ego dañino e insaciable. No es imposible controlar el cargamento de miedos con el que nos relacionamos con el mundo, identificar todas las mezquindades que nos habitan y los limites que nos estancan. Esa vocecita atrevida sin escrúpulos que nos anima a hacer tonterías, estupideces, barbaridades, somos nosotras. Nosotras somos las que despreciamos a los que nos aman y nos empeñamos en que nos amen los que no nos hacen ni caso. 
Somos nosotras las que no sabemos poner fin a una relación, o las que no sabemos empezarla porque no hacemos caso a las señales que percibimos de que algo no va bien. Somos nosotras las que nos empeñamos en que un solo hombre o mujer calcen en nuestro modelo idealizado, somos nosotras las que nos dejamos tratar mal por la pareja, somos nostras las que tratamos mal a la pareja. 
Somos  responsables de las decisiones que tomamos, por tanto se trata simplemente de ser coherente, de abandonar el placer del sufrimiento y de tomar conciencia. Ya no podemos seguir justificando nuestros actos en base a la locura romántica…
No podemos decir que es imposible despatriarcalizar nuestras emociones. Es cierto que llevamos siglos de romanticismo patriarcal encima, que nos han educado para amar en base a relaciones amo/esclavo, que nos han sublimado el sacrificio y la entrega por amor, que nos han enseñado a relacionarnos desde la necesidad, no desde la libertad. Nos han educado para sobrevivir en la guerra del amor con mentiras, traiciones, huidas, engaños, chantajes, manipulaciones, amenazas y reproches.
Aprendemos a amar patriarcalmente, y creemos que el amor implica necesariamente sufrimiento. Nos hacemos adictas a las emociones fuertes y nos relacionamos en base al conflicto. A cambio de asumir el modelo heterosexista idealizado, nos han ofrecido la felicidad, la autorrealización, la trascendencia y el fin de la soledad. Todo falsas promesas que nos convierten en seres insatisfechos y vulnerables... 
La decepción parece consustancial a los amores posmodernos, porque no queremos a la gente tal y como es, porque tampoco somos aceptadas tal y como somos. Nuestros modelos de referencia son príncipes y princesas Disney, la pareja extraña de Barbie y Ken, las parejas de cantantes y futbolistas, las parejas del cine de Hollywood. Comparado con Brad Pitt, el resto de los hombres son una calamidad; lo mismo sucede con la frustración que nos genera no ser guapas, ricas, jóvenes, sanas y talentosas como Angelina Jolie.
El romanticismo patriarcal promueve un tipo de amor basado en la eterna batalla entre los sexos, la división tradicional de roles de género, y la asunción de estereotipos de género. Amamos en base a jerarquías afectivas y espejismos colectivos cargados de ideología que no percibimos porque están invisibilizados con la magia romántica. Todos queremos salvadores y salvadoras que nos hagan la vida más fácil, que nos amen incondicionalmente, que nos conviertan en el centro de sus vidas, que nos acompañen para  siempre, que estén atentos a nuestras necesidades, que nos proporcionen la estabilidad, la seguridad y el confort que necesitamos. Queremos medias naranjas que se acoplen perfectamente a nuestras almas, que nos den emociones fuertes, que nos hagan sentir siempre borrachas de amor, inundadas de metanfetaminas, hormonas y endorfinas placenteras, que nos hagan sentir inmensamente vivas.
Nuestra cultura ha sublimado el sufrimiento por amor (adoramos a Jesucristo que sufrió una agonía terrible por el amor que sentía hacia nuestras almas, para salvarnos del pecado), de modo que nos creemos que para amar es preciso sentir agonías románticas que nos eleven y transporten hacia la dimensión trascendental de la vida. Creemos que el amor se nutre del conflicto, de las peleas, las luchas de poder, y nos deleitamos con la intensidad emocional que provocan en las reconciliaciones.
Nos aburrimos de relaciones bonitas que no nos proporcionan emociones fuertes, pero también nos quejamos de las relaciones demasiado dolorosas. Creo que sufrimimos mucho porque en esta cultura romántica es nos infantilizamos completamente para amar. En nuestra vida adulta podremos ser personas honestas, honradas, sinceras, leales, comprometidas, coherentes y responsables... pero en el campo del amor nos convertimos en animalillos salvajes. Por amor parece que todo vale, que podemos mentir, traicionar, engañar, chantajear o amenazar excusandonos en la fuerza del amor. Justificamos todos nuestros actos "irracionales" aludiendo a esta invasión emocional que nos posee cuando nos enamoramos, como si fuera una enfermedad, una locura transitoria, un flechazo mortal de Cupido.  
Pero podemos salir del autoengaño y de los círculos viciosos identificando los mitos, los roles, los estereotipos del romanticismo patriarcal, haciendo autocrítica para eliminar el autoengaño, y tratando de analizar cómo es el patriarcado dentro de cada una de nosotras.  Podemos pensar las cosas antes  de decirlas, podemos analizarlas antes de hacerlas. Podemos tomar decisiones con ayuda del sentido común,  podemos pedir ayuda antes de tomar decisiones. De igual modo que se puede cambiar los hábitos y la relación con el medio cuando una adquiere conciencia ecológica, también podemos transformar nuestro mundo amoroso.
Es cuestión de ponerle atención, de hablarse a sí misma desde todas las perspectivas, de escuchar a las amigas o amigos que pueden ayudarte a ver lo que no quieres ver. Se trata de estar despierta, de tener ganas, de ponerle cariño al proceso. Porque al fin y al cabo, el trabajo con una misma o uno mismo es el más duro, pero el más apasionante, porque en el camino vamos cosechando aprendizajes y experiencias que nos pueden hacer mejores personas , y pueden incidir en tu entorno vital y profesional de una forma beneficiosa para todo el mundo: tu entorno profesional, tu familia, tu pareja, tus amantes, tus amigos, y la gente que te rodea.
El proceso requiere de una gran capacidad de autocrítica para poder llegar a identificar todo el lado oscuro de nuestro ser que no sacamos a la luz porque habitualmente nos relacionamos con máscaras que nos protegen. Algunas son verdaderas armaduras que también nos aíslan de nosotras mismas, aunque nos hacen sentir más fuertes. Una vez que una se atreve y es valiente, puedes sumergirte en esas profundidades donde yacen los traumas de la infancia, los complejos e inseguridades, el masoquismo más abyecto, las miserias humanas, las mezquindades y maldades que hemos cometido, las venganzas más crueles, los pensamientos más destructivos, los dolores más intensos, los traumas más escondidos, y todos los pecados capitales: la envidia, la pereza, la codicia…
Si empiezas a conocerte mejor, es probable que puedas quererte más a ti misma, que puedas comprender lo que sientes, que puedas perdonarte los errores e ilusionarte con las posibilidades que tienes para transformar lo que no te gusta de ti.… Se puede trabajar para ser mejor persona, para hacer más felices a la gente querida, para elegir bien con quién compartir la vida, para empezar a disfrutar del amor, para ensanchar sus horizontes, para ampliar nuestra propia mirada sobre nuestro mundo afectivo.
Se trata de asumir la responsabilidad de lo que sentimos, de lo que decimos, de lo que hacemos. Tenemos que aceptar las consecuencias de las decisiones que tomamos, aceptar las pérdidas y disfrutar las bienvenidas, trabajar con las emociones sin batallar con una misma, reconociendo nuestros logros, debilidades, aciertos y retos por los que trabajar. Ser nuestras propias maestras en el camino, liberarnos de las etiquetas que nos oprimen y nos constriñen, liberarnos de los miedos, conectar con nuestros cuerpos y nuestras bellezas, aprender a disfrutar del presente.
Es necesario, en el proceso, aprender a disfrutar del trabajo que estamos haciendo, sin convertirlo en otro proceso doloroso más. Tenemos que rescatar la niña que llevamos dentro para poder disfrutar de la ruptura de esquemas, para poder reírnos de nosotras mismas, para atrevernos a intentarlo. 

Al eliminar todas las certezas, o gran parte de las certezas que nos dan seguridad, nos sentimos mal porque nos da miedo enfrentarnos a lo nuevo. Los humanos nos aferramos a las tradiciones, necesitamos puntos de referencia estables para poder sentirnos tranquilos, pero en este siglo ya va siendo hora, creo yo, de romper con esos puntos de referencia e inventarse otros nuevos. Es la única manera de aprender, de crecer, de evolucionar: hay que cuestionarse, desmitificar, deconstruirse, desplomarse, y atreverse a construirnos de nuevo con otros parámetros, inventados por nosotras mismas.
Sólo tenemos que debatir en las calles sobre este tema, sacar a la luz el mundo tan complejo de las emociones, perderle el miedo a hablar de lo que nos pasa. También es aconsejable dejar de creer en la omnipotencia de la magia del amor, dejar de justificar nuestras mezquindades por amor, y lanzarnos a la búsqueda de nuevas formas de querernos que nos hagan sufrir menos y disfrutar más de la vida.

Solas no podemos: el proceso en la búsqueda del bien común, del buen trato, de las relaciones bonitas, ha de ser colectivo, nunca individualista. Si nos despatriarcalizamos solas, nos quedamos solas, rodeadas de hombres y mujeres romántico-patriarcales.

Así pues, ocupaté de ti, como decía Foucault, conoceté mejor, responsabilizaté, y colectiviza tu trabajo con la gente! Señoras, si se puede!

Coral Herrera






26 de febrero de 2014

Lecciones de la amistad para disfrutar más del amor





La amistad es una de las cosas más maravillosas que ha inventado la Humanidad. Esta forma de quererse, cuando hay amor del bueno, cuando nos relacionamos en libertad, es uno de los mayores tesoros que tenemos en la vida. Con los amigos y las amigas podemos establecer relaciones sanas, equilibradas, horizontales, igualitarias y desinteresadas, y en ese sentido, generalmente nos hace sufrir menos que el amor romántico. 

En el taller on line "Señoras que dejan de sufrir por amor" hemos recopilado unos cuantos rasgos de la amistad que podrían enseñarnos a construir relaciones sentimentales, eróticas o afectivas más bonitas, basadas más en el compañerismo que en las necesidades de nuestro Ego:








- Sin Mitificaciones: A las amigas no las idealizamos porque las conocemos bien. No queremos cambiarlas, ni ellas a nosotras tampoco, sino que crecemos a su lado en base a las experiencias que compartimos. A las amigas y los amigos los queremos tal y como son, con sus virtudes y defectos. El amor que sentimos hacia ellas y ellos nos hace ser comprensivos con sus rarezas, manías, despistes, mezquindades, tonterías, y torpezas. E incluso nos reímos con ellos de las nuestras.


- Sin limitaciones para crecer: La amistad nos permite aprender mucho de nosotras mismas y de la Humanidad. Nos permite crecer porque no nos limita: crecer junto a alguien y contribuir a su bienestar nos hace sentir buenas personas, nos hace sentir que somos útiles y que podemos ayudar a los demás. Queriendo a la gente nos sentimos mejores personas porque aprendemos con las amigas, empatizamos con sus problemas, nos ponemos en su lugar, tratamos de aliviar su dolor, compartimos sus triunfos y éxitos.




- Sin exclusividad ni posesividad. A todas nos encanta que nuestras amigas tengan otras amigas, que su vida esté rodeada de afectos. Por lo tanto, cuando nuestra amiga empieza una relación de amistad con otra persona, no enfurecemos ni nos sentimos celosas: nos alegramos de que haya más gente que la quiera y la enriquezca.



- Con intimidad, libertad, comunicación, confianza: Con las amigas y los amigos tenemos un altisimo grado de confianza e intimidad que nos permite expresar las emociones con libertad, sin miedo a lo que la otra persona pueda pensar de nosotras. Con las amigas nos abrimos el corazón y las carnes enteras, porque con ellas podemos desahogarnos, analizar situaciones, relativizar, y acabar muertas de la risa. 





- Con respeto: Normalmente respetamos los espacios y tiempos propios de nuestras amigas y amigos, de modo que no nos sentimos heridas si nuestra amiga se recluye durante unas semanas porque no le apetece ver a nadie o simplemente necesita estar sola. 


- Con lealtad: La amistad que perdura en el tiempo generalmente es un amor correspondido, sin excesivos desequilibrios como en las parejas. Los amigos y amigas, aunque no se vean todos los días, siempre se quieren. Su amor no depende de los kilómetros que las separan o los días o meses que pasan sin verse.Y no hay adulterio ni mentiras porque no se nos exige exclusividad.




- Sin jerarquías, ni desigualdad, : Con las amigas no hay jerarquías de afecto. Jamás le decimos a una amiga que la queremos menos que a otra. No nos esforzamos nunca en disimular nuestro amor, porque no tenemos miedo al rechazo. En el camino de la amistad lo normal no es anular a la otra persona para poder dominarla, sino que nos relacionamos desde la horizontalidad, reconocemos a la otra persona, nos tratamos de tú a tú.



- Sin miedo al rechazo o al abandono. Sin miedo constante a que nuestra amiga deje de querernos, a que prefiera a otra amiga, a que se aburra de nosotras. Sabemos que los amigos tienen total libertad para acompañarnos o para irse de nuestras vidas, por eso quizás los disfrutamos más que a los amantes, a los que nos cuesta dejar ir.

- Con generosidad y altruismo. Con las amigas tejemos redes de ayuda mutua, y vamos allá donde nos necesiten para apoyar, para celebrar, o para compartir. Nos damos de una forma más altruista, sin esperar nada inmediato a cambio. 

- Sin tanto Ego: No nos sentimos poco queridas si nuestra amiga es una adicta a tirarse en paracaídas, o si milita entusiasmada en una organización social o medioambiental, o si decide encerrarse a opositar, o emigrar a otro país en busca de un salario digno. Apoyamos sus decisiones aunque nos duelan o signifique que veremos menos a nuestra amiga. Porque ante todo, queremos que sean felices.





- Autocrítica: Con las amigas y amigos podemos hacer un análisis de nosotras mismas sin miedo a sentirnos juzgadas, atacadas o malinterpretadas. Y nos es más fácil reconocer errores propios y pedir perdón cuando nos portamos mal.

- Admiración, reconocimiento, cariño. Una amistad no funciona si hay continuos reclamos, o si hay luchas de poder para dominar a la otra persona. La amistad se va conformando en torno a la admiración que sentimos por el otro/a, a nuestra capacidad para solidarizarnos con los problemas del otro, a la creación de momentos especiales, recuerdos bonitos, experiencias y aprendizajes compartidos, y muchas dosis de reconocimiento mutuo. 





     
- Eternidad y carpe diem: A los amigos y amigas no les pedimos amor eterno, la amistad dura lo que dura. Disfrutamos intensamente los ratos que pasamos con la gente a la que queremos, porque generalmente, debido a nuestro escaso tiempo para el ocio, no podemos disfrutar de los amigos a diario. 

- Sin salvaciones, promesas y paraísos: A la amistad no le pedimos que nos resuelva la vida. A los amigos no les pedimos que nos hagan felices, sino que nos acompañen en el camino a ratitos. Los amigos normalmente trabajamos para contribuir al bienestar del otro, pero no somos responsables de su felicidad. Es un amor más desinteresado, porque es un fin en sí mismo, no un medio para mejorar nuestra calidad de vida. Nuestras amigas  no son salvadoras, son compañeras de camino que nos hacen la vida más bonita.






Otros artículos del Taller: 

Cómo saber si mi amor es patriarcal


El mal de amores


Trabajar(se) desde la autocrítica: despatriarcalizar el amor





24 de febrero de 2014

"7 reason why I love new man" Coral Herrera Gomez at "The Good Men Project"

She likes the new man

Coral Herrera Gomez describes the new man and says why she loves him. The Good Men Project

I like new men. They fascinate me. I’ve known they exist since I wrote my PhD thesis. I discovered them on their blogs and I follow them today like a groupie.
Actually my dad was a new man. My mother worked in a factory and my father, who was a writer, took care of my sister and me when we were kids. He cooked, did the dishes, changed diapers and cleaned his babies.
He loved to raise his girls and educated us so that we may become independent working girls.
My love is huge for him because dad was so beautiful, so feminist. I looked at other fathers as very patriarchal compared to mine. It might be slightly oedipal I think, but my first boyfriend was a new man as well. Thanks to them both and the life I’m living, I discovered why new men are the men I love.
1. They don’t believe they owe me

20 de febrero de 2014

Señores que dejan de sufrir por amor. Taller on line en Campus Relatoras



Conducido por Coral Herrera
¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?
Porque otras formas de quererse son posibles, este curso está dirigido a Señores que:
  • Quieran conocerse mejor y comprender las claves culturales y sociales del amor romántico,
  • Les guste leer, hacerse preguntas, hablar, pensar, escribir, y compartir.
  • Tengan capacidad para la autocrítica, la ironía y el humor.
  • Necesiten hablar del amor, compartir inquietudes, dudas, certezas y contradicciones, hablar con otras personas sobre lo que nos pasa,
  • Quieran trabajarse el tema del amor romántico para disfrutar más de sus relaciones y de la vida en general.
  • Quieran despatriarcalizar sus emociones y sentimientos, sus relaciones afectivas y eróticas, su comportamiento y su toma de decisiones.
  • Deseen adquirir herramientas para poder construir relaciones basadas en el amor, el buen trato y la igualdad.
  • Tengan ganas de reinventarse, de reconstruirse, de mejorar, de transformar, de evolucionar, de desaprender y aprender cosas nuevas.

DURACIÓN: 8 Semanas . Inicio del curso: 15 de marzo 2014.

OBJETIVOS 
Construcción individual y colectiva de herramientas para:
  • Aprender a gestionar nuestras emociones.
  • Aprender a ejercer la autocrítica en el camino del autoconocimiento.
  • Aprender sobre nuestra cultura amorosa, y cómo aprendemos a sentir.
  • Ensanchar horizontes vitales y mentales.
  • Ejercer la empatía y expandir mis afectos.
  • Conocer nuevas formas de amarse o de quererse.
  • Identificar nuestros privilegios de género y nuestras limitaciones para poder trabajar en ellas.
  • Deconstruir las masculinidades patriarcales y adquirir herramientas para la construcción de otras formas de ser y de entender la masculinidad, alternativas al modelo hegemónico.
  • Despatriarcalizar y gestionar nuestras emociones.
  • Despatriarcalizar nuestras decisiones, nuestras relaciones, nuestra cultura.
  • Desmitificar el romanticismo patriarcal.
  • Obtener las preguntas y las claves que necesitamos para trabajar en nosotros, en nuestra relación con el amor y con la gente a la que amamos.
  • Desaprender antiguas estructuras de relación, deshacernos de dinámicas obsesivas o malsanas, desligarnos de las relaciones que nos hacen sufrir.
  • Aprender a sufrir menos y disfrutar más de la vida.
  • Aprender a disfrutar de la soledad y de la compañía.
  • Aprender a disfrutar de los afectos, del amor y del placer.

 FILOSOFÍA DEL CURSO 
Construcción del conocimiento colaborativo:
La metodología del curso está basada en la idea del conocimiento colaborativo: conoceremos nuestra cultura amorosa desde una perspectiva crítica, trabajaremos juntos en análisis y reflexiones sobre los temas propuestos, y construiremos colectivamente herramientas para liberar nuestros sentimientos y aprender a disfrutar del amor.
Autocrítica y análisis multidisciplinar
Trabajaremos desde la autocrítica individual y el análisis colectivo con un enfoque multidisciplinar, multidiverso y queer. La idea es despatriarcalizar los sentimientos y liberarnos de toda la carga que nos hace sufrir  y nos impide construir relaciones bonitas, igualitarias, basadas en el amor. Durante el curso la diversidad de orientaciones sexuales  y afectivas nos permitirá comprender la complejidad del amor romántico, que trabajaremos desde la individualidad y con los compañeros.
Metodología:
Para su Trabajo de la semana, los alumnos encontrarán su mochila de preguntas clave para llevar a todos lados, y diferentes ejercicios para trabajar de un modo integral el tema de sus emociones románticas: canciones para conectar emocionalmente, ejercicios de memoria sensorial, meditaciones de autorreflexión, ejercicios colectivos para pensar en voz alta, para leer y analizar, para elaborar la información, para inventar nuevas preguntas.
El Foro será el lugar en el que podremos acceder al material  (libros, artículos, reportajes, vídeos, películas, blogs)  y a los ejercicios. Es el espacio de confianza en el que  podremos debatir, desahogarnos, compartir(nos), escuchar historias diversas, opinar, contar, lanzar preguntas para la reflexión. Es el espacio para deconstruirnos, para comprender nuestra cultura amorosa, para destripar todos sus mitos, estereotipos y creencias, para construir nuestra propia utopía amorosa.  Es el espacio en el que podremos aportar a la construcción colectiva del conocimiento: con nuestros aportes contribuiremos a la creación de técnicas y herramientas que nos permitan trabajar(nos) el amor.
Enfoque:
Se trata no sólo de encontrar soluciones individuales, sino también colectivas; y de expandir los espacios de discusión en las redes sociales, tanto virtuales como reales. Es necesario una transformación colectiva de nuestra cultura amorosa para hacerla más igualitaria y bonita, para lograr que todos podamos disfrutar más y sufrir menos. El debate es permanente y se trata de un proceso que nunca termina… en la lucha por el bienestar y la felicidad, estoy convencida de que si queremos estar bien, es importante que los demás también estén bien.
Tiempos: 
El taller está diseñado para que cada alumno trabaje a su ritmo, desde su país y en los horarios que cada uno decida, de modo que el trabajo es off line.
Un día a la semana nos reuniremos en un chat on line que tendrá dos horarios diferentes para que el alumnado pueda elegir el que mejor le viene.
El tiempo que cada persona dedicará al taller cada semana es de 3 o 4 horas semanales, pero el alumnado podrá disponer de mucho material para trabajar más horas si lo desea, o para seguir trabajando después de las 8 semanas del curso: artículos, preguntas clave, conferencias, documentales, reportajes, vídeos, blogs, etc.


CRONOLOGÍA Y CONTENIDOS 
SEMANA 1: ME CAGO EN EL AMOR
Quéjate, exprésate, desahógate, saca a la luz tus contradicciones, miedos, bloqueos. Revisa tu historial amoroso con valentía…
SEMANA 2: QUÉ BONITO ES EL AMOR.
Saca tu lado más romántico… ¿qué alegrías te ha dado el amor?.  Ventajas de enamorarse y ser correspondida, satisfacciones y beneficios. Mi pareja ideal o mis parejas perfectas. Mi historia de amor ideal, mis expectativas con respecto al amor.
SEMANA 3 AUTOCRÍTICA.
Balancéate. Para trabajar contra el Autoengaño: pregúntate qué debilidades tienes, en qué crees que podrías mejorar. Trabaja con preguntas que nunca te haces porque siempre has pensado que la culpa de todo la tiene el amor. Ahonda y profundiza en ti mismo para conocerte mejor.
SEMANA 4: EL ROMANTICISMO PATRIARCAL.
La construcción sociocultural del amor romántico, La construcción de la masculinidad hegemónica, El amor romántico perjudica gravemente la igualdad, la dependencia emocional femenina, La cultura romántica, Los finales felices, el romanticismo Disney, Lo romántico es político, La mitificación del macho violento, el Amor romántico y violencia de género.
SEMANA 5: LA UTOPÍA ROMÁNTICA DE LA POSMODERNIDAD.
Utopías posmodernas, identidades de género, problemáticas de la actualidad. Amores democráticos y amores absolutistas. Individualismo, capitalismo, patriarcado, tradición, modernidad y posmodernidad.
SEMANA 6: ADICTOS AL AMOR.
¿Qué importancia tiene el amor en mi vida?. ¿Por qué es más importante que otras cosas?, ¿qué es la adicción?, ¿por qué nos pasamos la vida esperando que ocurra un milagro?, ¿por qué nos enamoramos de quien no nos conviene?, ¿por qué reproducimos siempre las mismas dinámicas en todas las relaciones?, ¿cuáles son las consecuencias de obsesionarse con cualquier objeto o persona?.
SEMANA 7: PLACER, EROTISMO Y DIVERSIDAD SEXUAL.
Ningún amor es ilegal, los Derechos Fundamentales del Amor, Amores queer, sexualidades hegemónicas y alternativas. Estructuras monogámicas, amores libres, amores swinger, amores diversos, poliamores.
SEMANA 8: AUTOCRÍTICA 2.
Evaluación, diagnósticos, propuestas.  Logros y retos en el futuro.
PRECIO 100 euros para Europa, 100 dólares resto de países del mundo

Información e inscripciones en: http://campusrelatoras.com/portfolio/senores/