23 de septiembre de 2022

Los hombres y las víctimas de la Explotación Sexual y la Trata


Hoy 23 de septiembre es el Día Internacional contra la Trata y la Prostitución, un buen día para que los hombres reflexionen y hablen consigo mismos y con otros hombres sobre la tortura y la explotación sexual de mujeres y niñas.

Las personas que alquilan mujeres son en un 97% de los casos hombres. La mayoría de ellos creen que el intercambio de sexo por dinero no es violencia, sino una transacción comercial como otra cualquiera.

A la mayoría no les importa cómo han llegado hasta allí, ni se preocupan por la salud de las mujeres, si tienen o no papeles, si están ahí porque quieren u obligadas, si les da asco o no. 

Afirman que ellas son libres para consentirlo y que muchas lo hacen porque quieren. 

La mayoría de ellos no se para a pensar en cómo debe ser tener relaciones sexuales sin deseo, obligadas por la necesidad o por la violencia. Sólo piensan en su deseo, les basta con tener el consentimiento.

Todos tienen claro que no es una vida digna para sus hijas, madre, hermanas o compañeras, pero creen que tienen derecho a hacerlo porque disponer de los cuerpos de mujeres pobres es un derecho natural del hombre.

Les parece que es un "trabajo fácil" en el que ellas ganan mucho dinero, porque  no tienen ni idea de cómo funciona el negocio: ellos pagan a otros hombres por un servicio, no les importa cómo han conseguido la mercancía, ni en qué condiciones viven las víctimas, ni se preocupan por su salud mental, ni por cómo las tratan, ni si pueden o no salir del burdel, si tienen o no sus pasaportes, si pueden ir o no al médico, ni a cuánto asciende su deuda con los proxenetas, ni cuántos años van a tardar en poder pagarla.

No les preocupa si las permiten dormir y comer, si tienen días de descanso, si pueden salir solas, si tienen críos y familia, ni les preocupa qué pasa con ellas cuando ya están destruidas y no sirven.

La mayoría no saben que entre el 90-95% de las mujeres que alquilan están ahí en contra de su voluntad, según las estadísticas oficiales, pero es que no les importa. 

La mayoría cree que pagar a otros hombres por eyacular en orificios de mujeres que les pertenecen es algo "normal", porque se hace desde siempre, y porque les encanta tener mujeres de rodillas frente a ellos.

Aunque los puteros no saben apenas sobre las condiciones en las que viven las mujeres que alquilan, los hombres que hacen política, los hombres que imparten justicia, y los que dirigen las fuerzas de seguridad del Estado, sí saben y tienen datos sobre la explotación sexual. Pero no hacen nada para cerrar los campos de concentración de mujeres esclavizadas para la explotación sexual. 

Están en las principales carreteras de todos los países, a la vista de todo el mundo, anunciando su mercancía y sus productos con luces de neón. Solo en España hay más de 1.500, según datos de la Policía Nacional.

Los mismos que podrían acabar con la explotación de miles de mujeres, recurren a sus servicios. No es ignorancia, entonces, es maldad y es machismo.

Porque todos ellos saben, gracias a los informes de la ONU, la UNODC, el Parlamento Europeo, que: 

-Hay más de 2.5 millones de víctimas de la trata, aunque se cree que por cada víctima identificada hay 20 más. 

- Hay más de 40 millones de mujeres prostituidas en el mundo, en Europa Occidental 2 millones.

- Las víctimas del negocio son, en un 80%, mujeres y niñas de entre 13 y 2 años.

- El negocio genera unos 100.000 millones de euros al año en el mundo.

- En España, 4 de cada 10 hombres reconoce haber pagado por sexo.

-En España, el 80% de las mujeres prostituidas (casi medio millón de mujeres), son extranjeras sin papeles procedentes de Brasil, Colombia, Ucrania, Polonia..

- Las víctimas de la explotación sexual sufren homicidios y palizas, violaciones sexuales, trato degradante y humillante, lesiones variadas (contusiones, traumatismos, heridas, quemaduras, etc) Presentan deterioro funcional, envejecen antes, sufren afecciones del aparato digestivo, fracturas de huesos o dientes, síndromes de dolor crónico, y su esperanza de vida es muy reducida.

- Las víctimas sufren sobredosis por drogas, alcohol y psicofármacos, presentan tasas más altas de auto lesiones y suicidio, y de trastornos y enfermedades mentales: depresión, ansiedad, intentos de suicidio, ataques de pánico, fobias, trastornos de alimentación y estrés postraumático, como las víctimas de las guerras.

-Las víctimas no tienen derecho a tener derechos sexuales y reproductivos: durante el tiempo que sufren la explotación sexual, experimentan pérdida del deseo sexual, trastornos menstruales, enfermedades de transmisión sexual incluida la infección por el VIH, hepatitis B y C, sangrado y fibrosis vaginal, dispareunia (dolor durante la relación sexual), dolor pélvico crónico, infección urinaria, cáncer de cérvix, embarazos no deseados, y muerte por abortos clandestinos. 

- Las víctimas de Trata y prostitución embarazadas tienen que seguir sirviendo a los hombres hasta el final, sufren embarazos de alto riesgo, mayor mortalidad materna, anemia, hemorragia vaginal, amenaza de aborto, aborto, muerte fetal, parto prematuro, bajo peso al nacer, mayor mortalidad perinatal.

- Las víctimas de explotación sexual también son utilizadas en la industria del porno y sometidas a las humillaciones más crueles y violentas.

- Las víctimas no tienen derecho a tener derechos humanos. Los pierden todos en cuanto las secuestran y las atan con la deuda.

Los hombres que están en los gobiernos podrían cambiar las leyes y liberar a las mujeres, pero no lo hacen, así que hay que salir a las calles para pedir la abolición de la prostitución y la trata, la reparación del daño a las víctimas, y que juzguen a los hombres que trafican y hacen negocios con mujeres y niñas.

¿Qué más podemos hacer?

- Exigir el cierre de los 1.500 campos de concentración de mujeres, tanto burdeles como casas y pisos.

- Exigir con urgencia una ley para abolir la explotación sexual y la Trata. 

- Los hombres tienen que sentarse a escuchar a las víctimas, a pensar, a informarse, a debatir, a cuestionarse, a revisar su forma de relacionarse con las mujeres, hasta que todo el mundo entienda que la explotación sexual es una de las formas más crueles e inhumanas de ejercer la violencia machista. 

- La educación sexual en las aulas debe sensibilizar y concienciar a los niños sobre la explotación de niñas y mujeres pobres. Cada vez más adolescentes pagan por violar a otras adolescentes y mujeres adultas, y cada vez está más normalizado como un acto de consumo más. 

-Unirse a la lucha por una Renta Básica Universal para que ninguna mujer tenga que poner su cuerpo al servicio del patriarcado y el capitalismo, para erradicar la pobreza y la explotación, y para que todas podamos elegir libremente a qué queremos dedicarnos.

Empleo e ingresos dignos para todas.

Ninguna niña nace para puta (Sonia Sánchez)

Si no hay demanda, no hay trata.


#DiaContraLaExplotaciónSexual


Coral Herrera Gómez 



Coral Herrera Gómez Blog

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
¡Vente con nosotras!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.