3 de octubre de 2017

¿Por qué no he dejado ya esta relación que no me hace feliz?

Este es un ejercicio de escritura colectiva, mujeres de diferentes países contestaron a este hilo en mis dos perfiles de facebook para aportar en la reflexión sobre por qué nos quedamos en relaciones en las que no nos sentimos correspondidas, no nos sentimos cuidadas, no nos sentimos compañeras. ¿Por qué seguimos creyendo que algo puede cambiar, por qué nos conformamos con migajas, por qué sufrimos tanto por amor?

En Facebook pueden ver todas las respuestas, aquí he seleccionado algunas: 


Anabel: "Yo creo que nos creemos el mito de "ya cambiará" o peor aún "ya lo cambiaré YO"


Cristina: "Marcela Lagarde decía que las mujeres aguantamos mucho mejor el desamor que falta de alguien a quien amar. Soportamos mejor estar con alguien que no nos ame pero al que puedes amar que no tener a nadie. Hay que reflexionar sobre esto".


María: "Es el terrible amor romántico que hace creer que el si me puede querer más, que es posible "salvarlo" de su incapacidad para amar y disfrutar, que le quiero tanto que puedo transformarlo, y la dificultad para reconocer que sola estoy mejor" 


Pilar: "El bombardeo machista que recibimos desde chicas, tanto en la familia como en las películas, libros,etc: el amor es sufrimiento, debemos cuidar de los otros y ayudar de los otros, que ya van a cambiar, debemos sacrificarnos por el bien social, no podemos sobrevivir sin un hombre que nos "proteja", no valemos sin un hombre socialmente, etc. Estamos más pendiente de tener a pareja o a mantener la pareja o vínculo afectivo a cualquier precio que de desarrollar todo nuestro potencial, todos nuestros sueños. No nos enseñan a decir NO, a que en las relaciones tiene que haber reciprocidad, respeto, cariño, y que está bien no aceptar menos, a que no somos egoístas ni menos mujer por eso. Hay que empezar a ejercer una libertad individual plena con vínculos correspondidos y no tener esa "necesidad" de compañía que nos hace estar con alguien a cualquier precio".

Alejandra: "La intoxicante idea del amor romántico, esa que te enseñan desde chiquita. Estuve dentro de una montaña rusa de emociones por años, todo era tan adictivo. Eso aderezado con la falta de amor propio, la nula capacidad de poner límites y la tendencia a imaginarme hombres como príncipes de cuento. 

El feminismo fue mi salvación".

Adriana: "Me parece que como mujeres nos han enseñado, y hemos aprendido, a amar sin importar que nos amen. Sentimos que es nuestro deber, pocas veces nos importa la reciprocidad convirtiéndonos en "mártires del amor" así como en las novelas y películas que consumimos. Además de que suele existir cierta dependencia a la pareja ya sea económica o emocional. Necesitamos construirnos una bonita soledad".

Sabrina: "El tema de la dependencia emocional es una de las grandes epidemias que sufrimos las mujeres. Como ha dicho una compañera, es como una adicción. Estaría bien crear una Unidad de Conductas Adictivas Emocionales para tratarlas 😉"


Ana Lucía: "A menudo, porque la vida cotidiana se siente monótona, la máxima aventura consiste en inventarse un melodrama. Hasta que uno descubre lo bien que es... estar bien".

Alm: "Por jugar al poder y al deseo . Y GANAR"

Ali N. Kioux: "en la mala relación me quedé porque esperaba que mejorara, que él al conocerme mejor se "diera cuenta" de "cuánto valgo" o "de el amor tan grande que le tenía" o que "nadie lo iba a querer como yo" -y sí,cuando lo escribes suena taaaan idiota".

Vero: "En mi caso es un miedo irracional, no lo comprendo, se estar sola, hago muchas cosas un me gustan. Y no logró explicar ese miedo-angustia que me origina pensar en la separación".

Paqui: "Yo creo que permanecemos en ese tipo de relaciones principalmente, fue mi caso y ahora lo veo, por falta de amor a nosotras mismas, miedo a la soledad, por nuestras creencias de que para ser "felices" tenemos q estar con esa persona o en pareja sí o sí, lo de felices lo pongo entre comillas porque es lo que creemos, yo soy mucho más feliz y sobre todo estoy mucho más tranquila desde que tomé las riendas de mi vida y desde que me conozco más a mi misma y sé que no es imprescindible nadie para vivir nada más que tú misma, y amarte, amarte mucho y después vendrá lo que tenga que venir, no esperar que por tener una relación nos vayan a salvar de todas nuestras carencias y miserias, esas las tenemos que sanar nosotras mismas!! Feliz presente!! 😘 😘 💜🙏

Adaliz: "La tonta idea de que el "amor" lo puede cambiar, y de que cuando vea todo lo que sacrifico me amará de igual manera, como tanto lo he esperado 🙄 viví 5 años así. Queriendo llenar todas sus expectativas, siendo humillada, muy lejos de quien era yo realmente, y sabía que no podía seguir así pero no tenía el valor de irme, era una dependencia emocional más que otra cosa. Los planes, si bien por momento los amaba, en algunos breves lapsos de lucidez me decía a mi misma que no podía soportar eso más, que yo no nací solo para ser una novia o esposa sumisa. Yo siempre fui una persona muy alegre, sin embargo, en aquellos días andaba triste o de mal humor casi siempre, no tenía el control de mis emociones ni mis decisiones, todo se lo relegué a él".

Alejandra J: "Después de años de sufrimiento, de terapia, de fortalecer mi autoestima puedo irme de relaciones que me hieren o donde no me siento amada y correspondida y mantengo la idea de que las mujeres que tienen pareja la tienen porque aguantan un sin número de violencias, de desamor. A la fecha cuando me voy de relaciones así, sigo lamentándome haberme ido "no haber aguantado", "no haber sido perfecta", "no haber estado incondicionalmente", aún me llego a sentir sola, desamparada, sin protección y apoyo a pesar de que he salido adelante sin figuras masculinas en mi vida, sigo arrastrando el pesar, la culpa, el vacío de no "haber logrado" retener a un hombre y que quiera casarse conmigo".


Yael: "Cada día me doy más cuenta de que no va a parar la violencia de género si no se reeduca al género masculino. Nosotras nos empoderamos y nos concientizamos, luchamos por nuestras vidas y nuestros derechos. Pero la mitad de la población son hombres y es con ellos con quiénes tenemos que relacionarnos desde el amor y a la vez lamentablemente de quiénes tenemos que defendernos. Entonces creo que hay que multiplicar los espacios de pedagogía antipatriarcal para los hombres. Porque sólo si ellos trabajan su masculinidad separandola de la violencia y la opresión, podremos ser libres y también amarnos".

Llano: "Entiendo que cuando se quiere cambiar a una persona es mal asunto, mejor cambiemos nosotros mismos. No hay que cambiar cómo somos, sino empezar a contemplar las cosas del otro de forma diferente, aceptándolo si se puede y si no, pues con valentía acabar esa relación. Quienes somos para pretender cambiar a los demás? Recordemos que acoplarnos a un proyecto de vida con alguien no significa que cambiemos para dejar de ser quienes somos"

Diana: "Eso me pregunté yo muchas veces y cuando tuve clara la respuesta me dediqué a trabajar esa respuesta y luego me separé. Tardé 4 años pero lo hice y hoy estoy muy orgullosa de mi. No abandoné antes por sentir q yo no era capaz de hacerme la vida sola. Era un miedo irracional inculcado culturalmente. Mi hija me dijo un día: si eres tú quien está sosteniendo esta familia incluido él!! Pensé largo y tendido y me di cuenta q era cierto. Me fui desprendiendo de mi dependencia. Dejé de retocar la realidad y afrontar la verdad. Yo era un buen instrumento para su bienestar pero no me quería y si alguna vez lo hizo me quiso mal. Luché por la relación incluso dejando de ser yo quien era pero nada sirvió. 

Hoy, soy muy feliz conmigo misma. He tenido varias relaciones fallidas porque en ellas fui rechazando lo q se repetía de nuevo. Yo escogía ese tipo d relaciones. Me " encerré un año" para depurar aquello q me llevaba a escoger tan mal y lo conseguí. Hoy estoy empezando una relación con un hombre q se relaciona de otra manera y es maravillosa la sensación q me da esta relación. Yo soy libre en ella y por primera vez siento q me quieren bien, q me quiere a mi y no lo q pudiera yo representar. Pensé que nunca pasaría y eso me entristecía mucho pero lo asumía. No renunciaré nunca a mi libertad, a la libertad de ser quien soy nunca más. Un beso a todas"

Ligia: "Yo en lo que creo es que si somos adultas y nos damos cuenta de lo mal que andamos con respecto al tema del amor, el primer paso es reconocer esas limitaciones y empezar a ver de lo vivido qué es rescatable para seguir apoyándome en eso positivo y todo lo que vea que no ayuda, tener la fuerza para empezar a trabajarlo ello tiene implicaciones y este espacio de compartir desde la apertura de reconstruirnos es muy importante".

Elsita: "El mandato social indicó durante años que "el amor duele", sí vimos miles de novelas donde la protagonista sufría y sufría hasta que en el último capítulo se casaba vestida de blanco con su gran amor! Triunfante... Esas porquerías han ido penetrando en nuestras cabezas desde pequeñas, quién no escuchó alguna vez a una madre pedirle a la hija que tenga "paciencia" que se comporte como "debe comportarse una señorita"... Esperar como la Cenicienta la llegada del Príncipe y si se trata de un bravucon convertirse en la Bella que calma a la Bestia... Necesitamos entre todas deconstruir esos relatos que nos tildan de "media persona" si no hemos encontrado aquella persona que nos complete.. Es larguísimo el debate y muy enriquecedor! "Derribemos la prisión que han creado para nuestras mentes" Abrazos desde Neuquén- Argentina"



Sandra: "En mi caso, y después de 12 años de haber dejado esa relación, he reconocido que había muchos miedos, y no precisamente a estar sola. Miedo a las reacciones pasivo-agresivas o abiertamente agresivas cuando les dices que esto no puede seguir así, miedo al chantaje emocional que viene cuando dices que quieres dejarlo, miedo a que me atrape de nuevo con la enésima luna de miel tras hablar sobre separarnos. Miedo a no poder pagar sola la hipoteca, a que tratar de separarte te tenga 10 años más atada con el piso que no quiere vender (como efectivamente fué en mi caso). Miedo a que lxs demás te bajen del pedestal de mujer inteligente e independiente por tener todos estos miedos y lo etiqueten como un FRACASO, del que "hay que REHACERSE", en lugar de una liberación de la soga que te asfixia... Visto así, mujeres, separarse de las relaciones que no te aman, que no te desean todo lo mejor y no te animan a recorrer tus propios caminos, son todo ventajas".

Lluvia: "Yo creo que una de las principales razones es que pensamos que la situación puede cambiar, que con el tiempo el cariño será mutuo, que esa persona se implicará tanto como lo hacemos y tendrá con el tiempo cada vez más interés, hasta que llegue el día en que ambos seáis un equipo. Por el momento sigues escuchando que le agobias por querer verle cuando llega el fin de semana (algún día), que no le presiones si le has visto el anterior, pero eso tal vez algún día deje de ser así (piensas). Creo que es la esperanza lo que nos mueve a seguir aguantando".

Coral: "Nos quedamos porque vivimos en un mundo hecho por y para las parejas en el que estar soltera es sinónimo de ser una fracasada. Las rupturas se viven como un fracaso: no has tenido paciencia, no has sabido cambiarle, no has aguantado nada, no has podido retenerle a tu lado... La presión social es muy fuerte, especialmente cuando somos nosotras las que ponemos fin a una relación. Somos siempre las malas, especialmente si nuestra pareja es una buena persona que no nos pega ni nos viola: todo el mundo pregunta por qué dejaste de quererle, como si el único motivo para dejar de querer a alguien fuese la violencia.  
Creo que además muchas de nosotras esperamos el milagro romántico con el que lloramos de emoción en las películas. Esperamos a que suceda algo mágico que le cambie a él y le convierta en un príncipe azul, esperamos que en algún momento él se de cuenta de lo mucho que valemos y lo mucho que merecemos ser amadas. Esperamos, esperamos, y se nos va la vida esperando a que suceda el milagro. Las mujeres de los cuentos poseen toneladas de paciencia: la principal virtud de una princesa es capacidad para quedarse quieta y esperar, como la Bella Durmiente que esperó cien años a que la salvase un príncipe azul. 
Nos quedamos en las relaciones que no somos felices porque nos auto-engañamos y nos auto-boicoteamos: creemos que no nos merecemos nada mejor, que nadie nos va a amar, que es mejor que te traten mal a que no te traten. 
Nos creemos también un poco salvadoras: "Yo le enseñaré a amar, le haré creer en el amor, ablandaré su corazón, le haré madurar, le curaré todas sus heridas, le enseñaré el camino hacia la felicidad". Ahí es donde nosotras nos sentimos importantes, queremos ser imprescindibles, y queremos creer que algún día nos recompensarán por nuestra entrega y nuestra sumisión. 
Luego además está la falta de autoestima y el exceso de Ego: necesitamos que alguien nos ame, nos quiera, y nos desee, y si no lo logramos, mendigamos las migajas del amor o exigimos reciprocidad con lluvias de reproches cargados de amargura y resentimiento porque no nos aman como quisiéramos. Cuanto más amor necesitamos, más vulnerables y dependientes somos. Por eso es tan importante amar sin necesidad, amar desde la libertad, y cortar las relaciones cuando no funcionan. Lo que nos hace daño es seguir en ellas durante meses y años".  

Aquí los dos hilos en mis dos perfiles:







Podéis seguir aportando con vuestras experiencias, opiniones, reflexiones en el hilo de mi perfil de facebook

¡muchísimas gracias a todas por vuestra generosidad y vuestros aportes! Seguimos desmontando, despatriarcalizando, desmitificando, y trabajandonos el amor, 



Coral Herrera


Publicar un comentario

Quiero colaborar


¿Quieres colaborar con mi blog? Ahora puedes hacerte mecenas de mi blog con una aportación ecónomica, grande o pequeña, cualquier aportación a este proyecto es bienvenida.



PayPal. La forma rápida y segura de pagar en Internet.

Si te gustan mis artículos y quieres compartirlos en tu web o blog, puedes escribirme al mail: coralherreragom@gmail.com

Únete al Laboratorio del Amor

Únete al Laboratorio del Amor
http://otrasformasdequererse.com/