27 de octubre de 2022

La última vez: echar el cierre para siempre



Disfrutar la última vez, y echar el cierre para siempre.


Yo recuerdo como un tesoro la última cita con mis ex. Conversas largas, abrazos apretados, viajecito por los recuerdos comunes, risas y llanto, cuerpos desnudos y entrelazados gozando por última vez... 


Es hermosa e intensa la última vez, cuando os habéis querido mucho y os habéis querido bien.


No todas mis historias se acabaron con un encuentro hermoso, pero sí que hice cierre en todas. Si no pude hacerlo con mi pareja, lo hice sola, pero siempre celebro la despedida y cierro la puerta al marcharme.


Desde muy joven hice un pacto fundamental conmigo misma: nunca volver a besarme ni a acostarme con un ex. Para que no volviese el pasado a manchar el presente, para que todas mis historias fueran sucesivas, una detrás de otra, para que cada amor tenga su tiempo, y no se mezclen ni se confundan.


Este pacto me ha ayudado mucho a tener ordenado el rincón de mi corazón en el que viven mis ex. Ahí están todos quietecitos, saben que los quiero mucho, y que tienen que estar ahí tranquilitos.


A alguno le costó un poco asumirlo: me dejaron, pero intentaron volver luego. Comprendí que lo hacen solo porque cuando ven que has terminado el duelo y empiezas a recuperar la alegría de vivir, quieren seguir teniendo poder sobre tí, quieren demostrarte que siguen siendo importantes en tu vida. No pretenden continuar la relación, sino solo comprobar si tú todavía sigues enamorada.


Así que yo he sido siempre muy fiel a este pacto conmigo: 

hacer un cierre bonito (si se puede y se dan las condiciones), pactar contacto cero, 

empezar el duelo para liberarme, y dejar que el tiempo me ayude a transformar el amor que sentí en amistad. 

O en algo parecido.


Para que el pasado se quede atrás y podamos caminar ligeras hacia el futuro, hay que poder cerrar las relaciones de pareja bien, y asegurarse que quedan cerradas del todo. Sobre todo si estais sufriendo mucho, no hay nada más doloroso que aferrarse a la esperanza de la reconciliación.


Hacer el cierre es un ritual que te ayuda a despedirte por fuera y por dentro, a salir de la última etapa sin cargas del pasado, y a empezar una nueva con ilusión.


Para olvidar a un ex no hace falta destruir el amor que sientes, solo tienes que liberar de romanticismo el vínculo con tu ex, y así solo queda el cariño.


Si tu ex no se porta bien contigo o no ha sabido cuidarte, entonces el cierre lo tienes que hacer sola. Si tu ex no quiere terminar, te despides por dentro, y empiezas con el contacto cero para protegerte y ahorrarte todo el sufrimiento posible. 


En las historias de amor del bueno, lo mejor es terminarlas con un cierre bonito, que os deje un buen recuerdo, que os alivie la tristeza y os ayude a estar bien. Porque así el duelo es más corto, y llega antes el olvido.

Coral Herrera Gómez 

#cerrarhistorias #despedidas  #laúltimavez

Si quieres hacer tu duelo en buenas compañías, hoy abrimos el grupo Mujeres que se separan en el Laboratorio del Amor, un curso virtual de un mes. 




Si quieres apuntarte, aquí tienes toda la información.

Coral Herrera Gómez Blog

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
¡Vente con nosotras!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.