18 de octubre de 2022

El amor de pareja en cifras




Nuestras relaciones son un desastre: no sabemos querernos bien, no sabemos construir relaciones igualitarias, no sabemos disfrutar del sexo y del amor, no sabemos separarnos sin hacernos la guerra. 

El mito romántico es una trampa para nosotras: nos promete una vida feliz a todas, pero las cifras nos muestran que el amor romántico sigue siendo profundamente patriarcal y machista. En el matrimonio, los hombres siguen viviendo en casa como reyes, igual que sus padres, sus abuelos y bisabuelos, y tienen el doble de tiempo libre que nosotras. Algunos "ayudan" en casa, y "ayudan" en el cuidado de los niñós y las niñas, en algunos países del mundo más desarrollados, pero somos las mujeres las que vivimos como criadas y nos vemos obligadas a asumir toda la carga de tareas y logística, la carga mental y emocional de la familia. 

La mayor parte de las parejas afirman que están unidas "por amor", estar enamorados es el principal motivo para casarse. Este es también el principal motivo por el que nos convertimos en sirvientas y en madres de los hombres con los que convivimos: trabajamos gratis "por amor". 

Después de la boda, nos sentimos estafadas: la mayoría nos casamos pensando que vamos a ser compañeros y a trabajar en equipo. Cuando nos queremos dar cuenta, estamos sufriendo abuso y explotación doméstica, que es una de las formas más comunes de violencia machista.  

La mayor parte de los hombres no tienen conciencia de estar ejerciendo violencia sobre sus compañeras, creen que sus privilegios son "naturales" y "normales". Algunos hombres, antes de casarse o de convivir con su pareja, tienen autonomía y saben hacer las tareas básicas para la supervivencia. Pero según un estudio de Sigma Dos en España de 2018, en cuanto se emparejan, el 36% lo dejan, porque creen que es deber de las mujeres servirles y cuidarles.

Para la gran mayoría de las mujeres el matrimonio significa perder la libertad, dedicar todo su tiempo y energía a los cuidados en solitario, y poner en riesgo su salud física y mental. 

Solo la mitad de las mujeres del mundo puede decir “no” a su pareja si no desea tener relaciones sexuales, solo la mitad pueden decidir sobre su cuerpo, su sexualidad y su maternidad, y la gran mayoría se ven privadas de sus derechos sexuales y reproductivos, y demás derechos fundamentales: derecho a la libertad de movimientos, derecho a estudiar y trabajar, derecho a tener una red afectiva propia, derecho a tener dinero propio, derecho a tomar decisiones.... 

Son millones las mujeres que renuncian o sacrifican en parte su carrera por apoyar a su pareja, las que no pueden salir de casa sin permiso de sus maridos, y las que tienen prohibido estudiar o trabajar, salir a hacer deporte o a divertirse. Hay muchas mujeres en el mundo que solo pueden ir a misa, al supermercado y a casa de familiares, y otras que ni siquiera eso: viven permanentemente confinadas y solo pueden salir con sus maridos. Y a veces ni eso. 

Además de la explotación doméstica y la falta de derechos, las mujeres sufrimos violencia física y emocional en el hogar. No es en las calles ni en los espacios públicos donde corremos peligro, es en casa. No son los desconocidos los que nos violan y nos matan: son nuestros novios y maridos, y demás hombres de nuestro entorno más cercano, según el Informe del 25N de 2018 publicado por ONU

Las cifras nos demuestran que el amor de pareja no es tan maravilloso e ideal como nos lo pintan, y que de hecho puede ser muy peligroso casarnos: cada día 137 mujeres son asesinadas en el mundo por sus parejas, casi 90 mil mujeres al año. 

En el matrimonio heterosexual, muchas mujeres sufrimos diferentes formas de violencia:

explotación doméstica, 

agresiones físicas y violencia sexual, 

maltrato psicológico y abuso emocional, 

violencia económica, 

y violencia vicaria (la que se ejerce sobre los hijos e hijas para hacer daño a sus madres). 

Son muchas las mujeres que sufren infidelidades, malos tratos y abandono cuando están embarazadas o enfermas. Los datos más escalofriantes son aquellos que nos hablan de mujeres mayores que han sufrido violencia durante 60, 50 o 40 años por parte de sus maridos, y las mujeres con dependencia económica y discapacidades, para las que el divorcio no es una opción, ni un derecho como para las demás. 

La mayor parte de las mujeres casadas tienen doble y triple jornada laborales, y sólo una remunerada, lo que significa que los hombres tienen mucho más tiempo libre que sus compañeras en todo el mundo. 

Cada 7 segundos una niña menor de 15 años es casada en el mundo. Son millones las niñas, adolescentes y mujeres casadas en contra de su voluntad. 

También son millones las que no están obligadas a casarse pero lo hacen porque no tienen autonomía económica o por presión familiar. Permanecer soltera provoca aún un amplio rechazo social: las mujeres que deciden no casarse siguen siendo vistas como "raras" y como fracasadas. La trampa de todas las que se ven obligadas o presionadas para casarse es que luego no pueden divorciarse, por los mismos motivos. 

Para muchas mujeres el matrimonio es una cárcel de la que no pueden escapar, y en la que se se ven obligadas a asumir toda la carga de cuidados del hogar, y cuidados a bebés, niños, niñas, mayores y familiares dependientes (con discapacidades, enfermedades, o accidentados), mascotas y animales domésticos y de granja. 

Son millones de mujeres trabajando fuera de casa, y trabajando gratis para uno o varios hombres (hermanos, padres, suegros, cuñados, sobrinos, hijos), sin salario, sin días de descanso, sin vacaciones, sin derecho a enfermar, sin derecho a cotizar ni a jubilarse, y sin derecho a escapar de la esclvitud doméstica. 

Las promesas del amor romántico no tienen nada que ver con la realidad: casadas no somos iguales a los hombres, ni somos más felices, ni estamos más protegidas frente a la violencia, ni tenemos calidad de vida. Es justo al revés: cuando estamos casadas sufrimos más, enfermamos más y morimos antes. 

Numerosos estudios afirman que las mujeres solteras y viudas viven mucho mejor y son mucho más felices, empezando porque gozan de mayor libertad y autonomía, más tiempo libre, más horas de sueño y de descanso, y tienen una red afectiva y social más amplia que la de los hombres solteros. 

Los avances y cambios que se están produciendo en todo el mundo, está provocando un descenso de las bodas y de la natalidad en picado, sobre todo en los países en los que las mujeres son libres y tienen sus propios ingresos. 

Además, siguen aumentando las tasas de divorcio: cuanto más autonomía tenemos las mujeres, menos necesidad tenemos de casarnos, y más ganas nos entran de divorciarnos, como veremos en las estadísticas a continuación.

Aquí os dejo cifras mundiales y cifras de España para que comprendamos la dimensión del engaño, nos quitemos la venda unas a otras, y abramos los ojos. Lo más importante es contarle todo esto a las niñas y a dolescentes para que no caigan en la estada romántica y para que no hagan del amor romántico el centro de sus vidas. A las mujeres no nos conviene establecer nuestro proyecto de vida en torno a un hombre, vean las cifras:


Cifras sobre la pareja en el mundo

Mujeres, libertad y autonomía

Solo el 52% de las mujeres casadas o en una unión tienen autonomía corporal y son dueñas de su cuerpo y de su salud. Es decir, solo la mitad de mujeres en el mundo toman libremente sus propias decisiones sobre relaciones sexuales, uso de anticonceptivos y atención médica. 

Solo la mitad de las mujeres pueden tomar sus propias decisiones a la hora de decidir sobre la atención de su salud, y decir “no” a su pareja si no desea tener relaciones sexuales.

  • En Malí, el Níger y el Senegal, más del 90% de las mujeres se ven privadas de su autonomía corporal.
  • Únicamente el 71 por ciento de los países garantizan el acceso a servicios de maternidad integrales.
  • Únicamente el 75 por ciento de los países garantizan legalmente un acceso pleno y equitativo a la anticoncepción.
  • Únicamente alrededor del 80 por ciento de los países tienen leyes que apoyan la salud y el bienestar sexuales.
  • Únicamente alrededor del 56 por ciento de los países tienen leyes y políticas que apoyan la educación integral en sexualidad.
  • Veinte países o territorios tienen leyes que obligan a casarse con el violador, lo que significa que un hombre puede escapar de un proceso penal si se casa con la mujer o niña que ha violado.
  • Cuarenta y tres países no cuentan con legislación que aborde el problema de la violencia sexual durante las relaciones de pareja (la violación por parte de un cónyuge).
  • Más de 30 países restringen el derecho de las mujeres a desplazarse fuera del hogar.

 “Mi cuerpo me pertenece: reclamar el derecho a la autonomía y la autodeterminación”, informe del Estado de la Población Mundial 2021, Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)


Matrimonio infantil

UNICEF

Cada 7 segundos una niña menor de 15 años es casada. 

Durante la próxima década hasta 10 millones de niñas podrían estar a riesgo de matrimonio infantil.

Las niñas que se casan antes de cumplir 18 años tienen menos posibilidades de seguir yendo a la escuela y más posibilidades de ser víctimas de violencia en el hogar.

Las niñas obligadas a casarse no sólo pierden su infancia, sino que a menudo también cortan los lazos con su familia y sus amigos y adoptan un rol doméstico, ya que tienen prohibido buscar un trabajo o continuar asistiendo a la escuela.

Las niñas adolescentes tienen más probabilidades de morir a causa de complicaciones durante el embarazo y el parto que las mujeres de entre 20 y 30 años, y es más probable que sus hijos nazcan muertos o mueran en su primer mes de vida.

15 millones de niñas adolescentes de 15 a 19 años han experimentado relaciones sexuales forzadas (violaciones u otros actos sexuales forzados) en todo el mundo.En la inmensa mayoría de los países, las adolescentes son el grupo con mayor riesgo de violaciones (u otro tipo de abusos sexuales) por parte de su esposo, pareja o novio actual o anterior. De acuerdo con los datos disponibles de 30 países, tan sólo un 1% de ellas ha pedido alguna vez ayuda profesional.


Matrimonio igualitario

El matrimonio igualitario es legal en más de treinta países, aunque muy pocas mujeres pueden casase con otras mujeres. 

Existen más de 60 estados miembros de la ONU que prohíben explícitamente las relaciones homosexuales. 

En países como Brunei, Iran, Mauritania, Arabia Saudita, Yemen y parte de Nigeria, la condena por este “delito” sigue siendo la pena de muerte.


Divorcios y separaciones

- Una investigación de 2015 de la American Sociological Association (ASA), descubrió que las mujeres inician casi el 70% de los divorcios.

- Europa es el continente en el que más divorcios se producen: a la cabeza, Bélgica (un 71%), España está entre los cinco primeros países, con un 61%

- Estados Unidos es el país donde más divorcios hay, y Chile es la nación donde menos divorcios se registran, apenas un 3%, seguida de Vietnam (4%) y Libia (5%). 

- Aún no está normalizado en las naciones árabes, africanas y del Sudeste asiático: hay países en los que para las mujeres, divorciarse es un auténtico calvario.

Datos del Mapa del divorcio, publicado en 2014 por la revista online estadounidense Business Insider, basado en cifras de Eurostat (Oficina Europea de Estadística)


Abuso, explotación y violencia machista 

ONU MUJERES 

En 18 países, los esposos pueden impedir legalmente que sus esposas trabajen; 

en 39 países, las hijas y los hijos no tienen los mismos derechos de herencia; 

y en 49 países no existen leyes que protejan a las mujeres de la violencia doméstica.


La cifra de mujeres adultas maltratadas por su pareja ascendía en Turquía al 57% en Etiopía, al 45% en India, al 40% en Perú, al 31% en Canadá, y el 35% en Nueva Zelanda.

Una de cada cinco mujeres y niñas, incluido el 19% de las mujeres y las niñas de 15 a 49 años, han sufrido violencia física y/o sexual por parte de una pareja íntima, durante los últimos 12 meses. Sin embargo, en 49 países no existen leyes que protejan específicamente a las mujeres contra tal violencia.

A nivel global, se estima que 736 millones de mujeres -alrededor de una de cada tres- ha experimentado alguna vez en su vida violencia física o sexual por parte de una pareja íntima, o violencia sexual perpetrada por alguien que no era su pareja (el 30% de las mujeres de 15 años o más).

La mayor parte de la violencia contra las mujeres es perpetrada por sus maridos o parejas íntimas o por parte de sus ex-maridos-parejas. Más de 640 millones de mujeres de 15 años o más han sido objeto de violencia de pareja (el 26% de las mujeres de 15 años o más).

De las que han mantenido una relación, casi una de cada cuatro adolescentes de 15 a 19 años (24%) ha experimentado violencia física y/o sexual por parte de su pareja o marido. El 16% de las jóvenes de 15 a 24 años han experimentado esta violencia en los últimos 12 meses.

En 2018, se estima que una de cada siete mujeres ha experimentado violencia física y/o sexual por parte de su pareja o marido en los últimos 12 meses (el 13% de las mujeres de 15 a 49 años). Estas cifras no reflejan el impacto de la pandemia de COVID-19, que ha aumentado los factores de riesgo de violencia contra las mujeres.

El 37% de las mujeres de entre 15 y 49 años que viven en países "menos desarrollados" han sido objeto de violencia física y/o sexual por parte de su pareja en su vida.

Menos del 40 por ciento de las víctimas de la violencia buscan algún tipo de ayuda. En la mayoría de los países para los que existen datos disponibles sobre esta cuestión se constata que, entre las mujeres que buscan ayuda, la mayoría acude a familiares y amistades. Muy pocas recurren a instituciones formales, como la policía o los servicios de salud. Menos del 10 por ciento de quienes buscan ayuda acuden a la policía.

 Alrededor de 81,000 mujeres y niñas fueron asesinadas en el 2020, y la mitad, unas 47,000 de ellas, (es decir, el 58%), a manos de sus parejas o familiares. 

Esto equivale a una mujer o niña asesinada cada 11 minutos por maridos y hombres de su entorno.  



Cifras sobre la pareja en España

Bodas y divorcios

- En España nos casamos menos y más tarde. El INE recoge datos sobre el matrimonio desde 1981 y, en estas cuatro décadas de registro, el número de matrimonios ha caído un 55,24% en tanto que la edad ha aumentado 10 años de medias (de los 24/26 a los 34/36). 

- España está entre los ocho países del mundo donde más separaciones de pareja se producen. Se separan casi cuen mil personas cada año. Eurostat, 2021.

- Solo el 8% de los españoles de entre 18 y más años afirmaban no haber tenido nunca pareja hasta esa fecha (ESGE, 2018)

- En la actualidad, aproximadamente un 70% de la población española mantiene algún tipo de relación  de pareja (Estudio 3325, CIS, 2021). Entre las personas que no tienen pareja, un 43% afirma que es por no haber encontrado a la persona adecuada, y un 22% responde que no ha tenido la necesidad de tener pareja. Estos resultados señalan que, en general, a las personas que no tienen actualmente pareja les gustaría tenerla, sobre todo si encontraran a la persona adecuada.

-En la Unión Europea una de cada cuatro parejas no tiene hijos (25,1%), porcentaje que en nuestro país se sitúa en el 22,7% (Eurostat, 2021).

Parejas que no conviven: 

  • Las parejas sin convivencia que se encuentran en esta situación por “considerarse muy jóvenes para convivir” (25,4%)
  • Las parejas sin convivencia por “motivos económicos” (25,7%)
  • Las parejas sin convivencia que desean vivir esta situación “por mantener su independencia” (7%), son las que presentan unos rasgos más diferenciadores
  • La categoría de “no estar preparados para convivir” puede darse en todas las generaciones donde hay un nuevo emparejamiento (7,1%)
  • Por último, las parejas que no conviven debido a las “circunstancias laborales” (13%)


Trabajo gratis y tiempo libre

En España las mujeres trabajamos gratis durante 43 días al año. Dedicamos una media de 6 horas (5 horas y 59 minutos) al trabajo doméstico. 

Por el contrario, los hombres emplean en este grupo de actividades 2 horas y 20 minutos, según el Instituto de las Mujeres de España. 

Según los estudios de la OCDE y el INE (2019), las mujeres españolas dedican 2 horas diarias más de media a las tareas del hogar y el cuidado de la familia que los hombres. Esto significa que ellos tienen más del doble del tiempo libre que nosotras. 


Sexualidad

Informe Sexualidad de las mujeres jóvenes en el contexto español, Instituto de las Mujeres, 2022.  

- Un 57,7% de las encuestadas reconoce que ha mantenido relaciones sin deseo sexual.

- Un 20% tiene miedo a sufrir una agresión sexual en su entorno (escuela, trabajo o pareja).

- Casi la mitad de las mujeres de entre 18 y 25 años (el 43,5%) ha recurrido en alguna ocasión a la píldora del día después y un 20% reconoce que nunca o casi nunca usa un método anticonceptivo cuando mantiene relaciones sexuales. Motivos: 

  • -el 53 % explica que lo hace por la confianza que tiene en su pareja, 
  • -el 33 % porque no tiene a mano el anticonceptivo en el momento de la práctica sexual
  • -el 19,4 % alega que su empleo reduce su placer. 
  • - el 12,3 % no lo utiliza porque su pareja así lo prefiere y 
  • - el 5,9 % estima que no corre ningún riesgo.

- Un 5,7% de las mujeres jóvenes encuestadas se ha sometido a un aborto, momento en el que recibieron el apoyo de su pareja (40%), su madre (27,7%), o una amiga (15,4%), mientras que un 4,6% manifiesta haber pasado sola por este proceso, bien porque no ha pedido ayuda, o bien por falta de apoyos.

- El grado de satisfacción con su vida sexual es de 6,6 puntos y lo que más valoran es el placer que proporciona la masturbación, la receptividad de la pareja, la periodicidad de las relaciones y la frecuencia de los orgasmos.

- La penetración sigue siendo la práctica más habitual entre las mujeres jóvenes, por encima de la autoestimulación (74,6% frente al 66,5%) y muchas de ellas manifiestan no haber practicado la masturbación hasta después de haber mantenido relaciones sexuales con otra persona.

- El 35 % de las chicas nunca ha recibido educación sexual y las que sí lo han hecho, la califican de "absolutamente insuficiente e inadecuada".


Informe '¿Fuerte como papá? ¿Sensible como mamá? Identidades de género en la adolescencia', realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, España.

Entre los adolescentes españoles de 14 a 19 años, aproximadamente un 80% ha tenido alguna relación de pareja (82% de chicas frente al 78%) La primera pareja se tiene entre los 13 y 14 años, aunque ellos son más precoces. El 46% de los varones afirma tener su primera novia entre los 10 y los 13 años.

Un 52,6% de chicas jóvenes cree que el varón debe proteger a la mujer, porcentaje que asciende al 67% en el caso de los chicos. 

Respecto a quién debe tomar la iniciativa en las relaciones sexuales, casi el 60% de los jóvenes afirma que "se debe tomar juntos", pero en la práctica deciden ellos en el 46,9% de las veces. 

Sin embargo, les toca a ellas insistir en el uso de anticonceptivos: el 47,2% de los casos frente al 9,4% de veces que insisten ellos. En otro 31,4% se toman juntos.



Infidelidades 

Según el informe de IPSOS, 2014: 

-Un 35% de hombres y un 26% de mujeres reconocen haber sido infieles a su pareja. 

- El 29% de los hombres encuestados ha mantenido relaciones sexuales de forma excepcional fuera de la pareja, contra el 18% de las mujeres que se manifiestan en este sentido. Un 41% de los hombres infieles aseguran haber tenido cuatro o, incluso, un número mayor de amantes, frente al 28% de las mujeres adúlteras que se han expresado en el mismo sentido. 

-La mitad de las aventuras extramatrimoniales son de una sola noche, mientras que una tercera parte se llevan a cabo de manera ocasional.

-Motivos para ser infieles:

  • para vivir una experiencia diferente (un 43% de los hombres, frente a un 24% de mujeres); 
  • para vengarse de la infidelidad de su pareja (18%)
  • para convencerse de que su cónyuge ya no es lo que necesita (un 17%)
  • para volver a encender la llama de su vida matrimonial (un 12%)
  • para ganar confianza en sí mismos (el 42% de mujeres y un 29% de hombres) 
  • sólo por sentir amor o deseo hacia otra persona (más de la mitad de las personas encuestadas) 


Informe YouGov: 

Un 91%, considera que tener una relación sexual con otra persona es la mayor infidelidad, seguido del sexting (enviarse mensajes subiditos de tono por el móvil), un beso en la boca y el tonteo.

Para un 12%, masturbarse pensando en otra personas es ser infiel y para un 4% lo es hasta ver porno.

Un 40% de las personas encuestadas está "seguro de que no le han puesto los cuernos", frente a un 27% que está convencido de que sí. Un 13% tiene sospechas, y un 10% se huele algo pero cree que son sospechas infundadas.

Una gran mayoría (71%) preferiría enterarse a no saberlo frente al 20% que preferiría vivir en la ignorancia.

Un 42% de los encuestados dejaría a su pareja sin posibilidad de reconciliación, frente al 7% que no rompería y perdonaría la infidelidad sin que afectase a la relación.

Un 19% dejaría a su pareja pero dice que podría perdonar e incluso volver con ella, mientras que un 17% asegura que no rompería la relación, pero admite que se vería afectada por la infidelidad.

Las mujeres son las que menos perdonarían una infidelidad, ya que el 44% rompería sin posibilidad de reconciliación frente al 11% de hombres que no dejaría a su pareja y perdonaría la infidelidad.

 

Violencia

«Macroencuesta de la violencia contra la mujer» 2019 por el Ministerio de Sanidad de España: 

En total, un 13% de las mujeres residentes en España de 16 y más años ha sufrido miedo de alguna pareja o ex pareja en algún momento de su vida. Un 2,9% manifiesta que dicho miedo era continuo.


Violencia económica: 

En total, un 10,8% de las mujeres residentes en España de 16 y más años ha sufrido violencia económica por parte de alguna pareja o ex pareja en algún momento de su vida

- 6,9% ‘se negaba a darle dinero para los gastos del hogar cuando la pareja tenía dinero para otras cosas’. 

- 7,2% ‘le impedía tomar decisiones relacionadas con la economía familiar y/o realizar las compras de forma independiente’. 

- 4,9% ‘no le dejaba trabajar o estudiar fuera del hogar’.

Las mujeres que soportan dichas actitudes suelen verse afectadas y presionadas simultáneamente por otra forma de violencia (física, sexual, psicológica controladora y/o emocional). En el caso concreto de la violencia económica, el 85% de las mujeres declaran sufrir violencia psicológica y el 47,8% violencia sexual. El impacto que tiene la violencia económica sobre la salud y el bienestar de las víctimas es notable, de manera que apenas el 50% de las mujeres aluden a un estado de salud categorizado como bueno o muy bueno.

En general, cuanto más elevado es el nivel de estudios de la mujer, menor el porcentaje de mujeres que han sufrido violencia económica de alguna pareja o expareja: pasa del 14,4% de las mujeres con estudios inferiores a primaria al 6,7% de las mujeres que tienen estudios universitarios finalizados.


Violencia física: 

El número de mujeres residentes en España de 16 y más años que manifiestan haber sufrido en algún momento de su vida los distintos actos de violencia física que contempla la encuesta, por parte de alguna pareja o expareja, es de casi 3 millones de mujeres, el 14,2 % de la población femenina:

- 8,6% ‘le ha empujado, agarrado o tirado del pelo’.

- 7,6% ‘le ha abofeteado o tirado algo que pudiese hacerle daño’.

- 5,2% ‘le ha golpeado con su puño o con alguna otra cosa que pudiera hacerle daño’.

- 4,2% ‘le ha dado patadas, arrastrado o pegado’.

- 2,6% ‘le ha amenazado con usar o ha usado una pistola, cuchillo o alguna otra arma contra ella’.

- 1,8% ‘le ha intentado asfixiar o quemar a propósito


Las mujeres entre los 25 y 54 años son las que en mayor proporción manifiestan haber sido víctimas deviolencia física de género en algún momento por parte de cualquiera de sus parejas.

De las mujeres que han sufrido violencia física moderada, un 12,6% de mujeres que afirma que ha sido un episodio esporádico, y el 85,2% de mujeres ha sufrido agresiones en más de una ocasión a lo largo de su vida por parte de cualquier pareja.

Las mujeres nacidas en el extranjero y residentes en España sufren el doble de violencia física que las autóctonas, del total de mujeres nacidas en el extranjero que alguna vez ha tenido pareja, un 14,1% ha sufrido violencia.

Las mujeres en entornos rurales, de hasta 2.000 habitantes, son las que en menor porcentaje han manifestado violencia física de parte de cualquiera de sus parejas a lo largo de su vida (6,6% en contraste con el 10,9% en el entorno urbano)


Violencia sexual en la pareja

Un 13,7 % de las mujeres españolas han sufrido violencia sexual en la pareja, casi 3 millones de mujeres.

6,6% de las mujeres que han tenido pareja manifiestan que al menos alguna de sus parejas, a lo largo de su vida, la ha obligado a mantener relaciones sexuales cuando ella no quería. Un porcentaje apenas inferior (6,3%) se obtiene para las mujeres que han mantenido relaciones sexuales sin desearlo, por miedo a lo que su pareja les podía hacer si se negaban. 

A la mitad aproximadamente se reduce la proporción cuando se trata de otro tipo de práctica sexual a la que se vio obligada la mujer y que le resultó humillante o degradante (3,5%) o cuando la pareja o ex pareja ‘intentó obligarle a tener relaciones sexuales contra su voluntad, sujetándola o haciéndole daño sin conseguirlo’ (3,2%)

Si se tiene en cuenta cualquier pareja en la vida de la mujer, ya sea la actual (si la tiene) o alguna de sus anteriores relaciones, se obtiene que un 8,4% de las mujeres que alguna vez han tenido pareja ha sufrido violencia sexual por parte de alguna de ellas.


Violencia psicológica de control

 El porcentaje de mujeres residentes en España de 16 y más años que manifiestan haber sufrido en algún momento de su vida los distintos actos de violencia psicológica de control que contempla la encuesta, por parte de alguna pareja o expareja, es del 31%, más de 6 millones y medio de mujeres. 

Algunas de las formas de violencia más comunes son:

- 16,3% ‘insistía en saber dónde estaba en cada momento’.

- 14,8% ‘se enfadaba si hablaba con otro hombre o mujer’.

- 14% ‘le ignoraba y trataba con indiferencia’.

- 12,1% ‘trataba de impedirle que viese a sus amigos o amigas’.

- 11,3% ‘sospechaba injustificadamente que le era infiel’.

- 10% ‘esperaba que le pidiese permiso antes de ir por su cuenta a determinados sitios como por ejemplo un hospital o centro de salud, un centro cultural o deportivo, etc.’.

- 8,3% ‘trataba de evitar que se relacionase con su familia directa o parientes’.


Violencia emocional

En total, un 21,9% de las mujeres residentes en España de 16 y más años ha sufrido violencia psicológica emocional por parte de alguna pareja o ex pareja en algún momento de su vida. 

- 19,6% ‘le ha insultado o hecho sentirse mal consigo misma’.

- 13,9% ‘le ha menospreciado o humillado delante de otras personas’.

- 12,9% ‘le ha asustado o intimidado a propósito (por ejemplo gritándole y rompiendo cosas, mirándole de determinada forma)’.

- 9,5% ‘le ha amenazado verbalmente con hacerle daño a la mujer’.

- 5,2% ‘le ha amenazado verbalmente con hacer daño a alguien que es importante para la mujer’.

El 2,8% de las mujeres que han sufrido violencia psicológica emocional de alguna pareja o ex pareja a lo largo de su vida afirma que se trató de un hecho aislado, mientras que un 95,4% manifiesta haber sido víctima de este tipo de violencia en más de una ocasión.

Un 87,5% de quienes contestan que siempre o casi siempre cuentan con alguien que se preocupa por ellas, no han sufrido ningún tipo de violencia de género en el último año; frente al 78,3% de las que manifiestan que nunca o casi nunca tienen a alguien que se preocupe por su bienestar


Sentimientos que provoca la violencia en las mujeres: 

Los sentimientos de las mujeres que han sufrido violencia física, sexual o miedo de alguna pareja o expareja tras los episodios de violencia son:

- Impotencia ante la situación: 60,7%.

- Tristeza: 59,8%.

- Rabia: 58,4%.

- Miedo: 51,6%.

- Angustia: 49,9%.

- Vergüenza: 38,7%.

- Culpa: 30,1%.

- Agresividad: 19,1%.


Otros datos: 

En el caso de los matrimonios heterosexuales, en el 65% de los casos el hombre es mayor y se llevan en promedio 5 años de diferencia. En el 23% la mujer es mayor y se llevan 3,5 años de media, mientras que en el resto, un 11%, tienen la misma edad.

Un 81, 9 % de las mujeres que contaron con una red de apoyo y denunciaron, se divorciaron de sus parejas.

Una de cada tres (33,0%) mujeres que han sufrido violencia física o sexual, han consumido medicamentos, alcohol o drogas para afrontar lo sucedido.

El 17,5% de las mujeres con discapacidad que han sufrido violencia física, sexual o emocional de alguna pareja dicen que su discapacidad es consecuencia de la violencia de sus parejas.

El 51,7% de quienes tenían hijos/as menores que presenciaron o escucharon la violencia contra la madre, afirma que estos hijos/as sufrieron violencia a manos de la pareja violenta.

1.678.959 menores viven en hogares en los que la mujer está sufriendo en la actualidad algún tipo de violencia en la pareja

 

Mujeres mayores de 60 años

- el 28 % de las mujeres sufrieron violencia machista durante 40 -50 años;

- el 12 % sufrió violencia unos 50-60 años. 

- el 15 %, de 30 a 39 años; un 12 %, de 20 a 29 años; un 12 %, de 6 a 19 años; y un 16 %, de 1 a 5 años. 

-En tres de cada diez casos, los episodios violentos comenzaron durante el noviazgo.

Las principales razones para no haber interrumpido la relación con el agresor son miedo a ser asesinada (35 %), no tener ningún sitio al que ir (32 %), no hacer sufrir a sus hijos (32 %) y que el maltrato antes era un problema aceptado por la sociedad (30 %). 

También describen haber padecido violencia económica un 60 % de las encuestadas: el 55 % no recibía dinero para gastos del hogar, el 41 % se veía privada de sus recursos y al 34 % el maltratador no las dejaba trabajar ni estudiar.

Estudio Mujeres mayores de 65 años víctimas de violencia de género, elaborado por Cruz Roja y la Universidad Carlos III de Madrid


Juventud en España

Informe 'Rompiendo Moldes' en el marco del 8 de marzo de 2020, Día de la Mujer, elaborado por Oxfam Intermón sobre los comportamientos sociales dela juventud vinculados a las violencias machistas.

-Aún persiste la percepción entre algunos adolescentes sobre que el rol masculino se basa, al menos en líneas generales, en los siguientes aspectos: invulnerabilidad emocional, el deseo heterosexual incontrolable y la actitud dominante como un rasgo atractivo en ellos. 

-El género femenino se sigue describiendo, a grandes rasgos, con el mandato de la sumisión y el de complacer a las demás personas. 

- 1 de cada 10 jóvenes españoles cree que si una mujer ha consumido mucho alcohol se expone a que un chico tenga relaciones con ella, aunque no esté consciente.

- El 8,9% de los chicos piensa que, si una chica se viste de manera provocativa y anda sola por la calle a altas horas de la noche, se está exponiendo a sufrir una agresión.

-No sólo disculpan a los agresores, sino que además culpabilizan a las víctimas de la violencia que sufren tanto en el espacio público, como también dentro de sus relaciones:  el 44% de los chicos opina que "si alguien hace 'sexting' está asumiendo el riesgo de que su pareja  pueda reenviar el contenido.

- 2 de cada 10 chicos piensan que "el amor duele" y uno de cada 10 piensa que la capacidad de dominar hace un hombre más atractivo. 

-2 de cada 10 chicos y una de cada 10 chicas afirman que los hombres tienen mayor deseo sexual que las mujeres.

 -el 22,3% de personas afirma que "es común que un chico quiera tener sexo sin condón" En los distintos grupos de edad se destaca que, a medida que aumenta la edad, más creen que es habitual que un chico quiera tener sexo sin condón: un 16% en el grupo de 15 a 18 años, un 23% en el de 19 a 22 años y un 24,5% en el de 23 a 25 años.


"La situación de la violencia contra las mujeres en la adolescencia en España".

El estudio ha sido promovido, coordinado y financiado por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, y realizado por la Unidad de Psicología Preventiva de la Universidad Complutense.

- Frente al 31,7% de las mujeres que admiten haber sufrido abuso psicológico y de control, sólo el 14,2% de los hombres adolescentes confiesan haber ejercido dichas conductas. 

- Frente al 3% de los chicos dice haber presionado para involucrar a una chica en conductas sexuales en las que ella no quería participar, frente al 11,1% de las que confesaron haberse visto en esa situación. Al preguntar por la relación con el chico que ejerció la violencia vivida, solo el 17% de las adolescentes afirma que es su pareja actual frente a casi el 21% de los varones.

- En el caso de la violencia múltiple y frecuente, la denuncian el 5,5% de las chicas frente al 2,7% de los chicos.

- Casi un 20% de las adolescentes sufre violencia psicológica y de control. A casi una de cada cinco, su pareja la ridiculiza, la insulta, toma decisiones por ella y a un 15% las controlan con el móvil y las aíslan de sus amistades.

- El 14% de las chicas afirma haberse sentido presionada para actividades de tipo sexual, presión realizada en casi todos los casos (97,4%) por un hombre, que suelen provenir del chico con el que salen en un 55,7% de los casos. 

- Las situaciones que un mayor porcentaje de chicas de entre 14 y 20 años ha vivido, son las relacionadas con mostrar (48%) o pedir (43,9%) fotografías sexuales, y el 23,4% ha recibido peticiones de cibersexo online. Por otro lado, la situación más frecuente que los chicos reconocen realizar, es pedir fotografías online (17,1%), y pedir cibersexo online (7,4%).

- Las situaciones de violencia de género en el ámbito de la pareja que han vivido de forma más frecuente las chicas adolescentes son las de abuso emocional (17,3%), control abusivo general (17,1%) y control a través del móvil (14,9%).

- El 21,9% de adolescentes afirma haber escuchado a menudo o muchas veces que "los celos son una expresión de amor", y el 39,9% ha recibido el consejo de que "para tener una buena relación de pareja debes encontrar tu media naranja y así llegar a ser como una sola persona"

- El 28,1% de las chicas afirma que le produce o produciría mucha o bastante ansiedad sentirse "menos atractivas que antes", y lo que produce más ansiedad a los chicos destacan las de "subordinación a la mujer", "hablar con una feminista" (13,9%) o "necesitar que tu pareja trabaje fuera de casa para mantener a la familia" (9,5%).



Coral Herrera Gómez


Artículos relacionados: 

Coral Herrera Gómez Blog

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
Para saber más pincha en la imagen

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor

Regalate un curso en el Laboratorio del Amor
¡Vente con nosotras!

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier contribución a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.