Google+ El rincón de Haika: 2012/04 Google+

30 de abril de 2012

Mujeres en la Prehistoria: mitos, estereotipos y roles de género






La serie de dibujos animados "La familia Picapiedra", está basada en la idea de que la desigualdad de nuestra sociedad es universal y eterna, es decir, que las jerarquías y las divisiones existen desde el principio de los tiempos. Por eso pensamos y representamos a nuestros antepasados aplicando los esquemas de nuestra cultura: las mujeres limpiaban la cueva y cocinaban en ella, muy felices, y los hombres salían a buscar alimentos, arrastraban a sus mujeres de los pelos y las defendían de otros ataques, siendo los responsables de la seguridad del poblado. 

Esta visión estereotipada de la Prehistoria es el resultado de nuestra mirada patriarcal sobre el pasado, porque suponemos que la dependencia emocional femenina es "natural", que nuestra forma de organizarnos ha sido siempre la misma, y que la pareja es la base fundamental de todas las comunidades humanas. Sin embargo, los estudios antropológicos con enfoque de género han dado al traste con esta visión estereotipada de los inicios de la Humanidad.

Leyendo los estudios en torno a la materia, es imposible imaginar que una mujer prehistórica pudiese estar encerrada en la cueva por voluntad propia esperando a su compañero, y suspirando por tenerle cerca. Cabe suponer que las relaciones amorosas de entonces eran más libres e igualitarias porque no estaban marcadas por la necesidad de las mujeres de tener a un hombre proveedor de recursos. 


22 de abril de 2012

Soluciones para afrontar la soledad





Cada vez estoy más convencida de la necesidad de acabar con este individualismo y con el miedo que nos inoculan a unos contra otros. Paralelamente a esta desconfianza generalizada hacia la gente, todo el mundo anda buscando la manera de importarle a alguien, de ser especial para alguien, de tener a alguien al lado que le haga sentir vivo/a. Much@s me escriben con penas de amor, en estado de dependencia brutal, desgarrad@s por el dolor, y casi tod@s tienen un miedo atroz a dejar o que le dejen. Las que peor lo pasan son las personas que se encierran con su pareja y cuando el amor termina, se encuentran sin pandilla de amigos/as, alejados de la familia, y con relaciones competitivas en el trabajo que nos hunden todavía más. Al dolor por la pérdida se une el tremendo miedo a la soledad que sufrimos en los países "desarrollados", donde podemos comprarlo todo menos el amor. 

Este miedo a la soledad es la peor plaga, porque es lo que nos lleva aguantar relaciones dolorosas, a resignarnos aunque ya no haya deseo o pasión, a suplicar al otro/a, a arrastrarse como almas en pena, a deprimirse profundamente y a dejar de encontrarle sentido a la vida. Parece que sin amor uno no es nada, como decía Amaral en su canción. Parece que para tener una identidad propia hay que encontrar una media naranja ideal; si no, es como si estuvieramos incompletos y sol@s en el mundo. 

Y somos muchos miles de millones. Así que pienso que la solución al miedo al abandono y a la soledad es abrir nuestro corazón hacia la familia, los compañeros y compañeras de trabajo, los y las vecinas, las amigas y los amigos. 

15 de abril de 2012

Los mitos románticos en AVATAR




En Avatar se cambian los roles y la protagonista de la historia, la índigena  Neytiri le enseña al héroe a sobrevivir en Pandora. En la mayor parte de las películas, siempre son los hombres los que enseñan a las mujeres a superar sus miedos, su torpeza, sus debilidades; ellos son los que enseñan baile, artes marciales, filosofía, ciencia; ayudan a las mujeres a sobrevivir en la selva o el desierto, a saltar por los edificios de las ciudades, a trepar rascacielos o resolver problemas irresolubles. 

Por eso sorprende que en esta superproducción sea la hija del jefe la que enseñe al humano a cazar, a domar animales salvajes, a volar en los monstruos, a saltar entre los árboles, a confiar en sus capacidades, a aprender un idioma nuevo, a percibir la magia de la naturaleza y saber como interpretarla.